Zaatar

Siria, Jordania, Líbano, Israel, Palestina… En todos sitios se usa esta mezcla de especias, que casa muy bien con el hummus, como veremos próximamente (hummus con zaatar). Necesitáis una especia que no venden en los supermercados, pero sí en tiendas especializadas: el zumaque o sumac, sumaque o rus (Rhus coriaria es la planta de la que procede). El zaatar también tiene varios nombres: zatar, za’atar, zataar… Tiene un sabor ácido. Y además de para el hummus, se puede usar para espolvorearlo sobre arroz, con recetas de seitán, para poner de aperitivo con pan tostado y aceite…

No tiene ciencia ninguna. A mucha gente le da reparo lo de tostar las especias, pero se trata de ponerlas en una sartén a fuego medio sin nada de grasa y echarles un ojo para que no se quemen. Ya está. En cuanto desprendan aroma, se apartan del fuego. Luego hay que dejarlas enfriar antes de molerlas.

Ingredientes para un botecito:

  • 30 gramos de semillas de sésamo
  • 20 gramos de zumaque
  • 2 cucharadas de orégano seco
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cucharadita de pimienta negra

Preparación:

En una sartén a fuego medio sin nada de grasa y que esté bien seca, calienta las semillas de comino y las semillas de sésamo, removiendo, hasta que desprendan aroma, lo que te llevará dos o tres minutos. Vigila, porque las semillas se queman pronto. Luego, ponlas en un plato y déjalas enfriar.

Una vez frías, mézclalas con el resto de los ingredientes y ponlo todo en un molinillo de especias. Muele hasta que tengas un polvo fino (yo siempre le dejo algo de textura). No muelas las semillas en caliente porque sueltan su líquido y entonces te quedaría un poco pastoso.

Ya lo tienes. Guarda en un bote bien hermético, etiquétalo y úsalo para lo que quieras.

Berenjenas mogul

Esta es una salsa fuertecita para pasta, que está impresionantemente buena. Eso sí: el sabor fuerte se lo da el yogur, así que usad menos si no os gusta tanto. A mí me encantó tal cual está. La tomé del libro The gourmet vegetarian slow cooker. Yo la usé para unos macarrones de centeno integrales, pero creo que, como relleno de sándwiches o bocadillos, o con pan de pita, tiene que estar también buenísima… Mogul es un imperio del subcontinente indio, que existió hasta el siglo XIX.

Ingredientes para 5 raciones:

  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 6 clavos de olor enteros
  • 1 cucharada de jengibre fresco picado
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 2 berenjenas pequeñas, peladas y cortadas en cubitos
  • 2 cucharaditas de garam masala
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/4 cucharadita de cayena (yo no le puse)
  • 800 gramos de tomates picados
  • 1/4 taza de cilantro fresco
  • 460 gramos de yogur de soja
  • 1 cucharadita de sal

Preparación:

En un molinillo de café o de especias, muele los clavos de olor y el comino hasta que sean polvo. Agrega el jengibre y el ajo y pícalos hasta que sea una pasta.

Pon la berenjena picada en la olla.

En un bol, mezcla la pasta de especias, el garam masala, los tomates, el pimentón, la cúrcuma y la cayena, si la usas. Ponlo encima de las berenjenas y remueve. Tapa y cocina en LOW durante 4 horas. La berenjena ha de quedar tierna.

Apaga la olla, quita la tapa y deja reposar 10 minutos. Agrega el yogur, remueve y añade cilantro fresco picado.

Sopa de alubias negras con leche de coco

La receta de este libro está tomada de 50 simple soups for the slow cooker, de Lynn Alley, pero queda muy líquida. Bueno, también pudo quedarme más líquida porque me equivoqué con los tomates y puse tomate triturado en vez de tomate en cubos (que los compré de bote). A mí me gustan las sopas más espesas. Así que ajusté la cantidad de líquido. De sabor, eso sí, fantástica. Las alubias, en la olla de cocción lenta, se cuecen de manera que quedan enteras y nada pastosas. También puede que queráis ajustar la cantidad de tiempo, si es que os gustan más blandas.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 400 gramos de alubias negras secas, puestas a remojo la noche anterior
  • Un trocito de alga kombu
  • 4 tazas de agua (920 gramos)
  • 240 gramos de tomate picado en cubitos: pueden ser de bote
  • 1 cucharadita de semillas de comino ligeramente machacadas con el mortero
  • 1 lata de unos 400 gramos de leche de coco
  • 1/4 taza de cilantro fresco
  • sal al gusto

Preparación:

La receta original, por si os gustan las sopas más claras, pide 6 tazas de agua, que son 1380 gramos. Yo no tenía tomate picado, así que le puse triturado, y por eso ajusté la cantidad de líquido.

Calienta el aceite en una sartén y saltea la cebolla a fuego medio hasta que esté ligeramente dorada, unos 10 minutos.

Enjuaga las alubias y ponlas en la olla de la slow cooker, con las cebollas fritas, el agua, el alga kombu y los tomates. Tapa y cocina en LOW durante 8 horas o hasta que las alubias estén tiernas y a tu gusto.

Agrega el comino, la leche de coco y sal al gusto. Continúa cocinando de 1/2 a 1 hora. Yo lo tuve una hora más. Apaga la olla, ponte guantes, saca la sopa, ponla en boles y sírvela con cilantro fresco.