Gazpacho de melón

Nuestro melón piel de sapo se llama, en Estados Unidos, melón Santa Claus. Es porque dura hasta Navidad. En mis libros americanos aparece el melón honeydew, que es con el que Mark Bittman hace esta receta, que es el melón verde o casaba. Pero, habiendo en la frutería piel de sapo, pues se cambia el melón y ya está. Lo importante es que sea dulcecito. Eso, por una parte. Por la otra, a mí la fruta no me gusta. Así, en general. Me encantan las picotas del Jerte y las uvas. Y las fresas con nata. En verano, que todo el mundo se hincha a melón y a sandía, solos, de la nevera, fresquitos, yo ando llorando por las esquinas porque, con la fruta, me pasa como con los pimientos: que me encantaría que me gustara. Pero no me gusta. Y, como me he propuesto comer fruta, lo que hago es mezclarla con yogur o leche de soja, de lunes a viernes, y semillas de chía y frutos secos y esa es mi media mañana. Así sí me gusta. También busco sopas frías que tengan fruta: hay gazpacho de sandía, salmorejo de cerezas, gazpacho de cerezas y gazpacho de fresas, además del gazpacho de uva, pepino y avellanas que colgué hace poco. Ahora llega este, tuneado por mí, porque tiene salsa de pescado en la receta original y a mí me gusta mucho el mar como para andar comiendo pescado.

Gazpacho de melón
Gazpacho de melón

Ingredientes para 6 raciones (cada una tiene 195 gramos):

  • 1 kilo de melón, pesado sin piel y sin semillas, cortado en trozos gruesos
  • Un pepino mediano (unos 200 gramos)
  • 2 rebanadas de pan (80 gramos) gorditas (yo uso integral)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de salsa de soja baja en sal
  • 1/4 cucharadita de alga kelp molida (podéis poner más)
  • 2 cucharadas de zumo de lima o limón
  • 1 chalota pequeña (o una punta de cebolla, pero le podéis no poner esto)
  • 240 gramos (1 taza) de agua
  • pimienta negra (yo no le puse)
Gazpacho de melón
Gazpacho de melón

Preparación:

Es tan simple como poner todos los ingredientes en una batidora potente y batir. En la MyCook, yo lo tengo 4 o 5 minutos a velocidad progresiva 7-10 hasta que queda muy cremoso. Está riquísimo, de verdad.

 

Gazpacho de uva, pepino y avellana

Gazpacho de uva, pepino y avellana
Gazpacho de uva, pepino y avellana

WordPress está probando un nuevo editor de texto, que se llama Gutenberg, pero que no tiene listas con viñetas, listas numeradas, justificación del texto (ni con atajo de teclado), colores en las letras ni casi lo mínimo que se despacha, pero que es muy bonito. Muy bonito, muy poco funcional. Vamos, que no sé cómo demonios va a quedar el blog a partir de que lo implanten definitivamente, ni si pondrán más opciones ni nada. Mientras tanto, después de haberlo probado, me quedo con el clásico, porque el otro no tiene nada… o has de saber código HTML. Que yo sé lo básico, pero no tanto. En fin. Sigo actualizando el blog con las sopas frías porque tengo tantas recetas pendientes que lo mismo las pongo en invierno cuando ya no apetezcan. Una es así: cocina una vez al mes, se plantea siempre ir haciendo una receta nueva a la semana y luego no lo cumple porque surgen planes, vienen amigos, hay libros por leer y siestas que dormir y lavadoras y areneros y gatos jugando y cafés y… Y planes. Y trabajo, también. Por cierto, esto es muy apropiado para llevárselo al trabajo en un bote hermético y así tenemos ración de proteínas, grasas saludables y fruta y verdura crudas en el mismo tarro. Luego alguna cosa más, un plato de pasta con más verduras o unas hamburguesas con ensalada y listo. La OMS recomienda que hay que comer mínimo 400 gramos de verduras y fruta al día. Yo siempre he pensado que no llegaba a los requerimientos… hasta que me dio por pesar la fruta que me como a media mañana y siempre es casi medio kilo. Y eso es una maravilla, porque yo he empezado a comer fruta a la vejez.

La receta es del muy maravilloso Mark Bittman.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 2 pepinos medianos (unos 400 gramos en total)
  • 500 gramos de uvas verdes bien lavadas
  • Una rebanada de pan gordita (unos 40 gramos)
  • 45 gramos (1/3 taza) de avellanas peladas, sin la cáscara: la piel de dentro da igual, yo se la dejo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez (si lo vais a congelar, no le pongáis: se lo añadís cuando vayáis a servirlo)
  • 1 chalota pequeña (o cebolla, una puntita)
  • 240 gramos (1 taza) de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • pimienta negra
Gazpacho de pepino, uva y avellana
Gazpacho de pepino, uva y avellana

Preparación:

Esto es tan sencillo como poner todos los ingredientes en una batidora potente y batir hasta que tengas una crema espesa y sin tropezones. Si la batidora no es muy potente, bate lo que buenamente puedas y lo pasas por un pasapurés: otro remedio no hay. Yo, en la MyCook, lo pongo 6 minutos a velocidad progresiva 7-10 sin temperatura. Y queda riquísimo. Deja enfriar en la nevera antes de servir.

Aliño de mostaza y sirope de arce

Aliño de mostaza y sirope de arce
Aliño de mostaza y sirope de arce

Durante el pasado fin de semana, me dediqué a descansar. Pensaba cocinar como una loca, pero, en lugar de eso, ese sábado dormí la siesta de antes de comer (la del burro, la llamamos en Extremadura, o la del cordero, o la del obispo) y la de después de comer también, porque para qué conformarse con una cuando se pueden tener las dos. Luego me di cuenta de que, realmente, no he tenido vacaciones y yo ya tengo una edad.

Sigue haciendo calor. No tanto como hace días, en que Mérida fue la ciudad más calurosa de España, con sus 44 graditos de nada, pero a mí encender la vitrocerámica en esta época me mata del todo. El horno ni digamos. Pero la batidora está bien. La batidora se puede poner en marcha y no pasa nada. Y luego, metes el aliño en la nevera y te haces una ensalada con bacon de tempeh que no se la salta un caballo. Y eres feliz porque un sábado de descanso, por fin, es lo máximo que le puedes pedir a la vida.

Ensalada con aliño de mostaza y sirope de arce
Ensalada con aliño de mostaza y sirope de arce

La receta es de Terry Hope Romero, de su libro Salad Samurai. Si vais a comprar en Amazon, podéis usar, por favor, el link que os pongo aquí y así ayudáis a los gatos de una amiga mía que salva a gatos de la calle. Si queréis adoptar un animal y sois responsables, tenéis la casa protegida y dinero para llevarlo al veterinario y darle pienso bueno, podéis mirar su blog.

Ingredientes para un botecito:

  • 85 gramos (1/2 taza) de anacardos crudos
  • 120 ml (1/2 taza) de agua caliente
  • 65 gramos (1/4 taza) de mostaza a la antigua (à la ancienne, pondrá quizá en el tarro)
  • 2 cucharadas de sirope de arce (sí, es un azúcar añadido, pero le da un puntito)
  • 1 cucharada de chalota picada. Yo esto no lo mido. Pongo media chalota y listo.
  • 1/2 cucharadita de sal
Aliño de mostaza y sirope de arce a la izquierda y ensalada a la derecha
Aliño de mostaza y sirope de arce a la izquierda y ensalada a la derecha

Preparación:

Pon, en el vaso de la batidora, los anacardos con el agua en la que los has remojado y bate bien. Luego, agrega el resto de los ingredientes y bate hasta que tengas una crema. Parece líquida, pero se espesará mucho cuando la pongas en el frigorífico. La puedes rebajar con agua, cucharada a cucharada: yo pongo el aliño en un vaso, voy echando agua, remuevo con una cuchara y, cuando está a mi gusto, paro de echar agua.

Si tenéis una batidora potente, como una Thermomix, Vitamix o MyCook o alguna de estas, no hace falta que remojéis los anacardos. Se ponen en el vaso (yo pongo el cestillo para que no salten por ahí y se queden pegados en la tapadera, que son muy caros), se hacen polvo unos segundos a velocidad 7-10, se añaden el agua y el resto de los ingredientes y se bate un minuto a velocidad 7-10. Si queda poco cremosa para vuestro gusto, ponedla más tiempo. No puedo dar los tiempos exactos porque la MyCook la tenía en el lavavajillas después de cocinar y usé la batidora de vaso para hacer el aliño.

Está muy rico y se hace en dos minutos.