Tofu otomano

El Imperio Otomano, situado por allá por Turquía, acabó con el bizantino (con lo que quedaba de él). Fue el del sitio a Constantinopla y andaba conquistando tantos territorios que Europa Occidental, siempre pendiente de los infieles, organizó Cruzadas para atacarle. Su máximo esplendor ocurrió en los siglos XVI y XVII pero duró seis centurias y no fue hasta el XIX cuando muchos de sus territorios comenzaron a independizarse.

Y su gastronomía cogía platos de la persa, la india y la árabe, con un enorme predominio de las verduras y sirvió para que otros territorios adoptaran algunos de sus productos y alimentos. Las especias tenían que pasar por el Imperio Otomano sí o sí. Y así, tenemos una mezcla de especias, llamadas «especias otomanas», de las que no puedo encontrar qué demonios llevan, pero yo las compré en Granada, porque, cada vez que voy a Granada, me aprovisiono de especias. Adoro las especias.

Ingredientes para 400 gramos de tofu:

  • 400 gramos de tofu extrafirme escurrido y prensado
  • 2 cucharaditas de especias otomanas
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo

Mezcla los ingredientes de la marinada (es decir, todo menos el tofu) en un bol pequeño y remueve bien. En una fuente de horno (no una bandeja plana, ojo: una fuente, con sus bordes y todo) se coloca la marinada (que es el contenido del bol) y se pone el tofu. Ahora, enciende el horno a 210ºC. Deja que el tofu se macere unos 20 minutos y dale la vuelta de vez en cuando, para que se empape bien.

Mételo al horno 20 minutos. Saca la fuente con la ayuda de unas manoplas para no quemarte. Dale la vuelta a los filetes de tofu y déjalos de 20 a 24 minutos más. Luego ya lo puedes usar.

Yo me lo como solo, la verdad, pero lo puedes poner en una ensalada, en un bol con cereales (arroz, pasta, espelta, quinoa, mijo) y verduras, en sopas y en lo que te apetezca.

Tofu Yakitori

Salsa Yakitori

El yakitori o 焼き鳥 es «pájaro asado a la parrilla». Yo dejo que los pájaros vuelen en libertad y aso tofu en el horno, porque, en mi casa, cuando se enciende el horno, se aprovecha que ya está encendido para meter de todo. A mí me encantaría introducir también un pan, pero ya me dará tiempo estas vacaciones, espero. Luego me pondré a hacer otras cosas y no haré pan. O sí, que en Semilla y Grano venden harinas buenas y yo muero por un buen pan de centeno para desayunar.

Hace mucho tiempo compré salsas industriales para un por si acaso. Luego resulta que no las uso y se me acaban caducando, porque las salsas prefiero hacerlas yo, que sé lo que llevan y no les pongo azúcar, sino dátiles batidos. Pero, ya que tenía tofu en la nevera y salsa Yakitori de Tiger Khan (estoy buscando los ingredientes, pero no los encuentro: de todos modos, la compré porque era vegana), pues los uní y los metí en el horno. Los yakitori se hacen con salsa teriyaki, que tenéis en ese enlace.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 400 gramos de tofu firme, prensado. 
  • 150 ml de salsa yakitori.

Preparación:

Cortamos el tofu en triángulos. Colocamos una bandeja de horno con la mitad de la salsa yakitori. Ponemos los triángulos de tofu y lo cubrimos con el resto de la salsa. Dejamos macerar unos 20 minutos, dándoles la vuelta una vez. Mientras tanto, precalentamos el horno a 220º C.

Metemos la bandeja en el horno 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, sacamos la bandeja (usad guantes: nunca está de más decirlo, que se nos olvida que el horno quema), le damos la vuelta al tofu con cuidado y lo metemos 20 minutos más. 

¿Con qué servimos este tofu? A ver, yo soy muy simple. Adoro las fotos de Instagram con un montón de comida, pero yo tengo una pauta dietética e intento primar las proteínas (esto significa que, si me puedo saltar los hidratos, me los salto -sí, las legumbres tienen muchos hidratos, ya lo sé: me refiero a no comer las cosas por sistema con pan, arroz o pasta-), pero lo podéis servir con arroz integral largo o con arroz basmati o con arroz de sushi. Y no olvidéis las verduras. Yo lo que hago es cenármelo con un gazpacho o una ensalada y listo.

 

Tofu tandoori

Tofu tandoori con arroz integral
Tofu tandoori con arroz integral

Desde que se fueron los chavales, he ganado en silencio, pero mi casa está muy vacía. El primer fin de semana tras el Festival de Mérida pretendía descansar. Mucho. Todo el rato. Es decir, no hacer nada. Al final, para no comer ragú todos los días, eché tofu natural (este sí hay que prensarlo, pero para eso tengo TofuXPress) en una sartén y añadí especias. Y esto es lo que traigo. Comida rápida y versátil, que lo mismo se mezcla con más verduras al vapor, que se hace un salteado con fideos soba, que lo que se os ocurra.

Porque yo me dediqué a la vida contemplativa. Es decir, a ver el final de The Handmaid’s Tale, los seis capítulos que me faltaban de Game of Thrones y comencé con The Affair. Esta semana trabajo, pero la que viene ya estoy de vacaciones. Nunca pensé que yo diría esto, pero quiero ordenar. Sobre todo, quiero tirar. No tirar del todo, pero regalar sí. Yo, que tengo poca ropa, no tengo espacio en los armarios. En la vitrina de los platos que está en el salón tengo los juguetes de los gatos y la cámara de fotos. Y agua oxigenada y Betadine, que no me cabían en otra parte. Necesito que el espíritu de Marie Kondo me invada, aunque tenga que hablar con mis calcetines y decirles: estáis roídos, creo que es hora de que os deje marchar, gracias por haber calentado mis pies en invierno… Y, sobre todo, necesito doblar la ropa de modo que me quepa bien y no se arrugue, sobre todo cuando decidí no volver a planchar nunca más.

Parezco una mari. Pero el orden es muy importante, porque, cuando hay desorden externo, lo hay interno. En esa semana de vacaciones (luego trabajo otra más y luego me vuelvo a ir: pero esto sí que pretenden ser va-ca-cio-nes) pretendo ordenarlo todo. Empezando por la ropa y terminando por los libros (me hacen falta estanterías, por cierto). Otra cosa es lo que me dure el orden a mí…

La cocina también necesita ordenación. En la vitrina están todos los cargadores de los móviles. Ahí sí que no me caben las cosas… Menos mal que el tofu se guarda en la nevera… ya os contaré si consigo mantener los armarios con la ropa en paquetitos…

Ingredientes para 2 raciones de tofu:

  • Un bloque de tofu natural prensado, porque tiene mucho líquido. Si no sabéis prensar, en ese enlace tenéis explicaciones.
  • 3/4 cucharadita de sal y una pizca
  • 1 cebolla y media cortada en cuartos y luego en tiras finas
  • 3 dientes de ajo muy picados (le podéis echar más o menos: esto, a vuestro gusto)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • De 1 y 1/2 a 3 cucharaditas de especias tandoori (las podéis encontrar en tiendas de especias, si vivís en alguna ciudad grande. Yo las compré en Granada. Si no, siempre quedará internet)
  • 2 cucharadas de levadura nutricional

Tofu tandoori con arroz integral
Tofu tandoori con arroz integral

Preparación:

Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla con una pizca de sal y sofríe, removiendo de vez en cuando, hasta que se dore, lo que te llevará unos 10 minutos. Luego, añade el ajo y tenlo 30 segundos, hasta que desprenda aroma.

Ahora, agrega el tofu y el resto de la sal y fríelo 10 minutos, dándole unas vueltas de vez en cuando para que se dore por igual. A mí me gusta crujiente, pero el tofu natural no queda tan crujiente, aviso. Ten al lado de la sartén un vaso de agua, por si se queda seco, que puedas echar un pelín de agua. Yo lo que hago es meter los dedos en el vaso de agua y salpicar la sartén. Sí, en mi casa se cocina con las manos.

Tras este tiempo, espolvorea las especias y la levadura nutricional y ten el tofu de 5 a 10 minutos más, removiendo y añadiendo salpicaduras de agua si ves que le hace falta. No, la cebolla no se quema, si lo mantienes a fuego medio y si le das vueltas y estás pendiente. Prometido.