Restaurantes: Loving Hut en Marbella

ACTUALIZACIÓN: RESTAURANTE CERRADO.

El 27 de julio pasado tocaba Jamie Cullum en Marbella. Y me gasté medio sueldo en ir a verlo. Me gusta mucho este señor. No sabría decir por qué, pero me gusta mucho su voz, me gusta mucho su cara, me gusta mucho ese gamberreo que derrocha encima de un escenario, su elegancia y cómo toca instrumentos que no estaban pensados para ciertos sonidos.

Ah. Pero este es un blog de comida.

En Marbella quedé con Claudia (y Daniela) en Loving Hut. ¿Ventaja? Café con leche de avena, qué maravilla. Ventajas, en realidad, este sitio las tiene todas, pero lo del café me emocionó porque la leche vegetal se asocia a leche de soja. Y un café con leche de soja es lo más asqueroso que he probado jamás. Lo mejor del café, la compañía. Yo soy de relaciones individuales y, como lo de la charla individual no se dio, tengo excusa para volver a Marbella y caminar por el paseo marítimo viendo tiendas para guiris y restaurantes con carteles horteroides.

Pero ahora, la comida. Las fotos están hechas con el móvil, porque no me llevé la cámara.

Para beber yo pedí un «Potenciador de la salud», que no es más que un zumo con naranja, manzana, zanahoria y jengibre. Está inmensamente rico.

Batido de manzana zanahoria y jengibre en Loving Hut

Para compartir, pedimos un Hummus del día. Yo, si voy a un vegetariano en el que hay hummus, tengo que comer hummus. Creo que tengo una adicción o algo:

Hummus del día en Loving Hut

Sira pidió un curry de lentejas, que yo también probé. Lo tengo que hacer, me pareció una cosa exquisita.

Cuscús de verduras en Loving Hut

Yo tomé unos fettucini carbonara. Realmente, la receta de los carbonara, como los hacía Angela, italiana, amiga de mi familia, consiste en mantequilla, leche, huevos, panceta y queso. Estos carbonara tenían seitán y distintos tipos de setas con nata vegetal. Cremosísimos. Maravillosos. No dejé una miga.

Tarta de zanahoria vegana en Loving Hut

No es un restaurante de mesa y mantel. Es más bien, por su concepción, un restaurante de comida rápida (aunque no hay que comer rápidamente e irse). Cuando llegamos, había bastantes clientes. Supongo que el veganismo está más extendido en otras partes del mundo (occidental, en este caso) y, como Marbella es una ciudad turística, funciona un restaurante vegano.

Y, por supuesto, tampoco dejamos una miga de la tarta de zanahorias:

Tarta de zanahorias en Loving Hut III

Tarta de zanahorias en Loving Hut V

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

9 thoughts on “Restaurantes: Loving Hut en Marbella

  1. Hola, Olga
    Tiene todo una estupendísima pinta. Pero… y de precio?
    Este finde tengo que ir por esa zona y me lo estoy pensando…
    Un besazo

    1. De precio está muy bien, la verdad. A ver, los zumos encarecen porque cada uno era 4 euros y medio. Y el postre también sabes que suelen ser caros (pero este no me lo pareció, eran 3,5 euros). En la página web que enlazo, la del restaurante, tienen los precios. Yo iría sin dudar. A mí me gustó mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *