Fabada de mi madre

Fabada vegana
Fabada

«Las cuezo con una hoja de laurel y media cebolla y le hago un sofrito, tomate, cebolla, ajo  y pimiento verde y en el sofrito rehogo la morcilla. Se saca la morcilla,se bate el sofrito y se añade a las judías. Se deja cocer todo junto como 10 minutos. Yo cuando bato el sofrito le echo una cucharada de judías: quedan mas espesitas».

Este es, literalmente, el mensaje de WhatsApp de mi madre cuando le dije que tenía una morcilla vegana, regalo de Vegan Place, que es esta:

Morcilla riquísima
Morcilla riquísima

Total, que la tenía muerta de risa en el frigorífico y pensé: «ya ha llegado el fresco, apetece un potajito, mi madre hace unas judías tremendas…» y le pedí la receta. Luego la llamé por teléfono, porque ella usa la olla rápida y me dice: pues vas viendo. En la olla rápida. A poner ollas rápidas, que para eso tengo tres. La receta se puede hacer en crock pot también y así, con una cocción lenta, las legumbres son muy digestivas. Pero yo las necesitaba para comer a mediodía y puse la olla rápida… Y, además, esta receta es asombrosamente fácil…

Fabada
Fabada

Ingredientes para 5 raciones:

  • 1 morcilla vegetal. La podéis comprar o hacerla vosotros. Yo nunca la he hecho. También le podéis poner chorizo.
  • 240 gramos de alubias blancas. Yo usé de las pequeñas porque no tenía fabes. Se ponen a remojo durante 8 horas como mínimo.
  • 1 hoja de laurel
  • 1 casco de cebolla
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate pequeño
  • 1 pimiento verde pequeño (Cristina, por ejemplo, le pone pimiento rojo)
  • 2 dientes de ajo picados
  • Agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto
Fabada
Fabada

Preparación:

En la olla rápida, pon las judías blancas escurridas, la hoja de laurel y el casco de cebolla. Ahora, las cubres de agua, pero que el agua no sobresalga más de un dedo. El tiempo de cocción depende de la dureza de las judías, pero sí: mi madre lo dijo bien: hay que ir mirando. Yo las tuve 6 minutos y me pasé un poco. Ponedlas 4 minutos a alta presión (en el 2 de la olla súper rápida, generalmente, o en HIGH si tenéis una Instant Pot). Dejad que el vapor salga de forma natural (es decir, apagad la Instant Pot y dejadla tranquila o quitad la olla del fuego y lo mismo, hasta que la válvula baje). Ahora, abrís la olla y comprobáis. El punto es que las alubias han de quedar duritas, pero hechas. O sea, no megaduras que no se les pueda hincar el diente. Las comes y dices: «esto me lo podría comer, pero estaría mejor con un minuto más». Pues así.

Echad el aceite de oliva en una sartén puesta a calentar a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente. añadid la cebolla, el pimiento y el tomate, cortado todo a trozos. Da igual que no sean muy pequeños, porque eso va luego a la batidora. Déjalo 7 minutos o así, dando vueltas de vez en cuando. Ahora. añade la morcilla entera y deja freír otros 10 minutos, dándole la vuelta a la mitad de la cocción. Las verduras han de quedar blanditas y pochaditas. Yo esto, cuando era novata en la cocina, no lo entendía: cuál será el punto del pochado. Pues ahora sé que se ve, porque la verdura se pone blanda y cambia de color y se deshace cuando le das un poco con una cuchara de madera.

Saca la morcilla. En el vaso de la batidora echa un cucharón del líquido de cocción de las alubias, un cucharón de alubias escurridas y el contenido de la sartén. Bate hasta que sea cremoso. Añádelo a las alubias, vuelve a ponerlas al fuego y tenlas cociendo hasta que estén blanditas y a tu gusto. Puede tardar 10 minutos o 15 o 20, depende de lo duras que las hayas dejado. Añade sal. Comienza con una cucharadita rasa, mueve la olla (en las alubias NO se mete la cuchara, que se deshacen) y prueba.

Sirve calentito y a disfrutar de la fabada.

Realmente, esto no es una fabada. Será más bien un potaje de alubias. Pero en mi casa extremeña le llamamos fabada y yo, las comidas de mi madre y el nombre que le da mi madre a sus comidas, no lo cuestiono ni se me ocurre. Soy capaz de ir a Asturias, ver una fabada y decir: eso no es una fabada ni es ná.

He dicho.

Nutrientes por 250 gramos

 

Alubias blancas mediterráneas

J.L. Fields llama a este plato Mediterranean beans with greens, pero yo, greens no tenía y eché judías verdes. No tengo casi comida congelada y los fines de semana no son míos del todo. Este, día de la madre. A Badajoz. El que viene, comunión. A Badajoz. El domingo, viene Lara López a leer al WOMAD. Y, con Lara, viene Ferrán Fernández, el editor de Luces de Gálibo que siempre me trae galletas a Centrifugados. Y el siguiente me voy a Madrid para ver a Angelica Liddell. Y el siguiente al Poetas, de Madrid. En algún punto de mi vida debería cocinar. O acostumbrarme a hacerlo las tardes de los días de diario, pero ahora estoy cogiendo el coche lo máximo que puedo.

El primer día me fui al Mercadona, pensando que no habría nadie. Estaba allí todo Mérida. Así que me largué a dar vueltas por los pueblos. Fui a Calamonte y a Alange (la carretera de Alange es preciosa). Yo lo que tenía que haber hecho es irme a un polígono y luego a la ciudad, pero soy así de brusca. Al día siguiente sí que me fui al Polígono. Sigo sin saber aparcar, porque no cojo las medidas. En el garaje voy muy lenta, que es como hay que ir, por otra parte, porque solo hay una salida. Y ya le he hecho mi primer rayón con la columna.

Este fin de semana pasado he conducido Mérida-Badajoz y Badajoz-Mérida. Es autovía. Mi primera autovía de 50 y tantos kilómetros y se me hace eterna. De todos modos, me gusta conducir. O me gustará más cuando vaya segura.

Y así estoy. Como principiante conductora a los 42. Que no es lo mismo que hacerlo con 18, con ese cuerpo inmortal que Dios te ha dado, que cuando se te han muerto ya varios amigos en accidentes de coche.

Tengo la sensación de que todo lo hago tarde en esta vida.

Este platito tarda el tiempo justo. Menos mal que la cocina no falla. Bueno, a veces sí, pero esta receta no.

Alubias mediterráneas
Alubias mediterráneas

Ingredientes para 8 raciones de las mías:

  • 200 gramos (1 taza) de alubias blancas cannellini (de las pequeñas) puestas a remojo 12 horas o toda la noche
  • 470 ml (2 tazas) de caldo vegetal
  • 2 latas de 400 gramos de tomate picado
  • 50 gramos (1/2 taza) de aceitunas verdes a rodajas
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo muy picados
  • 150 gramos de judías verdes hechas al vapor. La receta original usa rúcula.
  • 120 ml (1/2 taza) de zumo de limón dividido en dos partes iguales (60 ml cada una o 1/4 taza)
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • Para servir: cebada perlada, arroz integral, trigo cocido, avena en grano cocida, espelta cocida…
Alubias mediterráneas
Alubias mediterráneas

Preparación:

Enjuaga y escurre las alubias.

Pon, en la olla, las alubias, el caldo, los tomates picados, las aceitunas, el ajo en polvo, el orégano y la albahaca. Tapa y cocina en presión HIGH (alta) de 6 a 10 minutos. Depende de tus alubias. Yo siempre lo pongo 8 minutos y luego voy mirando si le hace falta cocer un poco más. Deja salir el vapor de forma natural.

Mientras se hacen las alubias, calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego alto. Agrega los ajos picados y sofríelos un minuto o dos. Añade las judías verdes y dales unas vueltas. Echa la mitad del zumo de limón y dale unas vueltas.

Cuando la olla se pueda abrir, quita la tapa y comprueba si las alubias blancas están cocidas. Si no lo están, ponlas unos minutos más. Añade el zumo de limón restante. Prueba la sazón. No lleva sal, pero no está soso.

Para servir, pon arroz o cebada o cualquier otro cereal cocidos e un plato, agrega las alubias y las judías verdes y a comer.

 

Ensalada de no-atún

Ensalada de no-atún
Ensalada de no-atún

Hace algún tiempo hablé del jackfruit y dije que venía de quintaleches y que dudaba que lo volviera a comprar, pero tengo latas para aburrir (para aburrir son cuatro o cinco) y algo habrá que hacer con ellas. En el libro But I could never go vegan viene una receta de ensalada de no-atún que tenía una pinta fantástica y que, como podéis deducir, a atún no sabe. ¿Con qué podéis sustituir el jackfruit si no lo queréis comprar? Con algo que se deshilache… porque el jackfruit se deshilacha y queda como la carne mechada o como el atún. El problema es que no se me ocurre ningún ingrediente que lo haga. Para platos que imiten a los platos carnívoros sí. Para los de pescado, no sé, sinceramente.

El sabor a mar se lo da el alga kelp, que yo compré en Vegan Place. Tiene yodo. Lo sé porque me hice un raspón superficial en un dedo y me rocé con el alga y qué escozor. El sabor a huevito de la mayonesa se lo da la sal kala namak., que es uno de los mejores inventos de la humanidad. Esta ensalada, en un sándwich, tiene que estar de muerte, pero yo me he restringido el pan. No porque no lo pueda comer por la dieta, sino porque, si como pan, como hidratos de menor calidad y, además, le doy que da gusto. Pero, los que podéis comer hasta hartaros porque hacéis muchísimo deporte, no engordáis y etc. le podéis meter el pan que os dé la gana. Yo lo compro integral de esta panadería, artesana y que adoro: la Ecotahona del Ambroz. Estoy intentando ser más consciente de mis actos de consumo, aunque tenga mis incoherencias y en mi despensa haya leche de coco. Ahora miro mucho más la procedencia de los productos. El otro día necesitaba almendras, vi que solo las tenían de Estados Unidos y no las compré. Ya las compraré en Semilla y Grano, que son españolas.

La lata en la que está presentada es de Terracota Mérida.

Ingredientes para algo más de 600 gramos de ensalada:

  • 1 lata grande de jackfruit en salmuera. No el que viene en sirope, que ese es dulce.
  • 265 gramos (1 y 1/2 tazas) de alubias blancas cocidas
  • 1 cucharadita de kelp, en gránulos o molida en el molinillo de café.
  • 1/2 cucharadita de estragón seco
  • 55 gramos (1/2 taza) de mayonesa
  • 2 cucharadas de alcaparras o de pepinillos en vinagre picados
  • 1 y 1/2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • el zumo de 1 limón de tamaño medio
  • 1/2 cucharadita de sal kala namak si la mayonesa está hecha sin ella
Ensalada de no-atún
Ensalada de no-atún

Preparación:

Los ingredientes, para empezar, son orientativos, sobre todo el zumo de limón, el estragón, las alcaparras y hasta el alga o la sal. Como si le quieres poner pepinillos y alcaparras o un kilo de mayonesa.

Pon el jackfruit en un colador y enjuágalo. Desmenúzalo. Verás que te queda un tronquito duro. Yo lo piqué en una picadora manual que tengo y listo. Reserva.

Mientras tanto, pon las alubias en un bol y machácalas con un tenedor o un machacador de patatas hasta que estén deshechas. Agrega la mayonesa, el alga kelp, el estragón, la mostaza, los pepinillos o las alcaparras, la mostaza y el zumo de limón. Si la mayonesa no tiene sal kala namak, como la mía, le puedes poner media cucharadita. Esto se trata de probar e ir ajustando los sabores a tu gusto. Remueve bien, agrega todo el jackfruit deshilachado y vuelve a remover. Ya está lista. Se hace rápido, teniendo en cuenta lo lenta que soy yo en la cocina… sobre todo si tienes las alubias cocidas, claro está.

Lo puedes poner de tapita con crackers o con barquitas de endivia o lechuga, echarlo en una ensalada de hojas verdes, cocerle patata y hacerte una ensaladilla rusa… Lo que quieras.