Pasta rellena

Ravioli y tortellini. Nada más. Es que casi no conocemos más. Pero hay muchas más pastas rellenas. Ahora las vamos a ver.

Agnolini

Agnolini.- Es una pasta rellena típica de la región de Mantua. Se parecen a los tortellini, pero no son tortellini, ni por la forma ni por los rellenos típicos.

Agnolotti

Agnolotti.- Su forma primitiva era circular, pero ahora son cuadrados. Es también una pasta rellena típica de la región del Piamonte.

Agnolotii al plin

Agnolotti al plin.- Son agnolotti a los que se da un pliegue con los dedos para sellar la pasta.

Anolini

Anolini.- Son un tipo de pasta rellena orginaria de la provincia de Piacenza. Es una pasta redonda que se sirve con caldo.

 

Cannelloni

Cannelloni.- En realidad son rectangulares, se hacen igual que la lasaña, pero cortándolo en una forma más o menos cuadrada y rellenándolos después. Luego se enrollan sobre sí mismos y ya están rellenos y redonditos.

Canneroni

Canneroni.- Son una pasta semicorta y redonda, ideal para rellenar. Son de unos dos centímetros de largo.

Cappellacci

Cappellacci.- Es una pasta ovalada y rellena que, además, es grande, así que es suficiente con 5 o 6 cappellacci por persona. Se hace cortando una lámina de unos 7,cm, cuadrada. Ponlas enfrente de ti con uno de los picos mirándote (de tal forma que veas un diamante y no un cuadrado. Pon un poco de relleno en el centro, humedécelo con agua (muy poca), dobla la pasta en dos para hacer un triángulo entero y luego une los otros dos extremos para conseguir una especie de mitra. Déjalos reposar 5 minutos y ya los puedes cocer.

Cappelletti

Cappelletti.- Es una pasta rellena que se hace plegando cuadrados o círculos de pasta, primero en dos triángulos y luego, uniendo los extremos alrededor de un dedo de la mano. Luego se cuece en caldo.

Casoncelli o casonsei
Casoncelli o casonsei

Casonsei.- Son de Lombardía y se parecen a los calzones o pizzas rellenas. Generalmente, se escoge un relleno agridulce (por ejemplo, seitán y uvas pasas)..

Fagottini
Fagottini

Fagottini.- Es una pasta rellena, que se hace tradicionalmente con un relleno de verduras al vapor.

Marubini
Marubini

Marubini.- Es un tipo de pasta reconocida legalmente como propia de la región de Lombardía.

 

Mezzelune
Mezzelune

Mezzelune.- Es una pasta rellena que recuerda a una empanadilla. Tiene, obviamente, forma de media luna.

Millerighe
Millerighe

Millerighe.- Son como unos macarrones estriados muy grandes, que se pueden rellenar y hornear.

 

Ravioli
Ravioli

 

Ravioli, ravioloni y ravioletti.- Son una de las pastas más tradicionales que hay. Los distintos nombres se refieren a su tamaño.

Sorrentinos con hongos patagónicos
Sorrentinos con hongos patagónicos en Esquel, hace mucho tiempo

Sorrentinos.- Estos son propios de Argentina. Me hinché de ellos en Argentina. Son redondos, grandecitos y allí siempre hacen la pasta a mano.

Tortellini
Tortellini

Tortellini, tortello y tortelloni.- Son también muy tradicionales. Los diferentes nombres se refieren al tamaño.

 

Boloñesa con tofu

Los Reyes me trajeron un libro al que le tenía muchas, muchísimas ganas, pero que, al menos en la primera receta tiene un fallo importante: dice que 1/4 de taza de levadura nutricional son 50 gramos. Son 10. Que la levadura abulta mucho, señores. Es el Vegan for Fun, de Attila Hildmann y, dejando aparte este fallito (nota mental: usar tazas y pesar después), como todas las recetas estén tan requetetremendas como esta, me lo voy a fundir en nada y se va a poner en el podio de mis chefs veganos favoritos. Es una boloñesa de tofu que te deja la cocina, en uno de los pasos, con un olor a vino tinto que te dan ganas de beberte la botella a morro.

Boloñesa de tofu
Boloñesa de tofu

Ingredientes para 2 raciones:

  • 250 gramos de tofu (yo le eché un bloque de tofu del Aldi, que pesaba 238 exactamente y no abrí otro porque pa qué: si no es del Aldi, prénsalo una hora al menos para que suelte el agua. Si es del Aldi, no hace falta)
  • 1 cebolla picada fina (yo eché cuatro chalotas que tenía rodando por ahí)
  • 2 dientes de ajo sin el germen muy picados
  • 50 ml (3 cucharadas y 1/2) de aceite de oliva (siempre que pongo “aceite de oliva” es aceite de oliva virgen extra. No uso otro)
  • 4 cucharadas de tomate concentrado
  • 150 ml (2/3 de taza) de vino tinto
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra (él no lo dice, pero yo le puse) recién molida
  • 150 gramos (1/2 taza) de tomate triturado o de tomate frito, lo que tengáis por ahí
  • 1 o 2 cucharaditas de sirope de agave (yo usé arce, aunque tenía agave, porque el de arce está mucho más rico y tiene un puntito ligerísimamente amargo y raspón que me encanta)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 4 o 5 hojas de albahaca
  • 50 gramos (1/4 taza) de piñones. Como los piñones cuestan como la sangre de unicornio, podéis usar almendras, nueces, pipas de girasol o de calabaza o lo que tengáis.
  • 10 gramos (1/4 taza) de levadura de cerveza o levadura nutricional, que no son lo mismo, pero valen las dos. La nutricional sabe más a queso.
Boloñesa de tofu
Boloñesa de tofu

Preparación:

Pon el tofu en un bol y machácalo con un tenedor. Se hace bien, pero te llevará un minuto: aprieta fuerte. Mientras lo haces, puedes ir calentando el aceite de oliva en una sartén, a fuego medio. Si la tienes de hierro, mejor. Echa el tofu y cocínalo 5 minutos. Remueve a menudo, porque se trata de que el tofu se haga por todas partes.

Agrega la cebolla y fríe 2 minutos, removiendo de vez en cuando. Ahora, añade el ajo y fríe otros 2 minutos.

Incorpora el tomate concentrado y remueve bien para integrarlo. Sigue removiendo, 2 minutos más.

Ahora, desglasa la sartén con el vino tinto. Deja que hierva y, cuando lo haga, cuece 4 minutos. Esto espesará un poquito la salsa.

Agrega el orégano, sal y unos toques de pimienta negra. Echa también ahora el tomate triturado o el tomate frito y el sirope. Si el tomate frito es de bote, no le eches sirope, porque el industrial tiene azúcar como para engordar tres kilos. Deja cocer unos 3 o 4 minutos.

Lava la albahaca y pícala.

Saca una sartén, ponla a fuego medio sin nada de grasa y añade los piñones. Tuéstalos, removiendo, durante 3 minutos, o hasta que estén doraditos. Ahora, pon 2/3 de los piñones (hazlo a ojo, no hace falta que peses) en un molinillo junto a la levadura de cerveza y tritura bien. Espolvorea sobre la salsa y remueve. Agrega la albahaca y el resto de los piñones, remueve y sirve.

Si hacéis pasta con este plato, que es para lo que sirve, lo que podéis hacer es montar el plato con la pasta cocida y luego, echar por encima la salsa sin los piñones enteros. Se pone un poco de los piñones y la levadura (es decir, lo que sería el parmesano) y, por encima, un puñadito de piñones para decorar. El resto de la levadura en un bol para que se la eche quien quiera y listo. Copazo de vino tinto y oye, comida romántica hecha.

Si la hacéis como yo, que es para congelar e ir sacando y no cocinar nada durante la semana, se mezcla todo, se divide en dos tuppers, se etiqueta (muy importante) y al congelador.

Tipos de pasta (T-Z)

Tacconi
Tacconi

Tacconi.- Tienen forma de tacón y una gran abertura en el interior. Se sirven con salsas contundentes y llenas de ingredientes.

Tagliattelle
Tagliatelle

Tagliatelle.- Son los famosos tallarines. Pasta larga, aplanada, que se usa como los spaghetti. Los hay de distintas clases: por ejemplo, los zigrinate tienen los bordes en forma de ondas; los tagliatellini son más estrechos y los taglioline mucho más gordos. Los taglierini son similares, pero más delgados.

Tempestina
Tempestina

Tempestina.- Es una pasta corta que se usa generalmente en sopas.

Tortiglioni
Tortiglioni

 

Tortiglioni.- Es un tipo de pasta corta y estriada, con lo que coge muy bien las salsas.

Trecce dell'orto
Trecce dell’orto

Trecce dell’orto.- Se hace con sémola de trigo duro y se enrolla sobre sí misma. Es una de las pastas más estéticas que existen. Normalmente se le da color (la negra es tinta de calamar o sepia, claro está).

Trine
Trine

Trine.- Es una pasta larga y estriada que se usa con salsas contundentes.

Tripoline
Tripoline

Tripoline.- Es también ondulada en los extremos y tiene forma de cinta, pero hace un nido.

Trofie o trofiette
Trofie o trofiette

Trofie o trofiette– Es una pasta típica de Liguria, que se suele hacer con pesto y nada más. Es más bien pequeña y tiene una característica forma rizada.

Trottole
Trottole

Trottole.- Tiene una de las formas más bonitas que hay y está recomendada para ensaladas y sopas. Parece una peonza: de ahí su nombre. Como tiene esta forma, hay quien la hace también con salsas densas.

Truciolo
Truciolo

Truciolo.- Es una de estas pastas preciosísimas. Se asemeja a una cáscara. La creó un maestro de la pasta llamado Gualtiero Marchesi que se inspiró en su amigo Maurizio Riva, artesano de la madera. Mirad qué historia tan bonita. Es como una espiral de estas que sale de la madera cuando se va cortando y que es un desperdicio, pero su forma ahora se come.

Tubetti
Tubetti

Tubetti.- Pues es un tubito, como su propio nombre indica y se usa en ensaladas, sopas… o con lo que te apetezca, que tampoco vamos a coartar la creatividad de la peña ahora.

Tuffoli
Tuffoli

Tuffoli.- Es un canutillo estriado que tradicionalmente se usa con salsa de carne y verduras. Así que nosotros podemos sustituir la carne por seitán picado o soja texturizada y hacer un ragú riquísimo para una pasta de este tipo.

Ziti
Ziti

Ziti.- Es una pasta tubular, parecida a los macarrones, pero lisos, no estriados, y más largos. Se usa con salsas densas.

Ziti tagliatti
Ziti tagliatti

Ziti tagliati.- Son iguales, pero más cortos, simplemente.

Zitoni tagliati
Zitoni tagliati

Zitoni tagliati.- Apropiados para todo lo que queráis, para todos los tipos de salsa que queráis. Es un tipo de pasta corta que se parece a lo que aquí consideramos macarrones.