Ensalada de no-atún

Ensalada de no-atún
Ensalada de no-atún

Hace algún tiempo hablé del jackfruit y dije que venía de quintaleches y que dudaba que lo volviera a comprar, pero tengo latas para aburrir (para aburrir son cuatro o cinco) y algo habrá que hacer con ellas. En el libro But I could never go vegan viene una receta de ensalada de no-atún que tenía una pinta fantástica y que, como podéis deducir, a atún no sabe. ¿Con qué podéis sustituir el jackfruit si no lo queréis comprar? Con algo que se deshilache… porque el jackfruit se deshilacha y queda como la carne mechada o como el atún. El problema es que no se me ocurre ningún ingrediente que lo haga. Para platos que imiten a los platos carnívoros sí. Para los de pescado, no sé, sinceramente.

El sabor a mar se lo da el alga kelp, que yo compré en Vegan Place. Tiene yodo. Lo sé porque me hice un raspón superficial en un dedo y me rocé con el alga y qué escozor. El sabor a huevito de la mayonesa se lo da la sal kala namak., que es uno de los mejores inventos de la humanidad. Esta ensalada, en un sándwich, tiene que estar de muerte, pero yo me he restringido el pan. No porque no lo pueda comer por la dieta, sino porque, si como pan, como hidratos de menor calidad y, además, le doy que da gusto. Pero, los que podéis comer hasta hartaros porque hacéis muchísimo deporte, no engordáis y etc. le podéis meter el pan que os dé la gana. Yo lo compro integral de esta panadería, artesana y que adoro: la Ecotahona del Ambroz. Estoy intentando ser más consciente de mis actos de consumo, aunque tenga mis incoherencias y en mi despensa haya leche de coco. Ahora miro mucho más la procedencia de los productos. El otro día necesitaba almendras, vi que solo las tenían de Estados Unidos y no las compré. Ya las compraré en Semilla y Grano, que son españolas.

La lata en la que está presentada es de Terracota Mérida.

Ingredientes para algo más de 600 gramos de ensalada:

  • 1 lata grande de jackfruit en salmuera. No el que viene en sirope, que ese es dulce.
  • 265 gramos (1 y 1/2 tazas) de alubias blancas cocidas
  • 1 cucharadita de kelp, en gránulos o molida en el molinillo de café.
  • 1/2 cucharadita de estragón seco
  • 55 gramos (1/2 taza) de mayonesa
  • 2 cucharadas de alcaparras o de pepinillos en vinagre picados
  • 1 y 1/2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • el zumo de 1 limón de tamaño medio
  • 1/2 cucharadita de sal kala namak si la mayonesa está hecha sin ella
Ensalada de no-atún
Ensalada de no-atún

Preparación:

Los ingredientes, para empezar, son orientativos, sobre todo el zumo de limón, el estragón, las alcaparras y hasta el alga o la sal. Como si le quieres poner pepinillos y alcaparras o un kilo de mayonesa.

Pon el jackfruit en un colador y enjuágalo. Desmenúzalo. Verás que te queda un tronquito duro. Yo lo piqué en una picadora manual que tengo y listo. Reserva.

Mientras tanto, pon las alubias en un bol y machácalas con un tenedor o un machacador de patatas hasta que estén deshechas. Agrega la mayonesa, el alga kelp, el estragón, la mostaza, los pepinillos o las alcaparras, la mostaza y el zumo de limón. Si la mayonesa no tiene sal kala namak, como la mía, le puedes poner media cucharadita. Esto se trata de probar e ir ajustando los sabores a tu gusto. Remueve bien, agrega todo el jackfruit deshilachado y vuelve a remover. Ya está lista. Se hace rápido, teniendo en cuenta lo lenta que soy yo en la cocina… sobre todo si tienes las alubias cocidas, claro está.

Lo puedes poner de tapita con crackers o con barquitas de endivia o lechuga, echarlo en una ensalada de hojas verdes, cocerle patata y hacerte una ensaladilla rusa… Lo que quieras.