Batido proteico de melón, manzana, mango y zanahoria

¿Qué hace una cuando compra mucha verdura y fruta para hacer batidos y la mete en el frigorífico después de un fin de semana cocinando sin parar, en una cocina en la que no se puede hacer ni pasta fresca porque la masa SE DERRITE, señores: se derrite? Pues que otro fin de semana, cuando ve que las zanahorias se le están poniendo pochas y blandurrias y que el melón tiene una capita de sequedad considerable, lo echa todo en la batidora y reza porque esté rico. Y está rico. Qué bien. Y además tiene ese color naranja tan bonito. Y está frío. Importante en verano. Todo frío, gracias.

Es que llevamos tres fines de semana de alerta, ¿sí? Más de cuarenta grados. Que quedas a comer por ahí y quieres morir cuando ves el sol reflejado en el asfalto, que en vez de gris está blanco nuclear de lo que reluce.

El infierno.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 175 ml de leche de coco (de la que viene en tetra brik y no en lata)
  • 1 plátano
  • 1 mango pelado y en cubos
  • 4 zanahorias peladas y picadas
  • 1/2 melón Gaia pequeño, pelado y sin las semillas
  • 1 manzana Ambrosía
  • 50 gramos de proteína de arroz

Preparación:

Yo lo hice todo batido en la MyCook durante 3 minutos a velocidad progresiva 7-10 sin temperatura. Si lo queréis frío, echad unos cubitos de hielo, porque el calor del motor calienta la preparación. También lo podéis hacer antes, que se tardan 20 minutos mientras se pica todo y guardarlo en la nevera.

Batido proteico de kiwi y melón

Melón Galia

Por ahí leí una vez que Jason Wrobel era uno de los chefs veganos más innovadores del mundo mundial, así que me agencié su Eaternity… solo para descubrir que voy a tunearle todas las recetas. Es de estas personas que ven en el veganismo la respuesta a todos los males: los veganos follan mejor, viven más tiempo, son más fuertes y mejores y esas cosas y, siguiendo esas premisas, ha montado su libro. Que hay que tunear. Bueno, puedes gastarte una pasta gansa en baobab, lúcuma, maca, acai, camu camu o bayas doradas, que te darán la eterna juventud, pero yo ya tengo 40 tacos y estoy mayor para estas modas de súper alimentos. ¿Arándanos? Sí. Son fruta. Pero lo demás, que no sé ni dónde se cultiva ni en qué condiciones… me parece un capricho de niño rico, la verdad. Ya sé que en el primer mundo somos ricos (comparados con los demás), pero tampoco hace falta hacer el imbécil.

Eso sí: tuneada y todo y quitando de aquí y añadiendo de allá, este batido está muy rico.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 250 gramos de melón Galia (yo usé este, pero podéis usar el que queráis, que sea dulcecito)
  • 2 kiwis pelados
  • 135 ml de leche de almendras sin endulzar (la receta original pone leche de coco, de la de tetra brik)
  • 20 ml de zumo de limón (la receta original usa lima)
  • 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
  • 50 gramos de proteína de arroz en polvo (opcional)
  • 1 plátano
  • 2 cucharadas de menta (eso pone la receta original: yo no tenía, pero lo añado aquí por si queréis usarla. Creo que le dará un toquecito chulo).

Preparación:

Bate todo hasta que esté cremoso. Yo lo hice 40 segundos a velocidad 7-10 en la MyCook. Luego paré la máquina, raspé las paredes con una espátula, porque siempre hay un trozo de fruta que se dispara hacia la tapadera y lo puse 10 segundos más a velocidad 10.

Tened en cuenta que el motor calienta la fruta, así que si lo queréis tomar ya, añadid cubitos de hielo mientras batís.

Está muy rico. Doy fe.