Filetes con salsa al vino

Cuando esto salga publicado, hará dos o tres días que tres adolescentes camparán por mi casa. Con mis gatos. Con carteles en todas las ventanas, para que no las abran. Con orden de no salir hasta las cuatro de la tarde, que yo llego, que tampoco van a querer porque hará 40 grados. Con los quebraderos de cabeza que puede suponer darles de comer durante un par de semanas a tres personas de edades comprendidas entre los 18 recién cumplidos y los 13, que son omnívoros, cuando en mi casa, animales muertos no entran, pero ellos piden hamburguesas de ternera, jamón York y atún. Así que aquí estoy, recopilando recetas que tengan texturas a las que ellos estén acostumbrados y, tratándose de eso, el producto estrella es este. Que he hecho con una receta de lo más tradicional: al vino. Para no meterle muchas especias. Mi madre, lo que usa en la cocina es ajo, perejil y vino blanco. Y pimentón. Todo lo que salga de ahí, pimienta incluida, lo rechaza porque dice que enmascara la comida. Su hija tiene más de 70 especias distintas, en tres muebles. Ver para creer.

Los filetes de no ternera parecen ternera, tienen la misma textura, pero no son ternera. Y a mí esta soja es que me encanta. Estoy un poco harta de soja con textura de esponja marina, sinceramente. Además, el guiso es parecido al que hace mi madre para los filetes de pollo (ella creo que echa media pastillita de Avecrem, pero yo cosas de estas no uso) y me gusta comer platos tradicionales de vez en cuando. 😉

Filetes de no ternera al vino blanco
Filetes de no ternera al vino blanco

Ingredientes para 3 raciones:

  • 150 gramos (1 paquete) de filetes de no ternera
  • Cebolla al gusto (yo uso mucha, aunque en la foto no lo parezca)
  • De 2 a 4 dientes de ajo muy picados, al gusto también
  • Un buen puñado de perejil
  • 50 ml de vino blanco (le podéis echar más)
  • Sal al gusto
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
Filetes de no ternera encebollados
Filetes de no ternera encebollados

Preparación:

Pon un litro de agua o litro y medio a hervir. Mientras hierve, actualiza el Facebook y echa los filetes de no ternera en un bol grande. Una vez que hierva el agua, cubre los filetes y pon un plato encima del bol. Hidrata así los filetes 10 minutos. El agua seguirá hirviendo y caliente. Yo, para escurrirlos bien, lo que hago es esperar un poco más. Mientras espero, voy picando la cebolla en cuadritos (una, dos o tres, las que queráis), pelando los ajos y colocando una sartén grande o una cacerola al fuego. A fuego medio. Se añade un chorrito de aceite, que cubra la base (unas 2 cucharadas va bien) y se pocha la cebolla, con un poco de sal, durante 10 minutos. Luego se añade el ajo picado y se da vueltas durante 30 segundos.

El agua no estará del todo fría. Se puede añadir agua fría al bol para no quemarte las manos porque ahora tienes que escurrir la soja y yo la escurro estrujándola. No quiero que me salte todo el aceite. Una vez escurrida, se echa en la cazuela y se va friendo hasta que esté doradita. Esto tarda otros 10 minutos más o menos (depende de lo “doradita” que la queráis. Eliminará agua, así que lo que hago yo es esperar a que la inmensa mayoría del agua se haya evaporado. Luego añado el vino, doy unas vueltas y espero a que se evapore, removiendo de vez en cuando. En este punto añade sal al gusto y dale más vueltas, prueba la sazón y echa más sal y pimienta negra si quieres. Espolvorea con perejil picado (sí, yo echo los tallos también, dan mucho sabor) y sirve.

Se puede comer sola o mezclada con arroz integral, por ejemplo, o bulgur.

Salsa de champiñones con bechamel de coliflor

Salsa de champiñones con bechamel de coliflor
Salsa de champiñones con bechamel de coliflor

Esta receta es para la Instant Pot, que es uno de los mejores regalos que me han hecho en la vida. Y además, si se hace en olla rápida normal, hay que hacerla por tandas, o poner a cocer la coliflor aparte, al vapor (de 7 a 15 minutos, dependiendo de lo gordas que cortéis las flores) porque la Instant Pot es alta y las otras son más anchas que altas. Es de Kathy Hester y es una salsa muy rica que se puede usar encima de puré de patatas, encima de pasta (integral mejor), con arroz, con soja texturizada en filetes o soja texturizada gruesa o sola. Sale una cantidad considerable, más de un kilo, y se puede adaptar perfectamente para hacerla sin olla rápida. Es una adaptación vegana de la salsa Stroganoff de toda la vida, que tiene infinidad de versiones acá y acullá.

Yo la hice para filetes, que ahora os pondré cómo se hacen.

Ingredientes para más o menos un kilo de salsa:

Saltear:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 160 gramos (1 taza) de cebolla muy picada. Yo uso picadora: deja más líquido, pero me da igual.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de ajo picado (yo puse 2 dientes y vamos que nos matamos).
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce o agridulce de La Vera.

Para la olla:

  • 900 gramos de champiñones, bien limpios y a rodajas
  • 120 ml (1/2 taza) de agua
  • 1 cubo de caldo vegetal (obviamente, se pueden usar 120 ml de caldo vegetal que tengas hecho)
  • 1 y 1/2 cucharaditas de eneldo seco
  • 250 gramos (2 tazas) de coliflor cortada en flores, bien limpia y envuelta en papel de aluminio

Salsa:

  • 120 ml (1/2 taza) de leche vegetal. Yo usé de soja. Ojo, sin endulzar. Mirad bien los ingredientes, porque muchas llevan fructosa.
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • sal al gusto (ten cuidado si el caldo está salado, mejor ponerla al final)
  • pimienta negra al gusto

Para los filetes:

Preparación:

Si la haces en la Instant Pot, pulsa el botón Sauté, para que la olla se vaya calentando, a temperatura normal. Agrega la cebolla y saltea hasta que esté transparente, de 3 a 5 minutos. Ten cuidado y vigila, que la Instant Pot calienta mucho y no quieres cebolla quemada. Agrega el ajo y el pimentón y saltea un par de minutos más, removiendo mucho.

Si la haces sin Instant Pot, pon una sartén con el aceite a fuego medio y saltea la cebolla de 3 a 5 minutos, hasta que esté transparente. Luego, agrega el ajo y el pimentón, remueve y saltea dos minutos más, removiendo sin parar, que tampoco queremos que el pimentón se queme.

Añade los champiñones, el agua, el cubo de caldo (o el caldo vegetal entero) y el eneldo y remueve. Llega casi hasta el final de la olla. Aplástalos un poquito para que quepa la coliflor encima. No te preocupes, porque la línea MAX de la Instant Pot llega hasta casi el borde: lo sé porque lo miré, pensaba que me iba a estallar en la cara. No estalla. De verdad. Pon la olla en modo MANUAL, asegúrate de que la válvula esté bien colocada (en SEALING y no en VENTING) y programa 10 minutos.

Luego tienes que quitar el vapor de forma rápida, poniendo la válvula en VENTING. El vapor quema mucho y en la Instant Pot sale casi hacia todos los lados, así que lo que has de hacer es usar guantes de silicona y accionar la válvula con cuidado. Y largarte.

Si no tienes Instant Pot, lo que tienes que hacer es sofreír los champiñones. Es mucha cantidad, así que usa una olla. Realmente, lo que se hace con la olla rápida es cocerlos. Puedes usar una olla rápida normal y hacerlo en tandas o puedes sofreír los champiñones en una olla con una cucharada de aceite hasta que pierdan el líquido, cosa que te llevará unos 7-8 minutos. Luego añade el caldo y el eneldo a la olla con los champiñones, porque los necesitarás después.

Saca la coliflor de la olla (o del cocedor de vapor) y ponla en el vaso de la batidora: los líquidos primero, así que echa primero la leche y luego la coliflor y la levadura nutricional. Bate hasta que sea una crema y sazona con sal y pimienta. Sí, queda espeso de morirse. Pero hay que tener en cuenta que en la olla hay caldo, porque en la olla rápida, el caldo NO se evapora. Y ese caldo se usa para la salsa. Pon la salsa de nuevo en la Instant Pot en la que están los champiñones, o en la olla en la que los tengas, y remueve. Ya está lista para servir.

Yo la usé para estos filetes.

Filetes de no-ternera
Filetes de no-ternera

Sí, parecen filetes de ternera, pero no lo son. Os juro que son estos. Son fibrosos, están exquisitos y la manera de prepararlos es muy sencilla. Se ponen en un bol, se añade bien de agua hirviendo o de caldo por encima y se hidratan durante 10 minutos.

Ahora, preparar una sartén con un chorrito de aceite. Y coge unas pinzas. Las vas a necesitar.

Escurre los filetes. No los aplastes, solo con el colador va bien.

Ahora, ponlos en la sartén con la ayuda de las pinzas. Tienen agua y el aceite salta. Sí, salta. De verdad de la buena. Usa pinzas. Y añade sal y, si quieres, pimienta, o ajo. De verdad, añade sal. No pienses que, porque la salsa lleva sal, los filetes no la necesitan. La necesitan. Te lo digo de verdad, porque yo no echo generalmente sal a las comidas que voy a mezclar y luego acabo pensando: “qué cagada”. Sálalos. No mucho y con sal yodada, ya sabes. Luego los tienes ahí hasta que se doren y ya están listos. ¿Cuánto tardan? Unos 3 minutos por cada lado. Van cambiando de color, así que lo verás enseguida.

Y ya puedes servir los filetes con esta salsa.

Yo lo que hago es congelarlo todo por separado, la verdad y así tengo varias clases de filetes y varias salsas para ir alternando para las cenas.

Hamburguesa barbacoa

Una vez que el verano ha acabado y hay nuevas responsabilidades profesionales (sigo en el mismo sitio, pero con más trabajo), a mí lo de meterme en la cocina todos los días, no se me da. Porque no me da tiempo. Si no tengo comida hecha, las cenas me las apaño malamente: es decir, una tostada con hummus y, si tengo, verduras. Y, si no tengo, pues no pasa nada. Pero, como he comenzado a hacer deporte y he cambiado hábitos y tengo dos congeladores, ahora me organizo mejor: legumbres cocidas para un apaño, verduras en sus tuppers, bolsas de verduras congeladas por si acaso… y hamburguesas. Hamburguesas barbacoa.

En España, si pensamos en pizza, pensamos en tomate y orégano. En América, deben de pensar en cantidades ingentes de carne picada y salsa barbacoa, que es a lo que sabe esta hamburguesa, a pesar de que no lleva salsa barbacoa. En realidad, se llama “pizza burger” y está sacada de The Best Veggie Burgers on the Planet de Joni Marie Newman, con alguna modificación mínima, porque la masa queda muy líquida y la hamburguesa tarda en hacerse. Para prepararla, hay que hacer una crema agria de anacardos, que te da para 24 hamburguesas, así que yo hice la mitad y la otra mitad de la crema la guardé en papel film para otra vez. Son potentes. Es decir, tienen un sabor fuerte. No son aptas para comerlas solas sin nada más, que es como yo me como las hamburguesas. O quizá soy yo, que me está cambiando el paladar y, donde antes veía un turrón de chocolate riquísimo, ahora veo cacao malo y azúcar y, donde antes echaba un pelín más de sal o dos, ahora todo lo noto salado. Dicen que a la vejez el paladar cambia. No puede ser, que acabo de cumplir 40: cerebro, cuerpo, esperaos un poco más.

Ingredientes para 6 hamburguesas:

  • 100 gramos (1 taza) de soja texturizada fina
  • 1 cucharada de pimentón dulce de La Vera. O agridulce. Si os gustan las úlceras, usad picante, pero lleva pimienta y chile en polvo, vosotros veréis.
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de semillas de anís enteras
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1/8 cucharadita de copos de chile
  • 1/8 de cucharadita de pimienta negra
  • 2 cucharadas de humo líquido
  • 2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva + 60 ml (1/4 taza) más de aceite
  • 235 ml (1 taza) de agua
  • 210 gramos de gluten (1 taza y 1/2)
  • 1 lata de 170 gramos de tomate concentrado
  • 85 gramos (1/3 taza) de crema agria de anacardos

Para la crema de anacardos:

  • 200 gramos de tofu firme, prensado y escurrido
  • 30 gramos (1/4 de taza) de anacardos crudos, hechos polvo en un molinillo
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de zumo de limón o de lima
  • 1 cucharada de shiro miso (miso blanco)
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

Yo hice primero la crema de anacardos. Pon todos los ingredientes en un robot de cocina o en una batidora potente: pon los líquidos abajo para que las cuchillas puedan moverse bien, porque la masa es densa y dura. Yo lo hice en el robot, porque lo intenté antes con una batidora normal de vaso y ni modo: el robot sí funciona, pero la batidora sufre un poco. Y no queremos que nuestros electrodomésticos sufran. Hay que batir hasta que esté muy cremosa. Luego, resérvala. Dura una semana en el frigorífico.

En un cacito, lleva el agua a ebullición. Mientras tanto, pon la soja en un bol, junto con la pimienta, el pimentón, el anís, la sal, el azúcar, los copos de chile, la albahaca seca y el ajo en polvo. Mezcla todo bien. Una vez hierva el agua, échala en el bol, da unas vueltas con una cuchara de madera, agrega 2 cucharadas de aceite de oliva y el humo líquido, remueve de nuevo, tapa el bol con un plato y deja reposar unos 10 minutos. Quita el plato y deja enfriar.

Cuando esté manejable, más bien frío, agrega el gluten, el tomate concentrado, el resto del aceite de oliva (los 60 mililitros) y la crema agria. Remueve con una cuchara de madera y luego amasa con tus manos. Deja enfriar del todo para que el gluten se desarrolle. Forma 6 hamburguesas (salen de 150 gramos cada una, bien gorditas).

Ahora puedes hacerlas de varias maneras. Yo tengo una parrilla eléctrica que tiene cuatro posiciones (la 4 es la más alta) y, después de mucho probar, descubrí que quedan perfectas teniéndolas 20 minutos al 3. En teoría, estarán listas, según Newman, con 5 minutos por cada lado a fuego medio-alto en una sartén con un pelín de aceite. A mí así me parece que el gluten queda crudo y que debe quedar más compacto. Pero esto va en gustos personales, porque a mí todo me gusta más bien duro. También se pueden hacer al horno, en una bandeja forrada con papel de hornear, durante 15 minutos a 180º C. Dales la vuelta al finalizar los 15 minutos y luego, ponlas otros 15 minutos más. Eso sí: se endurecen cuando se enfrían, porque se siguen cocinando un pelín. Yo, ya os digo, las hice a la parrilla. Pero estoy pensando que estas parrillas son muy buenas para hacer una tanda de verduras en nada de tiempo, pero no me quedo contenta con las hamburguesas, me parece que quedan siempre mejor en sartén o al horno.

Yo las aderezaría con verduras, porque ya os digo que estas hamburguesas barbacoa son fuertes de sabor. Vamos, que yo las metería en un pan con mucho tomate a rodajas y mucho verde por el medio. Y sin salsa, porque como llevan una cantidad buena de aceite, están jugosas y sueltan su grasilla.