Pasta con salsa de setas baja en fodmaps

Escribo más que nunca y sigo programando las entradas, así que siento vértigo, porque las situaciones están cambiando tanto que pensar en que esto va a salir 15 días después de que lo escriba me produce cierto tipo de vértigo. Y, sin embargo, también pienso en que todo sigue: que la vida sigue para los que estamos vivos: con mejor o peor salud física y mental, con menos concentración, haciendo procesos de duelo muy complicados, pero continuando, como se puede.

Esto que viene es una receta de pasta baja en Fodmaps, apta para momentos de brote de síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa o Crohn. Es más simple que el mecanismo de un chupe, pero, seamos claros: cuando uno tiene un brote, levantarse del sofá ya es una empresa sobrehumana, así que necesitamos cosas que tarden poco.

Ingredientes para 2 raciones:
• 120 gramos de pasta sin gluten. Yo usé pasta de trigo sarraceno, espaguetis, pero puedes usar la que quieras.
• 1 brick de nata de almendra o de avena para cocinar
• 500 gramos de setas ostra
• 2 cucharadas de levadura nutricional
• 1 chorrito de aceite de oliva aromatizado al ajo
• Una cucharadita de cebollino fresco o seco picado
• Sal
• Pimienta negra recién molida
• Aceite de oliva normal

Aquí, las setas en la sartén

Preparación:

Si estás con brote, saca una tabla de cortar y dite a ti misma: «Hola, titana, qué bien lo estás haciendo». Ponte música que te guste, lava las setas, pícalas en cuadraditos y, mientras, calientas una sartén grande. Agrega un par de cucharadas de aceite de aceite de oliva y sofríe las setas hasta que se elimine todo el líquido. Sala. Remueve de vez en cuando. Depende del líquido que tengan las setas tardará más o menos.

Mientras tanto, pon agua a cocer para la pasta y cuece lo que tengas el tiempo que te diga el fabricante.

Añade la nata a la sartén de las setas, dale unas vueltas y agrega la levadura nutricional. Remueve. Agrega la pasta cocida y escurrida, remueve, echa el aceite de oliva al ajo y saca los platos para comer. Decora con el cebollino y la pimienta negra recién molida y a disfrutar.

Has llegado hasta aquí, con una anemia de caballo más que previsible, así que mis vítores y mi amor.

Pasta con «Esto no es un queso cremoso»

Yo me comí el bote en una sentada nada más abrirlo. Lo puse en una tostada, a pelo, no tan bonito como la foto que adjunto, y a desayunar. El resto lo usé en un plato de pasta. 

Se llama «Esto no es un queso cremoso» y es de Mommus. Ya escribí aquí mismo sobre su «Esto no es un queso camembert«. Es una maravilla. Y este también: os lo digo yo, que era totalmente adicta a los quesos crema. Se hacen también dejando que un yogur de soja pierda el suero, como explica CreatiVegan. Pero este es de anacardos. Y yo lo compro en Vegan Place, que es donde compro toda mi comida vegana, que para algo es la tienda de mi amiga Cristina.

Foto de Peace Love Vegan

¿Qué le pega a un queso cremoso para cocinar? Pues pasta. Yo compro pasta de Spiga Negra, que también la vende Vegan Place y que es de una pequeña empresa de dos hermanos, completamente respetuosa con el medio ambiente y que lo hacen todo ello: desde sembrar el grano hasta hacer la pasta. Su proyecto me encanta y lo apoyo. 

Esta foto ya sí es mía.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 150 gramos de puerros limpios y en rodajas
  • 200 gramos de zanahorias picadas en cuadraditos
  • 250 gramos de calabacín picado en cuadraditos
  • 400 gramos de guisantes, frescos o congelados pero descongelados
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal al gusto
  • 270 gramos de pasta (esto va al gusto, la verdad, pero recordad que hay que comer verduras con pasta y no pasta con verduras: es decir, el grueso del plato ha de ser la verdura y no la pasta). Podéis usar pasta sin gluten.
  • 170 gramos de Esto no es un queso cremoso
  • 180 ml de agua
  • pimienta negra recién molida

 

Preparación:

Cocer los guisantes al vapor unos 8 minutos hasta que estén tiernos. Mientras tanto, pon el agua de la pasta a cocer. Yo usé spaguetti y tardan también 8 minutos. 

En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y añade el puerro con un poco de sal. Sofríe 5 minutos. Luego, agrega el ajo, dale unas vueltas 30 segundos y añade las zanahorias. Tenlas 10 minutos, removiendo de vez en cuando, y echa el calabacín. Sofríe otros 10 minutos. Agrega los guisantes cocidos al vapor y dale unas vueltas unos minutitos más (dos o tres). 

Mientras la verdura se hace, bate el no queso cremoso con agua (yo usé 180 ml). Este queso es muy espeso, así que vosotros tendréis que ver cómo os gusta la salsa de espesa. Yo soy de las de salsas para enfoscar, pero os puede gustar más suave. Id probando. 

Añadid la salsa, cocer dos o tres minutos y probad de sal. Si hace falta más, añadid algo más.

Cuando la pasta esté, añadidla a la sartén con dos o tres cucharadas del agua de cocción. Ya solo falta un toque de pimienta negra y listo.

Tabla de nutrientes de la receta

 

Tipos de pasta (T-Z)

Tacconi
Tacconi

Tacconi.- Tienen forma de tacón y una gran abertura en el interior. Se sirven con salsas contundentes y llenas de ingredientes.

Tagliattelle
Tagliatelle

Tagliatelle.- Son los famosos tallarines. Pasta larga, aplanada, que se usa como los spaghetti. Los hay de distintas clases: por ejemplo, los zigrinate tienen los bordes en forma de ondas; los tagliatellini son más estrechos y los taglioline mucho más gordos. Los taglierini son similares, pero más delgados.

Tempestina
Tempestina

Tempestina.- Es una pasta corta que se usa generalmente en sopas.

Tortiglioni
Tortiglioni

 

Tortiglioni.- Es un tipo de pasta corta y estriada, con lo que coge muy bien las salsas.

Trecce dell'orto
Trecce dell’orto

Trecce dell’orto.- Se hace con sémola de trigo duro y se enrolla sobre sí misma. Es una de las pastas más estéticas que existen. Normalmente se le da color (la negra es tinta de calamar o sepia, claro está).

Trine
Trine

Trine.- Es una pasta larga y estriada que se usa con salsas contundentes.

Tripoline
Tripoline

Tripoline.- Es también ondulada en los extremos y tiene forma de cinta, pero hace un nido.

Trofie o trofiette
Trofie o trofiette

Trofie o trofiette– Es una pasta típica de Liguria, que se suele hacer con pesto y nada más. Es más bien pequeña y tiene una característica forma rizada.

Trottole
Trottole

Trottole.- Tiene una de las formas más bonitas que hay y está recomendada para ensaladas y sopas. Parece una peonza: de ahí su nombre. Como tiene esta forma, hay quien la hace también con salsas densas.

Truciolo
Truciolo

Truciolo.- Es una de estas pastas preciosísimas. Se asemeja a una cáscara. La creó un maestro de la pasta llamado Gualtiero Marchesi que se inspiró en su amigo Maurizio Riva, artesano de la madera. Mirad qué historia tan bonita. Es como una espiral de estas que sale de la madera cuando se va cortando y que es un desperdicio, pero su forma ahora se come.

Tubetti
Tubetti

Tubetti.- Pues es un tubito, como su propio nombre indica y se usa en ensaladas, sopas… o con lo que te apetezca, que tampoco vamos a coartar la creatividad de la peña ahora.

Tuffoli
Tuffoli

Tuffoli.- Es un canutillo estriado que tradicionalmente se usa con salsa de carne y verduras. Así que nosotros podemos sustituir la carne por seitán picado o soja texturizada y hacer un ragú riquísimo para una pasta de este tipo.

Ziti
Ziti

Ziti.- Es una pasta tubular, parecida a los macarrones, pero lisos, no estriados, y más largos. Se usa con salsas densas.

Ziti tagliatti
Ziti tagliatti

Ziti tagliati.- Son iguales, pero más cortos, simplemente.

Zitoni tagliati
Zitoni tagliati

Zitoni tagliati.- Apropiados para todo lo que queráis, para todos los tipos de salsa que queráis. Es un tipo de pasta corta que se parece a lo que aquí consideramos macarrones.