Muffins de cerezas y almendras

 

Muffins de cerezas y almendras
Muffins de cerezas y almendras

Mirad qué pinta tiene esto, por Dios. La pinta se la debemos a mi horno: la receta, a Isa Chandra Moskowitz, as (almost) always. Es de Vegan with a vengeance. Si no lo tenéis, o si no tenéis ninguno de los dos, comprad la edición del décimo aniversario, que es esta que os enlazo. Y compartid estos muffins, porque salen 12 y no queremos ponernos gochos.

Ingredientes para 12 muffins:

  • 80 gramos (1/2 taza) de cerezas deshidratadas picadas
  • 300 gramos (2 tazas) de harina todo uso
  • 70 gramos (1/3 taza) de azúcar
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 70 gramos (1/3 taza) de aceite de girasol
  • 180 ml (3/4 taza) de leche de almendras sin endulzar
  • 180 gramos (3/4 de taza o 2 yogures) de yogur de soja natural sin endulzar
  • 2 cucharaditas de extracto de almendras
  • 100 gramos (1 taza) de almendras laminadas, divididas (primero 75 gramos -3/4 taza- y luego usaremos 25 gramos -1/4 taza-)
Muffins de cerezas y almendras
Muffins de cerezas y almendras

Preparación:

Precalienta el horno a 200º C.

Prepara una bandeja de muffins, con papeles de magdalenas o engrasándola.

En un bol pequeño, remoja las cerezas con agua caliente durante 10 minutos.

Mientras tanto, en un bol grande, tamiza la harina, el bicarbonato, el polvo de hornear, el azúcar y la sal. Remueve bien esta mezcla. Crea un volcán en el centro y agrega el yogur, la leche, el aceite y el extracto de almendras. Mezcla con una cuchara de madera hasta que esté todo integrado y agrega 75 gramos (3/4 de taza) de las almendras laminadas. Remueve bien de nuevo. Escurre las cerezas, añádelas a la masa y remueve para que se mezclen.

Rellena los moldes de muffins 3/4 partes de su capacidad. Da justo para los 12 muffins. Presiona con cuidado el resto de las almendras, repartiéndolas entre los 12 moldes. Hornea de 18 a 22 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, salga limpio (puede tardar un poco más). Saca la bandeja con ayuda de unas manoplas, para no quemarte y pásalas con cuidado a una rejilla de repostería para que se enfríen.

Tofu en salsa de cerezas

Tofu en salsa de cerezas
Tofu en salsa de cerezas

Hace poco, dije que tengo los dos libros que han escrito Celine Steen y Joni Marie Newman sobre cómo sustituir ingredientes en las recetas veganas. El primero que sacaron fue The Complete Guide to Vegan Food Substitutions. Del segundo, ya puse aquí las croquetas de garbanzos con salsa teriyaki. Son dos libros que tengo infrautilizados, a pesar de sus posibilidades, porque Isa Chandra Moskowitz, Terry Hope Romero, Miyoko Schinner y Kristy Turner son mi debilidad, pero me dije que tenía que buscar más recetas apetitosas de ellos para las fiestas. Para Navidad, hice este tofu. Tre-men-do. Muy rico, de verdad. Y la salsa es que vale para todo. Tuneé un poco la receta, eché menos pimienta y batí parte de la salsa, porque tanta cereza pululando por ahí no me gustaba. Sí, diréis que a buenas horas: ya os di muchas ideas de recetas para las Navidades. Estas recetas quedan para las ideas del año que viene.

Ingredientes para 3 raciones de las mías:

  • 235 ml (1 taza) de vino tinto o de zumo de granada
  • 80 gramos (1/2 taza) de cerezas deshidratadas
  • 80 gramos (1/4 taza) de cerezas en conserva
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de tomillo seco o 1 cucharada de tomillo fresco
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 400 gramos de tofu extrafirme, prensado y escurrido
Tofu en salsa de cerezas
Tofu en salsa de cerezas

Preparación:

Precalienta el horno a 180º C.

En un cazo, pon las cerezas secas, las cerezas en conserva, el aceite, la mostaza, el tomillo, el vino, la pimienta y la sal. Lleva a ebullición. Una vez que hierva, baja el fuego y deja cocer de 10 a 12 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que parezca un sirope. En este punto, se puede dejar así: yo batí un poco de la salsa. También se puede batir entera, si no os gustan los tropezones.

Mientras la mezcla se hace, corta el tofu en cuatro trozos iguales.

Disponlos en una bandeja lo suficientemente grande como para que quepan los cuatro trozos un poco separados los unos de los otros, pero no tan grande como para que se quede el tofu navegando por la salsa. Agrega la salsa y hornea 15 minutos. Saca la bandeja con ayuda de unas manoplas, para no quemarte, dale la vuelta al tofu y hornea de nuevo de 10 a 15 minutos.

Para la foto, he limpiado dos de las cerezas bajo el grifo, porque quedan hechas una plastita. Sí, a veces los platos no son tan remonos cuando los cocinamos: yo creo que, a estas alturas, solo salen monas las ensaladas y los patés…

Galletas de avena y chocolate

Otra receta de galletas veganas, crujientes por los bordes y blanditas por el centro. Acostumbrados como estamos en España a las galletas durísimas, de masa bien compacta, las galletas blanditas que consumen con fruición en otros países pueden parecernos «poco hechas». Pero ¿de qué trata la cocina sino de buscar nuevos sabores y, también, nuevas texturas?

Ingredientes para 2 o 2 y ½ docenas de galletas:

  • 2 tazas de copos de avena
  • 1 y 2/3 taza de harina normal
  • 2/3 taza de cacao en polvo
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • ¾ cucharadita de sal
  • 1 y ½ tazas de azúcar
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas
  • 2/3 taza de leche vegetal (soja, almendras, avena…)
  • 2/3 taza de aceite de girasol
  • 1 y ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • ¼ cucharadita de extracto de almendra
  • ¾ taza de chips de chocolate
  • 1 taza de cerezas secas o de pasas (opcional)

Cómo medir la harina en esta receta:

Las autoras recomiendan medir la harina con la taza dejando un copete, darle unos golpecitos contra la encimera para quitar las burbujas de aire que se puedan haber formado y luego nivelar la superficie con un cuchillo o una espátula.

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. Prepara dos bandejas de hornear con papel de horno.

En un bol mediano, mezcla juntos la harina, la avena, el cacao en polvo, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal. Reserva.

En un bol grande, bate juntos el azúcar, la leche y las semillas de lino hasta que se haga una crema. Añade el aceite y los extractos de vainilla y almendra y bate hasta que estén bien mezclados. Incorpora la mitad de la mezcla de harina y remueve hasta que se integre bien. Luego, echa la otra mitad y también remueve hasta que esté bien integrada. Pero justo antes de que esté bien integrada del todo, añade las pepitas de chocolate y las pasas o las cerezas si lo deseas.

Para hacer cada galleta, coge dos cucharadas generosas de masa y ponlas en la bandeja, pero ten cuidado de dejar un buen espacio de separación entre ellas, como 5 cm. O más, porque tienden a expandirse y se pegan las unas con las otras. Si quieres que te salgan redondas y bonitas, sepáralas lo máximo que puedas, aunque tengas que hacer más hornadas. Si lo deseas, aplástalas un poco con las manos mojadas o con la base, mojada también en agua, de una taza. Así salen más crujientes. Si no las aplastas, salen más blanditas por el centro. A gusto del consumidor.

Hornea 10 o 12 minutos, hasta que las galletas estén firmes y hayan subido un poco. Déjalas enfriar en la bandeja 5 minutos y luego transfiérelas a una rejilla para que se enfríen completamente. Guárdalas en una lata de galletas.