Espárragos con mantequilla

He comprado nuevos platos para el blog, que se ha estado actualizando con menos asiduidad porque tenía un examen muy importante del que no voy a hablar: bastante tiempo de mi vida se ha llevado ya. De lo que sí voy a hablar es de Terracota Mérida, artesanía en cerámica donde compré los platos que estáis viendo en las últimas entradas. Y este, tan bonito. Los adoro: trabajan maravillosamente bien y, además, hacen auténticas obras de arte que han expuesto hasta Florencia. Y son baratos: menos de cinco euros cada uno. Cómo resaltan los espárragos aquí…

Espárragos con mantequilla
Espárragos con mantequilla

Esta receta es más fácil que cualquier cosa. Se trata de freír espárragos en mantequilla y ya está. Pero está muy rica y yo la sirvo con soja texturizada y arroz y ya tengo un plato completo.

Ingredientes:

  • Un manojo grande de espárragos verdes, lavados, secados encima de un paño y sin el tallo del final
  • Una o dos cucharadas de mantequilla
  • Sal al gusto

Preparación:

Pica los espárragos y deja las puntas enteras. Ahora, calienta la mantequilla en una sartén a fuego medio, añade los espárragos, un y déjalos, removiendo, de 2 a 4 minutos: depende de lo duritos que te gusten.

Si quieres hacerlos enteros, calienta la mantequilla en la sartén y ponlos 2 minutos. Luego, dales la vuelta, tapa la sartén y tenlos un par de minutos más.

Más fácil imposible.

Ragú de verduras con jackfruit

Llevo viendo en mis libros americanos la palabra “jackfruit” no sé cuánto tiempo. Es una fruta, se parece al mango y la compré en lata en Vegan Place, después de que Gema me regalara una. Tiene dos particularidades: está muy rica y se desmenuza, así que parece atún o carne mechada y se usa así. Como el atún o la carne mechada. Tiene otra más: viene de donde Cristo perdió el mechero, así que dudo mucho que la vuelva a comprar. Creo que se puede hacer lo mismo con seitán casero a tiras.

Ragú de jackfruit
Ragú de jackfruit

Esta receta es de Instant Pot también, pero se puede hacer sin ella, con una olla rápida normal, o sin olla rápida, pero entonces se tratará de freír todos los ingredientes y dejar que la salsa se reduzca: en vez de 10 minutos, tardará unos 40.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 1 o 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (nunca lo aclaro, pero siempre uso virgen extra)
  • 1 cebolla pequeña muy picada
  • 4 dientes de ajo muy picados
  • 2 zanahorias peladas y muy picadas
  • 1 tallo de apio, sin los hilos, bien limpio y muy picado
  • 1 lata de jackfruit en salmuera (no en sirope) de unos 500 gramos. Puedes echar seitán, boniato en tiras o calabaza cacahuete, todas esas cosas, siempre en tiras, si no encuentras jackfruit o no lo quieres comprar porque viene de quinta leche
  • Un bote grande (unos 600 gramos, creo que pesan) de tomate triturado, comprado o hecho en casa (batiendo tomates en una batidora, fíjate qué fácil)
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena (no reducción, que es azúcar: el vinagre de toda la vida, pero de Módena)
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 hoja de laurel
  • 1/4 cucharadita de romero seco
  • Unos toques de pimienta negra
Ragú de jackfruit
Ragú de jackfruit

Preparación:

Si tienes una olla rápida eléctrica, usa la función SALTEAR a media potencia (modo Normal) y calienta el aceite. Saltea la cebolla 5 minutos, hasta que esté traslúcida. Si no tienes olla rápida eléctrica, puedes usar la olla rápida normal y saltear la cebolla u otro tipo de olla. Añade el ajo, las zanahorias y el apio y saltea 4 minutos más, removiendo de vez en cuando.

Escurre la lata de jackfruit en un colador y luego desmenuza la fruta. Quedan unos tallitos, que puedes cortar con el tenedor. Si usas seitán, calabaza o boniato, pícalos en tiras finas también. Ponlo en la olla con el tomate triturado, el vinagre, el orégano, el laurel, la sal, el romero y unos toques de pimienta. Tapa y ten cuidado de mirar que la válvula esté en la posición correcta (SEALING). Ponla en modo Manual y selecciona 10 minutos. Si tienes olla rápida normal, coloca la tapa, ponla a alta presión y pon un temporizador 10 minutos desde que comience a salir el vapor y bajes el fuego. En ambos casos, deja que el vapor salga de forma natural. Prueba, rectifica de sal y ya puedes servirlo con pasta o guardarlo en tuppers.

Si no tienes ollas rápidas, el proceso es el mismo: se saltean las verduras, se añade el resto de los ingredientes, se lleva a ebullición, se baja el fuego y se sofríe a fuego lento unos 40 minutos, con la tapa puesta los primeros 10 minutos porque el tomate salta y te ensucia toda la cocina. Luego ya la puedes quitar para que se reduzca un poco la salsa.

Repollo rizado salteado

Esto es un repollo rizado:

Repollo rizado
Repollo rizado

Que, miren: que si berza, que si kale, que si col rizada… Total, que cuando Javier, de las Huertas del Abrilongo, me mandó el mes pasado (sí, ¿os he dicho que cocino una vez al mes y voy actualizando las entradas como puedo?) la lista de las verduras de temporada y vi que tenía repollo rizado, yo lo pedí y me dije (y le dije): a ver qué es esto. Pues es lo que yo llamo col rizada de toda la vida. Que, encima, no es col rizada, porque la col rizada es la kale o berza y tiene las hojas largas. El repollo no: el repollo es redondo. Menudo lío con la nomenclatura, oigan.

Para cortarlo, se pone encima de una tabla de madera, se corta por la mitad, se le quita el tallo y luego se puede ya cortar a tiras finas. Obviamente, hay que lavarlo. La receta viene en un libro maravilloso, que es un recorrido por todas las festividades que os podáis imaginar, y que ha escrito Isa Chandra Moskowitz. Se llama The Superfun Times Vegan Holiday Cookbook.

Desde hace un tiempo, hago verduras solas y las como así. O salteados con salsa de soja con un montón de verduras, o salteados de una o dos verduras solas, como este, o coliflor al horno. Lo congelo y así me aseguro que siempre voy a tener verdura para comer o para cenar.

Repollo rizado salteado
Repollo rizado salteado

Ingredientes para 2 raciones:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla mediana, pelada y cortada en medias lunas finas
  • 3/4 cucharadita de sal, más una pizca
  • 1 repollo rizado, limpio y cortado a tiras
  • 2 cucharadas de ajo picado (5 o 6 ajos)
  • Pimienta negra recién molida
Repollo rizado salteado
Repollo rizado salteado

Preparación:

Calienta el aceite en una sartén grande, preferiblemente de hierro, a fuego medio. Saltea la cebolla con una pizca de sal hasta que esté dorada, de 5 a 7 minutos. Agrega el ajo picado y saltea hasta que desprenda aroma, unos 30 segundos.

Añade el repollo en tiras (si tienes un centrifugador de verduras, úsalo: yo no tengo y es algo que me tengo que comprar ipso facto), la restante 3/4 cucharadita de sal y unos toques de pimienta negra. Ahora, tienes que freír hasta que el repollo se rinda y pierda el agua: esto te llevará unos 7-10 minutos. Para removerlo, porque se saldrá de la sartén, puedes usar unas pinzas de barbacoa, que para esto y para darle vueltas a una ensalada, son lo mejor del mundo.

Ya está listo.