Gazpacho de uva, pepino y avellana

Gazpacho de uva, pepino y avellana
Gazpacho de uva, pepino y avellana

WordPress está probando un nuevo editor de texto, que se llama Gutenberg, pero que no tiene listas con viñetas, listas numeradas, justificación del texto (ni con atajo de teclado), colores en las letras ni casi lo mínimo que se despacha, pero que es muy bonito. Muy bonito, muy poco funcional. Vamos, que no sé cómo demonios va a quedar el blog a partir de que lo implanten definitivamente, ni si pondrán más opciones ni nada. Mientras tanto, después de haberlo probado, me quedo con el clásico, porque el otro no tiene nada… o has de saber código HTML. Que yo sé lo básico, pero no tanto. En fin. Sigo actualizando el blog con las sopas frías porque tengo tantas recetas pendientes que lo mismo las pongo en invierno cuando ya no apetezcan. Una es así: cocina una vez al mes, se plantea siempre ir haciendo una receta nueva a la semana y luego no lo cumple porque surgen planes, vienen amigos, hay libros por leer y siestas que dormir y lavadoras y areneros y gatos jugando y cafés y… Y planes. Y trabajo, también. Por cierto, esto es muy apropiado para llevárselo al trabajo en un bote hermético y así tenemos ración de proteínas, grasas saludables y fruta y verdura crudas en el mismo tarro. Luego alguna cosa más, un plato de pasta con más verduras o unas hamburguesas con ensalada y listo. La OMS recomienda que hay que comer mínimo 400 gramos de verduras y fruta al día. Yo siempre he pensado que no llegaba a los requerimientos… hasta que me dio por pesar la fruta que me como a media mañana y siempre es casi medio kilo. Y eso es una maravilla, porque yo he empezado a comer fruta a la vejez.

La receta es del muy maravilloso Mark Bittman.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 2 pepinos medianos (unos 400 gramos en total)
  • 500 gramos de uvas verdes bien lavadas
  • Una rebanada de pan gordita (unos 40 gramos)
  • 45 gramos (1/3 taza) de avellanas peladas, sin la cáscara: la piel de dentro da igual, yo se la dejo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez (si lo vais a congelar, no le pongáis: se lo añadís cuando vayáis a servirlo)
  • 1 chalota pequeña (o cebolla, una puntita)
  • 240 gramos (1 taza) de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • pimienta negra
Gazpacho de pepino, uva y avellana
Gazpacho de pepino, uva y avellana

Preparación:

Esto es tan sencillo como poner todos los ingredientes en una batidora potente y batir hasta que tengas una crema espesa y sin tropezones. Si la batidora no es muy potente, bate lo que buenamente puedas y lo pasas por un pasapurés: otro remedio no hay. Yo, en la MyCook, lo pongo 6 minutos a velocidad progresiva 7-10 sin temperatura. Y queda riquísimo. Deja enfriar en la nevera antes de servir.

Kale con pasas

Berza, acelga y hojas de daikon con pasas
Kale, acelga y hojas de daikon con pasas

Ya hice una entrada de la kale, donde expliqué cómo se cortaba y cómo se almacenaba. En teoría, este blog debería haber estado lleno, desde noviembre, de recetas veganas festivas navideñas, pero yo soy un desastre organizativo que al final no sabe qué hacer para cocinar hasta cuatro días antes, que elige recetas y recetas de patés y demás. Lo que sí tengo claro es que, desde hace años (desde que me hice vegetariana), las verduras no faltan en la mesa navideña ni después. Entre otras cosas, porque después a veces siguen las comidas navideñas: yo tengo el fin de semana que viene una. Sí: juntarme con gente que vive en distintas ciudades cuando todos tenemos mil compromisos es bastante complicado. Y, como las verduras no pueden faltar nunca, y a mí me encanta comerlas solas, esta receta es maravillosa. Es del The Vegetable Butcher.

Ingredientes:

  • Unos 300 gramos de kale (yo puse kale, acelgas y hojas de daikon: sí, se comen), ligeramente húmedas, después de lavarlas bien.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas soperas bien colmadas de pasas
  • 2 cucharaditas de vinagre de Jerez
  • sal
  • pimienta negra recién molida
Berza, hojas de daikon y acelgas con pasas
Kale, hojas de daikon y acelgas con pasas

Preparación:

Calienta en una olla grande el aceite de oliva, a fuego medio. Añade los dientes de ajo picados y remueve 30 segundos. Luego, agrega las hojas de berza (o de cualquier hoja verde que tengas) junto al agua y las pasas y sube el fuego a medio-alto. Añade sal y pimienta. Cocina, removiendo de vez en cuando (puedes usar unas pinzas de barbacoa) durante 3 o 4 minutos.

Añade el vinagre y remueve hasta que se evapore: tarda uno o dos minutos, no mucho. Ya lo puedes servir. Si quieres, le puedes añadir piñones tostados o nueces.

Salsa japonesa de cebolleta

Esto sabe a comida japonesa y ya está. Y ¿con qué se usa? Yo lo he comido con fideos soba, con tostadas de pan y con el arroz. En realidad, me hago un lío con la cebolleta, las escalonias, las chalotas y las cebollas dulces porque yo solo he visto cebollas y cebolletas en mi frutería y nada más. Si acaso, de vez en cuando, cebolla roja. Así que, aunque la receta original pide escalonias muy, muy picadas, yo las piqué normal y puse cebolletas. La receta está tomada de un libro que se llama Vegetarian Entrées That Won’t Leave You Hungry. Si se pica mucho mucho, se puede poner encima de verduras asadas también, como una salsita.

Ingredientes para 4 raciones:

  • Un manojo de cebolletas, partes verde y blanca, bien picadas
  • 2 cucharadas generosas de jengibre fresco picado
  • 1 diente de ajo pequeño picado
  • 3 cucharadas de aceite de pepitas de uva o cacahuete
  • 1 cucharadita de salsa de soja (o tamari, para hacerla sin gluten)
  • 3/4 cucharadita de vinagre de Jerez
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo tostado

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes, remueve bien y deja reposar una hora antes de servir.

Se conserva una semana en el frigorífico en un tarro bien cerrado.

Más fácil imposible. Que en verano no apetece mucho encender fogones…