Crema de calabaza en MyCook

Si hay algo que me gusta del otoño y del invierno es la calabaza. En todas sus formas. Y en crema también, obviamente. Creo que es la verdura que más utilizo, después de los tomates. Me gusta la cacahuete porque es más fácil de pelar que las demás, pero ya encontré un truco y esta crema de calabaza la hice sin problema alguno. Ahora lo cuento. La receta es de la web de MyCook directamente, pero yo siempre espero que se enfríe la crema para batirla porque ya me quemé una vez: no quité el vaso dosificador y puse el cestillo bocabajo, que es lo que hay que hacer. Y como me gusta batirla mucho tiempo (le pongo 3 minutos al 10) para que quede megacremosa, pues me espero. Que no pasa nada por esperar.

Y, para paliar los excesos de estos días está muy bien. Es ligera y reconfortante. Y no llena. Y no da sensación de pesadez. Y no hay que descuidar la verdura en Navidad. Y etc.

Crema de calabaza en MyCook
Crema de calabaza con su pompita y todo

Ingredientes para 4 raciones:

  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • diente de ajo sin el germen
  • 150 gramos de cebolla
  • 800 gramos de calabaza pelada
  • 500 ml de caldo de verduras
  • sal
Crema de calabaza en MyCook
Crema de calabaza. Sin la pompita.

Preparación:

Precalienta el horno a 200º C. Prepara una bandeja de hornear con papel de horno. Lava las calabazas, pínchalas con un tenedor y ponlas en el horno 20 minutos. Sácalas, deja enfriar un poco y ya las puedes pelar con facilidad. Yo las corto por la mitad, les quito las pepitas y las barbas y uso un pelador de patatas.

Calienta el aceite de oliva durante 1 minuto a 120º C y velocidad 2.

Sofríe el diente de ajo 1 minuto a 120º C y velocidad 1.

Agrega la cebolla y dórala 5 minutos a 120ºC y velocidad 1. La cebolla la tienes que cortar en trozos grandes y, si usas cebolla dulce (chalota, por ejemplo) ponla 3 minutos nada más.

Añade la calabaza y trocea 30 segundos a velocidad 5.

Vierte el caldo de verduras y una pizca de sal en la jarra y programa 15 minutos a 100º C velocidad 3.

Deja enfriar en la misma jarra y bate 3 minutos a velocidad 7-10. Ya la puedes comer o congelar.

Si no quieres esperar, quita el vaso dosificador, pon el cestillo encima de la tapa, bocabajo, y pulsa Turbo hasta que esté como tú quieres. A mí con el Turbo, como no le tengo cogido el truco, me quedan tropezones. Y yo, si hay una cosa que odio en los purés, son los tropezones. Así que dejo enfriar y bato. Listo. Ya se puede meter en botes bien tapados y congelar.

Vichyssoise en La Cocinera – Crema de puerro y patata

Vichyssoise. Crema de puerro y patata
Vichyssoise. Crema de puerro y patata

La vichyssoise es uno de esos platos sencillos que uno piensa que para qué va a poner la receta en el blog y luego recuerda que este blog es para recordar esas recetas que hizo un día y estaban ricas y no tenerlas que buscar otra vez entre los libros y las libretas y esas cosas. Y la pone. Porque además todo el mundo dice que la vichyssoise se toma fría. Pero a mí me gusta tanto fría como caliente y en invierno es una maravilla llegar a casa, calentarla, poner las manos rodeando la taza (si está más clarucha) o el tazón (si está como para enfoscar) y entonarte y que te caliente la barriguita y te quedes así traspuesta…

Esta receta está hecha con La Cocinera. Es una empresa que ya no existe, pero hay muchos robots por el estilo. La pongo porque me costó una pasta y la tengo infrautilizada, así que todo lo que se pueda hacer con ella hasta que se me estropee, lo haré. Prometido.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 400 gramos de puerros, bien limpios y en rodajas
  • 200 gramos de patatas, peladas y lavadas después de pelar, cortadas en cuadritos
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 litro de caldo vegetal
  • 100 ml de leche vegetal
  • sal
  • pimienta negra
Vichyssoise. Crema de puerro y patata. Primer plano. Con pimienta negra recién molida.
Vichyssoise. Crema de puerro y patata. Primer plano. Con pimienta negra recién molida.

Preparación:

Echa todos los ingredientes en La Cocinera y programa. Si tienes el modelo 9300 (el antiguo), como yo, en el programa 2 durante 1 hora y 10 minutos, sin pala de amasar.

Si tienes el modelo 9400, usa el programa 21, con pala de amasar, durante 1 hora y 30 minutos.

Cuando esté fría, tritura. La puedes triturar en caliente, con una batidora de inmersión. Si la trituras con una batidora de vaso, tienes que quitar el tapón, poner un paño encima y batir. Y luego echar el paño a lavar. Así que usa una de inmersión o espera a que se enfríe.

Si no tenéis La Cocinera, es tan sencillo como freír primero los puerros en el aceite hasta que estén pochados (unos 5 minutos), añadir la patata y el caldo, llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocer hasta que la patata esté (compruébalo pinchando con un cuchillo) y triturarla con la leche. Vamos, que es que más simple imposible. Se rectifica de sal, se le añade pimienta y a comer.

Puré de brócoli con garbanzos

Ya ha llegado el fresco y por las noches apetece algo reconfortante y calentito. Esto es un puré. A ver: a mí los purés me gustan como para enfoscar. Y además me gustan sin tropezones y muy batidos. Esto va en paladares. Así que lo que podéis hacer es batirlo a vuestro gusto y echar más caldo o agua si no os gusta tan espesísimo. Está muy sabroso porque la levadura nutricional sabe a queso: de hecho, esta receta es de Kristy Turner y por cierto que ardo en deseos de que salga su nuevo libro, que será este:

Adoro el primer libro de esta mujer. Lo tengo más que machacado. Compro muchos libros de cocina veganos porque quiero que se sigan escribiendo. Sí, vale, los compro en Amazon, esa multinacional horrible. Pero es que no los puedo conseguir en otra parte…

La receta asa brócoli, así que haced otras recetas que precisen horno, ya que lo tenéis encendido. Si no queréis asar el brócoli porque pasáis de encender el horno, hacedlo al vapor.

Ingredientes para 5 raciones:

  • 1 brócoli grande con sus tallos raspaditos, bien lavado, de unos 500 gramos
  • 225 gramos (1 y 1/2 tazas) de garbanzos cocidos
  • 35 gramos (1/2 taza) de levadura nutricional o de cerveza
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 1 cucharadita de shiro miso (miso blanco)
  • De 1/2 a 1 cucharadita de humo líquido
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimentón agridulce de La Vera
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida
  • 500 ml (2 tazas) de caldo vegetal
  • 500 ml (2 tazas) de agua

Preparación:

Precalienta el horno a 200ºC. Prepara una bandeja que pueda ir al horno.

Pica el brócoli en floretes pequeñas y el tallo en rodajas finas. Ponlo en la bandeja, pincela con aceite de oliva virgen extra o añade aceite en spray y agrega un poco de sal y pimienta. Remueve. Asa durante 20 minutos, dándole la vuelta a la bandeja a mitad de cocción. Lo sacáis, veis si está pinchando con un tenedor y, si está listo, estará blandito. ¿No lo está? Pues otra vez al horno y listo.

En una batidora, pon el caldo, el zumo de limón, el humo líquido, el tomate, los garbanzos, la levadura nutricional, el ajo, el pimentón y la cúrcuma. Primero, los líquidos, porque vas a batir. Bate hasta que sea una crema y agrega el brócoli. Ahora puedes batir un poco para que queden trocitos o batir muy bien, que es lo que hago yo.

Pon la mezcla en una olla con el agua (yo, este paso no lo hice porque a mí me gustan los purés hipermegaespesorros, pero lo añado aquí porque el resto de la humanidad no es como yo) y cocina, removiendo, a fuego medio, durante 2 minutos. Tapa la olla y deja 8 minutos calentándose, removiendo de vez en cuando. Ya lo puedes servir o guardar. En el frigorífico dura 3 o 4 días. Se puede congelar. Si se separa, como tienden a hacer todos los purés, se le da un golpe de batidora y listo.