Hamburguesas de alubias negras y avena

Angela Liddon, la cabeza pensante, fotógrafa y cocinera que está detrás de Oh She Glows, las llama «Our Perfect Veggie Burger» y, si pincháis en el enlace y veis su foto, seguro que os parece la hamburguesa perfecta. Yo la tuneé, porque no tenía pipas de girasol (bueno, sí, tenía unas pocas, rancias del todo) y porque al final descubro que, dependiendo de los ingredientes que uno sustituya, el resultado puede ser sorprendente…

Las hamburguesas vegetales se hacen rápidamente (rápidamente significa media hora o 40 minutos, no cinco: la cocina necesita su tiempo, aunque algunos no seamos muy pacientes).

Ingredientes para 6 hamburguesas bien grandes:

  • 1/2 taza de cebolla, picada
  • 1 diente de ajo grande, picado
  • 2 y 1/2 cucharadas de semillas de lino molidas en el molinillo de café
  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1 taza de avena en copos, molida en el molinillo de café para hacer harina (otras harinas funcionan bien, según Angela). Si sois celíacos, sin gluten.
  • 1 y 1/2 tazas de pan rallado sin sabores añadidos (es decir, sin hierbas, ajo…). Sin gluten si sois celíacos.
  • 1 taza de zanahoria rallada
  • 1 taza de alubias negras cocidas, enjuagadas y hechas puré groseramente o machacadas con un tenedor o con el dorso de una cuchara. No han de quedar hechas puré del todo, sino con textura
  • 1/4 taza de perejil fresco finamente picado, o cualquier otra hierba aromática que queráis
  • 1/3 de almendras crudas o tostadas, picadas
  • 1/2 taza de nueces picadas (la receta original pide la misma cantidad de pipas de girasol, crudas o tostadas
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

En un bol, mezcla las semillas de lino molida con el agua caliente y reserva.

Pon todos los ingredientes en un bol, excepto las especias y la sal y mezcla muy bien. Ahora, agrega las hierbas y la sal. Que no se te olvide echar la mezcla de lino reservada (actúa como sustituto de huevo). Yo amasé con las manos para mezclarlo todo durante unos minutos.

Forma las hamburguesas. Yo tengo un aparatito especial, así que lo que hago es cortar un trozo de papel film de cocina, colocarlo encima de mi aparatito, echar algo de masa, forrar esa masa con el papel film y apretar con una prensa para formar la hamburguesa. CreatiVegan lo explica con fotos aquí.

Para cocinarlas, puedes hacerlo de varias maneras.

Yo las congelo, las saco sin descongelar, caliento una cucharadita de aceite en una sartén (pincelo la sartén, más bien) y coloco, a fuego medio, la hamburguesa en la sartén. La tengo cinco minutos por cada lado, tapada.

Se pueden hacer al horno, a 180ºC durante 20 minutos. Dales la vuelta a mitad de cocción.

Para hacerlas a la parrilla o en una barbacoa, prehornéalas a 180ºC durante 15 minutos y luego ponlas en la parrilla hasta que estén crujientes.

Si queréis más consejos sobre cómo hacer hamburguesas vegetales, aquí hay un post explicativo.

Hamburguesas de garbanzos especiadas

¿Conocéis Oh, she glows? Detrás de esta web está Angela Liddon: no voy a explicar quién es porque lo hace ella misma aquí. Crea un sinfín de recetas apetitosas, con no menos magníficas fotografías y es uno de mis blogs de cocina de cabecera. Lo que haces siempre sale bien. Como estas hamburguesas con garbanzos. Que son es-pec-ta-cu-la-res. Quedan jugosas y riquísimas, con su justo punto de sal y todo. Estas van a ser unas hamburguesas que haré a menudo, lo sé. De hecho, dije dos tacos rotundos en cuanto me metí el primer pedazo en la boca. Y creo que en un menú vegano para carnívoros gustarían también. Me han encantado.

Ingredientes para 6 hamburguesas grandes o 7-8 más pequeñas:

  • 1 taza de garbanzos secos o 2 y 1/4 tazas de garbanzos cocidos (365 gramos una vez cocidos)
  • 1 trocito de alga kombu
  • ½ taza de arroz integral sin cocer (110 gramos) o 1 y ¼ tazas de arroz cocido
  • 3 cucharaditas de pipas de girasol crudas
  • 1 cucharadita de pipas de calabaza tostadas
  • 2 dientes de ajo grandes picados
  • ½ taza de calabacín picado (90 gramos). La receta original no lleva calabacín, lleva pimiento.
  • ¼ taza de cebolla roja picada en trocitos (30 gramos)
  • 1 zanahoria pequeña rallada
  • ¼ taza de perejil fresco picado
  • 3 cucharaditas de salsa barbacoa
  • ¼ taza de pan rallado o más si lo necesitas (30 gramos), sin gluten para celíacos
  • 2 o 3 cucharaditas de semillas de lino molidas
  • 2 cucharaditas de sal

Preparación:

Para preparar los garbanzos: Ponlos en remojo toda la noche o al menos durante ocho horas. Escurre y enjuaga los garbanzos. Ponlos en una olla mediana con tres tazas de agua. Tapa y lleva a ebullición. Cuando hierva, añade el alga kombu y 1/8 cucharadita de sal. Tapa otra vez y cuece a fuego medio-bajo durante unos 50 minutos, pero vigílalos a partir de los 35 o 40, porque hay garbanzos que cuecen más rápidamente. Desecha el kombu. Si tienes olla rápida, sigue los tiempos del fabricante. En la mía tardan 20 minutos una vez que empieza a salir el vapor.

También puedes usar garbanzos cocidos de bote. Los enjuagas y escurres bien y listo. Pero cocidos por ti están más ricos.

Otra manera de hacerlos es algo más rápida. En una olla, agrega 3 tazas de agua y 1 taza de garbanzos secos. Tapa, llévalo a hervir e inmediatamente apaga el fuego. Mantenlo tapado y deja reposar una hora. Después de ese tiempo, escurre y enjuaga los garbanzos. Agrega a la olla 3 tazas de agua y cocina normalmente.

Para cocinar el arroz: Pon el arroz en un colador y enjuágalo. Agrega ½ taza de arroz en una olla con 1 taza de agua. Llévalo a ebullición. Baja el fuego y ponlo a fuego bajo, tapa la olla y hiérvelo durante 25 o 30 minutos, pero échale un ojo y remuévelo cuando pasen 20, porque hay arroces que tardan menos que otros. Agrega un poco más de agua si ves que absorbe mucho.

Para tostar las pepitas, puedes hacerlo de dos formas.

Una, precalienta el horno a 150ºC. Tuesta las pipas de girasol y las de calabaza durante 12 minutos o hasta que tengan un color dorado y reserva.

Dos: yo tenía pipas de girasol tostadas ya y no iba a encender el horno para eso, así que puse una sartén a fuego medio, sin nada de grasa, añadí las pipas de calabaza y les di unas vueltecitas durante tres o cuatro minutos. Listo.

Para las verduras: Pica finamente el ajo, los pimientos (el calabacín, en mi caso), la cebolla y el perejil y ralla la zanahoria. El secreto de estas hamburguesas es picar finitos los vegetales. Yo lo hice a mano y muy finos no quedaron: la próxima vez, usaré el picador. A ver qué tal. Agrega la mitad de la sal y reserva.

Cuando los garbanzos estén listos, escúrrelos y enjuágalos. Ponlos en un bol y agrega el arroz cocido. Con un machacador de patata, machaca las legumbres y el cereal muy bien, pero deja algo de textura. Hay que hacer fuerza para machacar bien esto, pero merece la pena. También puedes ponerlo en un procesador de alimentos, pero queda mejor a mano. Yo lo hice a mano.

Precalienta una sartén a fuego medio alto. Con una cuchara de madera, remueve los vegetales picados en la mezcla de arroz y garbanzos. Ahora agrega las pepitas de girasol y calabaza, la salsa barbacoa, el pan rallado y el lino molido. Agrega la sal restante y remueve.

Oh She Glows las cocina así: Forma con fuerza de 6 a 8 hamburguesas. A mí me salieron seis, pero mi molde de hamburguesas es asombrosamente grande. En la sartén precalentada, echa algo de aceite en spray. Cocina las hamburguesas a fuego medio-alto de 4 a 5 minutos por cada lado. Deberían quedar doraditas y firmes cuando estén listas. También puedes hacerlas al horno, 15 minutos a 180ºC antes de pasarlas por la sartén para que queden más firmes.

Yo las cocino así: Yo congelé las hamburguesas, así que las cociné de la siguiente manera. Puse una sartén con un poco de aceite a fuego medio-alto. Pincelé el aceite por la sartén con un pincel de repostería. Puse la hamburguesa, congelada, en la sartén y la tapé. La tuve así cinco minutos. Luego le di la vuelta con un plato, porque estoy harta de que se me deshagan las hamburguesas, volví a tapar la sartén, bajé un poco el fuego y la tuve por la otra cara siete minutos. Quedan calientes, descongeladas del todo y jugosas.

Hamburguesas de garbanzos y arroz integral / Chickpea brown rice veggie burger

Hamburguesas. I love burgers. Solas, sin pan y sin nada, aunque un día seré una tía arriesgada y les pondré una rodaja de tomate por encima. Sobre todo a estas, que son jugosas (no las recalentéis mucho, que si no pierden la jugosidad). Porque las haré otra vez, pero voy a ver si puedo veganizarlas, porque la verdad es que el invento del huevo no le aporta nada, me temo. En sabor, digo. La función supongo que la hará, la de amalgamar los ingredientes. Pero, como siempre, muy amalgamados no me quedaron porque se me deshicieron todas. ¿Cuál fue el truco? Pues nada, cuando vi que se me deshacían, ya en la plancha, lo refreí todo muy bien, hice una nueva masa con aquello y cogí un aro de emplatar, puse la masa en el aro una vez cocinada, le di forma de hamburguesa y la congelé. Para comerla, la descongelé en el microondas. Creo que la próxima vez las pondré en un plato, congeladas (para que no se deshagan, que no me veo quitando papel film o de aluminio a una masa pegotosa) y las dejaré descongelar y les daré un meneo de calor en el microondas y ya está. Porque la parte del centro estaba jugosísima, pero los lados estaban más secos que el ojo la Inés, que no sé quién fue, pero debió ser tuerta. El sabor, riquísimo. De verdad.

La receta está cogida de la página de Whole Living. Las medidas son en tazas americanas. Sí, apunté las cantidades, pero tiré el papel. Soy así. Cuando las haga otra vez y las veganice, actualizaré con las medidas en su sistema métrico. Realmente, da lo mismo, porque lo que importa son las proporciones, así que podéis coger cualquier taza y ya está…

Ingredientes para 4 o 6 hamburguesas:

  • 2 tazas de garbanzos cocidos y escurridos
  • 1 taza de arroz integral cocido
  • 1 chalota, picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • sal gruesa al gusto
  • pimienta negra al gusto
  • 1 huevo grande batido, o su sustituto (1 cucharada de semillas de lino molidas con 3 cucharadas de agua)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Una vez cocidos los garbanzos y el arroz integral, machácalos con un tenedor o un machador de patatas hasta que hagas una pasta. Añade la chalota, el ajo y el perejil y sazona con sal y pimienta. Agrega el huevo y mezcla bien. Haz hamburguesas (a mí me salieron cinco bien grandes, con el aro grande de emplatar y un grosor buenecito: el típico grosor de una hamburguesa, vamos).

Calienta aceite de oliva y cocina cuatro minutos por cada lado. Sirve como desees. En la receta original, la espolvorean con mostaza en grano machacadita, agregan cebolla roja y pimiento rojo, envuelven en una hoja de lechuga y sirven. Yo las tomo solas solísimas.

Como ya he contado, una vez puestas en la sartén, aquello se deshacía que daba gusto. Supongo que hay que enfriar la masa, cosa que yo no hice (lo siento: estoy adentrándome en el mundo de las hamburguesas vegetales, no conozco los trucos). O apelmazarla aún más con algo (el huevo creo que fue el fallo, fíjate: demasiado líquido). Pero da igual. Como se me apelotonó todo, lo freí bien y luego lo congelé dándole forma. Me da lo mismo, el resultado es genial y está muy rico, así que no me importa formar las hamburguesas a priori o a posteriori. Qué se le va a hacer.