Chana Masala

Chana masala. Con este nombre se esconde un plato indio que yo hice sin chiles y sin picante, pero con el sabor poderoso del jengibre. Es un plato especiado, pero supongo que podréis jugar con la cantidad de especias, según os gusten más o menos, y añadirle picante, si os gusta o si podéis tomarlo. Yo no le puse y está riquísimo igualmente. Con carbohidratos (en forma de quinoa o de arroz o cuscús) está riquísimo y es un plato de lo más completo. La receta la saqué de la página Epicurious un día que estaba buscando recetas rápidas de hacer y fácilmente congelables.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande picada
  • de 2 a 3 dientes de ajo picados
  • 900 gramos de garbanzos cocidos
  • de 1 a 2 cucharaditas de garam masala o un curry de buena calidad
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 2 cucharaditas de jengibre fresco picado
  • 2 tomates grandes picados en cuadraditos
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/4 taza de cilantro fresco picado o al gusto
  • sal al gusto
  • arroz, quinoa o cuscús, cocidos y calentitos, opcional

Preparación:

Calienta el aceite en una sartén y añade la cebolla. Saltea hasta que esté transparente. Agrega el ajo y continúa salteando hasta que la cebolla esté dorada.

Agrega los garbanzos, el garam masala, la cúrcuma, el jengibre, los tomates, el zumo de limón y como 1/4 de taza de agua. Llévalo a ebullición y, cuando hierva, baja el fuego a fuego medio-bajo y calienta durante 10 minutos, removiendo frecuentemente. Si lo necesitas, añade más agua.

Agrega el cilantro y añade sal al gusto. Sirve en un bol o sobre arroz, cuscús o quinoa cocidos si lo deseas.