Berenjenas Soler

¿Y lo de «Soler» qué es lo que es? Pues Soler es el apellido de mi amigo David, que en la página de Facebook de Veganizando me dijo que hacía unas berenjenas con  garbanzos y tomate y ras el hanout que estaban muy ricas. Yo he dejado el tomate una temporada, al menos para las recetas, porque en crudo me lo sigo comiendo en invierno como en verano aunque no sepa a nada. Es que todo lleva tomate en mi cocina, así que me dije: deja el tomate, niña, y prueba nuevas verduras. Las berenjenas de nuevas no tienen nada, pero es que están tan ricas…

A David lo conocí por estas cosas del internet, hace millones de siglos, en un foro de cine que frecuentábamos ambos. Cuando yo dejé de forear, seguimos en contacto (y ahora más gracias al Facebook). Debato con él de política, de galgos, de cine y me enseña cosas de buceo y ha aprendido a hacer unas fotos magníficas. Ya no es amigo virtual, porque nos hemos abrazado. Pero no lo suficiente. Porque vive a mil kilómetros de mí, en el mismo lugar (Cataluña) en el que viven muchos de los hombres de mi vida.

Ingredientes para 1 persona:

  • 200 gramos de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla mediana, cortada en cubitos
  • 1 berenjena mediana, cortada en cuadritos, sin pelar
  • Aceite de oliva
  • 1/4 cucharadita de ras el hanout
  • sal

Preparación:

La berenjena chupa aceite: esto es así. Pero tampoco se trata de empapuzar el plato. Así que comienza calentando 1 cucharada de aceite en una cacerola que tenga tapa a fuego medio. Una vez caliente, pocha la cebolla con una pizca de sal unos 5 minutos y agrega la berenjena después. Ahora, remueve, añade un poquito más de aceite y tapa. Deja que la berenjena se haga. ¿Cómo lo sé? Pues porque la berenjena es blanca, pero cambia de color una vez está cocinada. De todos modos, te tardará un cuarto de hora o así. No te vayas de la cocina porque tendrás que remover y ver si está chupando el aceite. ¿Cómo lo sabrás? Pues porque se comenzará a pegar al fondo de la olla y no queremos berenjenas carbonizadas. Así que ve echando un chorrito cuando esto ocurra. Yo solo tuve que echar un chorrito más, así que no te vuelvas loco con el aceite. Una vez que la berenjena esté, quita la tapa, agrega los garbanzos y el ras el hanout, sala un poco más, dale unas vueltas y prueba de sal y deja refreír, removiendo, unos 10 minutos.

Yo he echado poco ras el hanout para que la mezcla de especias no se coma el sabor de la berenjena ni de los garbanzos: es decir, para que le dé un toquecito. Si lo queréis más fuerte, echad 1/2 cucharada. Obviamente, podéis echar la mezcla de especias que queráis, desde curry a garam masala o baharat o cinco especias chinas… Se trata de innovar. Si le echáis un poco de arroz cocido integral de grano largo ya podéis sentaros a comer. No os olvidéis de la ensalada. Ni de la siesta posterior.

 

Hamburguesa ras el hanout

En teoría, esta receta es la hamburguesa moruna del libro de Toni Rodríguez Las más exquisitas hamburguesas veganas. En la práctica, ni es moruna ni nada que se le parezca: lleva ras el hanout. Es decir, no lleva las típicas especias de pinchos morunos, porque no encontré la mezcla y, aunque hay un sinfín de recetas por internet, no tenía ni tiempo ni ganas de ponerme a moler especias, porque los fines de semana yo me meto en la cocina cuando ya no tengo casi nada en el congelador y lo hago todo de una tacada y termino muerta… Lo cual significa que tengo que aprender a hacer comida de batalla, picar y al wok o al cocedor de vapor.

Ingredientes para 11 hamburguesas bien hermosas:

  • 420 gramos de soja texturizada
  • 3 dientes de ajo muy picados
  • De 1 a 4 cucharadas de ras el hanout (esto va en gustos y no hay nada como probar la masa. Con cuatro queda fuerte y con 1 muy flojito)
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 taza de perejil picado
  • 90 gramos de pan rallado (si sois celíacos, sin gluten. No he probado la receta con pan rallado sin gluten, así que tenéis que mirar que quede compacto, pero no secorro).
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de sal o algo más (probad la masa y salad a vuestro gusto)
  • Pimienta negra
  • Agua hirviendo
  • Aceite de oliva para freír las hamburguesas

Preparación:

Cubre la soja texturizada con agua hirviendo, pero ve removiendo hasta que veas que se hidrata. Si te pasas de agua, tendrás que colar el exceso de líquido y colar soja texturizada (sale una cantidad importante) es un coñazo. Así lo digo. No tengo coladores tan enormes. Se trata de cubrir la soja para que se hidrate y ya está.

En el mismo bol, agrega el ajo picado, el perejil picado, el ras el hanout, el jengibre en polvo, el perejil y el pan rallado y mezcla muy bien. Tendrás que amasar para que quede compacto, así que mete la mano sin miedo en el bol y estruja la masa. No te olvides de añadir la sal y la pimienta. Yo la sal la eché a ojo, así que ve probando la masa, porque una masa sosa no está rica y una salada está asquerosa. Forma las hamburguesas. Lo puedes hacer con un molde, que los venden por nada y menos y son muy apañados, con las manos haciendo bolitas y aplastándolas o con aros de emplatar y apretando la masa con una cuchara.

Prepara una plancha (yo tengo una plancha eléctrica de estas que sirven para paninis también y que prensa las hamburguesas y les hace estas rayitas tan monas) y picela la base con aceite. Coloca las hamburguesas y pincélalas también con aceite de oliva por arriba. Yo las tuve de 7 a 10 minutos, hasta que estuvieron doradas.

Luego sácalas y cómetelas. Yo las como solas, pero esto como estaría bueno para reventar es con lechuga, tomate, dos buenas rebanadas de pan de centeno, pepinillo y cebolla caramelizada por encima…

La soja texturizada es una proteína completa. Las proteínas están muy bien, pero no te olvides de las verduras. Una hamburguesa con una ensalada grandecita o verdura al vapor y un poco de pan o arroz integral o pasta o algún otro cereal y ya hemos comido muy ricamente.

Tofu ras-el-hanout

Sí, más tofu, que es bien versátil y está bien rico y además, todo hay que confesarlo, cogí una oferta de 3×2 y aproveché, porque con dos bloques de tofu yo tengo para tres raciones. Además, como en el trabajo. Así que le hice la foto en el tupper, aka tartera, fiambrera u hortera, directamente. Luego solo hace falta mezclarlo con hidratos de carbono: quinoa, mijo, pasta, garbanzos o cualquier otra legumbre y listo. Expeditiva que es una.

Ingredientes para 3 raciones:

  • 450 gramos (2 bloques) de tofu firme, prensado y cortado en cubitos
  • 3 dientes de ajo grandes pelados y picados
  • 1 cebolla mediana, pelada y en cubitos
  • 350 gramos de champiñones, limpios y a rodajas
  • 4 zanahorias peladas, cortadas en medias lunas finas
  • 2 ramas de apio, peladas (sin los hilos) y picadas
  • 2 cucharadas de aceite
  • 3 cucharaditas de ras el hanout
  • 3/4 cucharadita de sal más una pizca

Preparación:

Calienta una cazuela a fuego medio-alto. Saltea la cebolla y el apio en 2 cucharadas de aceite con una pizca de sal durante 3 minutos. Agrega el ajo y saltea, removiendo, durante 30 segundos o así. Baja un poco el fuego y añade las zanahorias. A ver, las zanahorias son duras y necesitan bastante tiempo de cocción, pero lo que yo hice fue añadir 50 mililitros de agua y dejar cocer durante 10 minutos, hasta que se ablandaron. Dependerá de lo gruesas que hayáis cortado las zanahorias. Ahora, con el fuego medio-alto, añadid los champiñones y dejad 5 minutos. Si veis que se pegan, añadid un chorrito de aceite. Yo lo tuve que añadir. El agua ya se habrá evaporado.

Luego, agregad el tofu en cubitos y dejar freír, removiendo de vez en cuando, hasta que se dore. Echa la sal también, para que impregne todo. Desglasa el fondo con un pelín de agua, raspando con una cuchara de madera. Añade el ras el hanout, dale unas vueltas y ten cuidado de que el tofu no se seque (si ves que se seca, añade un poquito de agua, pero no lo bañes). Deja freír, removiendo, durante 3 minutos y ya estará listo para comer.