Albóndigas de alubias rojas con Portobello

Albóndigas
Albóndigas

La mayoría de los días, mis cenas se apañan con hummus, ensalada con tofu ahumado, gazpacho o puré y, de vez en cuando, alguna hamburguesa… Siempre me digo: varía el menú, nena. Pero luego llego a las ocho del deporte y a mí cocinar no me apetece. Sobre todo cuando tienes a dos gatos machos aporreándote la puerta, porque, si no te ven, se quieren morir. Necesito más variedad de recetas de legumbres para diario y más variedad de carbohidratos. Y de verduras. Así que, para cenar, hice distintas clases de masa y, con ellas, albóndigas. Porque se pueden hacer hamburguesas. La receta es del libro Pantry to Plate, de YumUniverse, que te crea una plantilla y, con ella, tú improvisas. El único ingrediente que hay raro es el Psyllium, que yo compré en Vegan Place.

Además, me he metido en otro proyecto, que es hacer un mapa, por gusto, de lugares veganos, vegetarianos y con opciones, de España. Realmente, lo hago para mí, para ir a tiro hecho cuando visito una ciudad. Y también lo hago con la secreta esperanza de ir poniendo cada vez más restaurantes en Extremadura… Ojalá. A mí me gusta comer fuera, me gusta una mesa con amigos, no recibo muchas visitas en casa por los gatos, no cocino para nadie y la socialización que tengo es delante de una mesa…

Albóndigas de alubias rojas con champiñones Portobello
Albóndigas de alubias rojas con champiñones Portobello

Ingredientes para unas 20 albóndigas:

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 100 gramos de cebolla roja cortada a cuadraditos
  • 3 dientes de ajo muy picados
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de agua
  • 150 gramos (1 taza) de zanahoria cortada en cubitos
  • 150 gramos (1 taza) de calabaza cacahuete cortada en cubitos
  • 150 gramos de champiñones Portobello limpios y picados
  • 55 gramos (1 taza) de copos de avena (mira que sean sin gluten si eres celíaco)
  • 170 gramos (1 taza) de alubias rojas cocidas
  • 1/4 cucharadita de chipotle en polvo (le puedes poner lo que quieras: humo líquido, perejil fresco, pimentón… las hierbas y especias que se te ocurran)
  • 2 cucharaditas de psyllium molido (esto es amalgamante: probad con una cucharada de semillas de lino molidas mezcladas con las 2 cucharadas de agua, que tiene que hacer el pego igual)
Albóndigas riquísimas de alubias con champiñones
Albóndigas riquísimas de alubias con champiñones

Preparación:

Calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y agrega la zanahoria y la calabaza. Fríe unos 20 minutos, hasta que las verduras estén blanditas. Remueve de vez en cuando. Incorpora la cebolla picada y los champiñones y sofríe, siempre a fuego medio, unos 7 minutos más, removiendo de vez en cuando. Ahora, añade el ajo y sofríe, removiendo de vez en cuando, 1 minuto. Añade la avena y las alubias cocidas y sofríe un par de minutos.

Pásalo todo a un robot de cocina. Espolvorea el psyllium por encima y agrega el chipotle, el agua y la sal. Pulsa 20 o 30 veces. Cada pulsación dura menos de un segundo, ojo. Es solo darle al botón para que se vaya mezclando porque no quieres hummus ni puré: quieres unas albóndigas con su textura. Imagina la carne picada: pues esa textura es.

Si ves que están muy húmedas, añade más avena, de cucharada en cucharada y lo mismo si ves que están secas: agrega agua de cucharada en cucharada. Yo lo que hago es dejarlas en el frigo media hora, porque la masa se endurece un poco: las envuelvo y las meto al frío. Luego las saco, cojo bolas del mismo tamaño con una cuchara de helado y las formo. Las frío en aceite a fuego medio-bajo durante un cuarto de hora, dándoles vueltas para que se hagan por igual y ya están listas y se pueden congelar.

Para servir, una ensalada, un gazpacho, un puré de verduras y una salsita rica y ya cenáis tan felices y contentos. O no, que lo mismo tenéis un día tonto de llorar por las esquinas, pero oye, las penas con pan, son menos.

Salteado de setas con brotes de bambú

Busco algo que sepa a los fideos chinos con gambas, con todo su glutamato monosódico y toda su cosa, pero que sea vegano. Realmente, busco comida china, que a mí me encanta hasta cuando está mal hecha, así que aproveché un día que tenía brotes de bambú del Aldi y me puse a investigar. ¿Qué hace falta para que algo sepa a comida china? Pues cinco especias chinas, jengibre, salsa de soja… Hala, ya tengo sofrito de verduras para dar y regalar.

Verduras con brotes de bambú
Verduras con brotes de bambú

A fideos chinos con gambas no sabe. Porque no lleva gambas. Pero está tan rico y lo he hecho yo solita, que siempre sigo recetas de otros, que me gusta mucho compartirlo por si lo queréis hacer también. No pongo para cuántas raciones da, porque la cantidad da igual: son verduras y comemos muchas menos verduras de las que deberíamos. Poneos hasta el culo de esto. Punto.

Ingredientes:

  • 50 gramos de setas shiitake secas. Yo las compro en el Aldi, en Semilla y Grano o en Vegan Place.
  • 50 gramos de champiñones ostra secos. También las tienen en Aldi.
  • 4 zanahorias
  • 1 cebolla a rodajas grandecitas y luego a tiras (yo la corté en octavos, para que entendáis lo que quiero decir)
  • 1 ajo picado
  • Un trozo de jengibre de unos 2 cm picado
  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete. Yo lo compro en Aldi también.
  • 100 gramos de champiñones Portobello frescos a rodajas, bien limpios. No los peles, que es un crimen. Se limpian con un paño húmedo y listo.
  • 1 bote de 320 gramos de brotes de bambú. También en el Aldi.
  • 2 cucharadas de salsa de soja dulce
  • 4 cucharadas de salsa de soja normal (yo la uso baja en sal). Se puede sustituir por tamari, que no tiene gluten, si uno es celiaco y omitir la soja dulce.
  • 2 cucharones del líquido de las setas cuando se rehidraten en agua caliente (son dos cucharones; es decir, no dos cazos.

Aclaración: esto es un cucharón:

Cucharón
Cucharón

Preparación:

Pon a hervir agua (yo tengo un hervidor, una kettle y es la mejor compra que he hecho en los últimos meses) y pon las setas secas en un bol. Cuando el agua hierva, échala en el bol con las setas, tápalo con un plato y deja que se hidraten unos 10 minutos.

Pon un cazo con agua a hervir y, cuando hierva, añade los brotes de bambú escurridos y hiérvelos 5 minutos. Yo esto lo hice porque he leído que los brotes, sean de bote o no, se tienen que hervir y yo soy mú bien mandá. Escúrrelo y reserva.

Mientras tanto, calienta el aceite de cacahuete en un wok bien hermosote a fuego medio. Si no tienes aceite de cacahuete, pues usa de oliva, pero el de cacahuete le da un puntito, qué quieres que te diga. Saltea las cebollas y las zanahorias unos 3 minutos, removiendo de vez en cuando. Agrega el ajo y el jengibre y dale unas vueltas durante unos 30 segundos.

Saca las setas que se están hidratando con ayuda de una espumadera. Es que dejan tierrilla abajo y esa tierrilla no la queremos. Así que es mejor sacarlas con una espumadera. Ponlas en el wok junto a los champiñones portobello y el bambú y sofríelos, a fuego fuerte (medio-alto) hasta que ya no estén crudos (tardan unos 7 minutos). Agrega las cinco especias chinas y sofríe removiendo para que todo se impregne. Puedes poner más cantidad de especias, esto va en gustos. Ahora, añade las dos salsas de soja y los dos cucharones del líquido de las setas (coge el agua de la superficie, recuerda que hay tierrilla debajo).

Ahora, espera a que se evapore el agua, que tarda un par de minutos o tres y prueba de sal, por si te gusta más salado. A mí me gusta cómo queda sin sal, que la salsa de soja ya lleva.

Setas y bambú
Setas y bambú

Puedes decorar el plato con semillas de sésamo (pero rómpelas, que, si no, no se digieren) o con la parte verde de una cebolleta, como hice yo. Yo lo mezclo con alguna proteína como tofu ahumado, Heura, seitán o tempeh y con algún hidrato de calidad, como arroz integral o pasta integral o cuscús integral

Feijoada

La feijoada es un plato típico de la cocina brasileña que tiene carne a raudales. En el libro Viva Vegan, de Terry Hope Romero, ofrecen una versión con setas: ella usa champiñones Portobello, pero aquí están a precio de sangre de unicornio y además, el único sitio en el que los encontré fue en un supermercado, en una bandeja llena de humedad mezclados con otras setas. Como me niego rotundamente a comprar en los supermercados productos frescos, que para eso tengo la frutería debajo de mi casa, usé un tarro de mezcla de setas en conserva que compré allí un día que no tenía muy claro qué hacerme de cenar… El humo líquido sí que se compra en el supermercado…

Ingredientes para 8 raciones:

  • 350 gramos de alubias pintas secas, puestas en remojo la noche anterior (la receta original pide alubias negras)
  • 1250 mililitros de agua para cocer las alubias
  • 1 cucharadita de sal para las alubias
  • Un trocito de alga kombu para cocer las alubias
  • 2 hojas de laurel
  • 120 gramos de soja texturizada fina
  • 460 mililitros de agua hirviendo
  • 53 gramos de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo pelados y picados
  • 450 gramos de cebolla pelada y picada
  • 75 mililitros de vino tinto
  • 225 gramos de champiñones Portobello, sin los tallos y picados a rodajas (yo usé una mezcla de setas pequeñas sin cortar)
  • 1 cucharadita de humo líquido
  • 1 y 1/2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1/4 cucharadita de copos de chile
  • 460 mililitros de caldo vegetal
  • sal al gusto
  • pimienta negra
  • arroz para servir

Preparación:

Una vez puestas las judías a remojo toda la noche, escúrrelas, enjuágalas y ponlas en una olla rápida con la cucharadita de sal y el agua, las dos hojas de laurel y el alga kombu. Desde que comienza a salir la presión, en mi olla son 20 minutos hasta que están listas. No las escurras. Resérvalas.

Mezcla, en un bol, la soja texturizada y el agua hirviendo durante 15 minutos. La soja se hinchará porque absorberá el agua. Cuando esté lo suficientemente fría como para que puedas manipularla con las manos, ponla en un colador de malla y aprieta para retirar la mayor parte del agua. Reserva.

Calienta una cacerola a fuego medio. Añade el aceite de oliva, caliéntalo y, cuando esté caliente, agrega el ajo picado. Fríe a fuego medio hasta que comience a chisporrotear y a desprender aroma, lo que te llevará unos 30 segundos.

Añade la cebolla y fríela, removiendo de vez en cuando, de 6 a 8 minutos, hasta que esté transparente.

Echa el vino en la cacerola y sube el fuego para que hierva. Desglasa la olla si se ha pegado algo de la cebolla frita. Baja el fuego, vuelve a ponerlo a fuego medio y ahora añade los champiñones, el humo líquido, el tomillo, los copos de pimiento rojo y la soja. Deja cocer 10 minutos.

Ahora, coge 2 tazas de alubias, con su caldo (515 gramos) y hazlas puré con la batidora. Reserva.

Pon el resto de las alubias, con su líquido de cocción, en la cazuela de los champiñones y la soja. Agrega el caldo vegetal y remueve. Añade el puré reservado, prueba y rectifica de sal. Llévalo a ebullición a fuego alto, baja el fuego, tapa la cazuela parcialmente y remueve de vez en cuando durante los 30 o 40 minutos que lo tendrás cociendo, hasta que veas que ha espesado. Añade pimienta recién molida y sirve con arroz cocido.