Yogur de soja

Durante las pasadas Navidades, me dediqué a cocinar como una loca para poder llevar comida rica a casa. La compartí con la familia de mi cuñada, en la que hay una vegetariana también, así que, como agradecimiento, me regalaron una fuente grande con dibujos de gatos y una Instant Pot. Yo soy la tonta de los cacharros de cocina y alguno lo tengo ahí muerto de risa esperando la inspiración (como la máquina de pasta), pero, desde que esta ollita llegó a mi casa, la he usado casi todos los días. Sobre todo, para hacer patatas y guisantes al vapor. Pones todo, enciendes, te largas, te olvidas. Las patatas, un cuarto de hora. Los guisantes, 1 minuto. Todo perfecto.

Yogur de soja casero
Yogur con copos de cereal

La Instant Pot es una olla eléctrica que tiene varias funciones. Es olla rápida y olla lenta y también tiene varios programas para cocinar distintos cereales a la vez, hacer estofados, cocer legumbres para que queden enteras y, sobre todo, hace yogur. Así que yo, que soy una enreda, me dije: ¿y si hago yogur? Y compré un cuajo vegano, en iHerb.

El yogur queda suave, no muy ácido (si se quiere muy ácido, hay que ponerlo más tiempo) y líquido, como una salsa. Si se quiere espeso, hay que usar un espesante, como el almidón de tapioca.

Ingredientes para 1 litro de yogur:

  • 1 litro de leche de soja (con el menor número de ingredientes posible y, sobre todo, sin endulzar: es decir, sin fructosa, sin siropes, sin azúcar… Cuesta encontrarla, pero existe y, si no, se puede hacer leche de soja casera).
  • 1 sobre de cuajo vegetal
  • 1 cucharada de almidón de tapioca como espesante (opcional)
Yogur de soja casero
Yogur de soja

Preparación:

Bate la leche de soja con el cuajo vegetal. Es decir, ponlo en un bol y remueve, no hace falta que uses la batidora. Puedes poner la leche directamente en tarritos de yogur o en botes en la base de la olla, sin necesidad de esterilizar ni nada, pero que estén bien limpios. O hacer el yogur en la olla y luego pasarlo a tarros. Como quieras. Tampoco hace falta que uses la rejilla: los tarros se pueden poner directamente en la base.

Pon la tapa de la Instant Pot. No necesitas cerrar la válvula, pero es mejor que lo hagas para que la temperatura sea constante. Pulsa el botón en el que pone YOGURT. El tiempo será 8 horas por defecto, pero queda mejor si está al menos 12. Yo lo puse 12, pulsando la tecla +. Esto es más simple… Ten en cuenta que, cuanto más tiempo esté fermentando, más ácido se pone.

Luego lo puedes guardar tapado en el frigorífico. Dura 10 días. Yo lo he usado para hacer salsas de ensalada y labneh.

Si quieres que te quede un yogur tipo griego, es tan fácil como dejarlo un rato (el rato varía dependiendo de lo espeso que lo quieras) escurriendo. Coloca, en la encimera, un bol. Encima del bol pon un colador y, encima de él, un paño de muselina. Ahora, pon el yogur y deja escurrir. Luego, con una cuchara, ponlo en botes y ya lo puedes comer así o usar como quieras.

Coles de Bruselas al horno

Odio las coles de Bruselas. Eso pensaba yo. Que odiaba las coles de Bruselas. Hasta que me dije: las has comido mal. No puedes decir que odias las coles de Bruselas cuando las has probado en una menestra congelada y todas blandurrias y todo horror. Total, que compré coles de Bruselas. E hice un revuelto con varias verduras y salsa de soja y me dije: oh, esto parece que están rico. Siguiente paso: comerlas solas. Y allá que me puse. A comerlas solas. Asadas. Tremendas.

Coles de Bruselas asadas
Coles de Bruselas al horno

Moraleja: Hay que darle una oportunidad a la vida, señores. Si yo solo hubiera comido tofu poco hecho, blandito, en salsa, hubiera pensado: esto está asqueroso. Si yo solo pruebo una menestra con coles de Bruselas congeladas y blandas, pienso: no vuelvo. Pues no: en el 90 por ciento de las veces, no falla la verdura: falla la preparación. Y esto, en mi caso, desgraciadamente, no aplica para los pimientos.

Ingredientes:

  • coles de Bruselas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
Coles de Bruselas al horno
Coles de Bruselas asadas

Preparación:

Precalienta el horno a 210º C.

Puedes usar tantas coles de Bruselas como te quepan en una bandeja puestas en una sola capa. Las coles de Bruselas se preparan de la siguiente manera: se corta el tallito de la base, se despegan las hojas exteriores y se lavan. Luego ya se pueden cortar por la mitad y colocarlas en la bandeja, sin secarlas mucho: eso hará que no se quemen enseguida.

Pon las mitades de las coles en la bandeja, rocía con aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida y mete al horno 10 minutos. Saca, con ayuda de unas manoplas para no quemarte. Dale unas vueltas y ponlas otros 10 minutos más.

El tiempo es orientativo, ojo, porque depende del tamaño de las coles de Bruselas, así que tendrás que contar de 10 a 20 minutos en total. A los 10, tú las sacas y las miras. Luego ya valoras si las pones cinco minutos más o diez. ¿Cómo lo valoras? Pues porque las verás verdes (entonces, ponlas 10 minutos más solamente) o las verás más doraditas (entonces, 5). Ten cuidado de que no se quemen. Pon un temporizador. Las cosas en el horno, si no hay temporizador, se olvidan.

Tofu para platos asiáticos

Desde que he descubierto el tofu al horno no hago otra cosa. Lo he hecho con sabor a pollo y al pimentón. Y ahora hago este, que es especial para platos asiáticos. O, al menos, eso dice Terry Hope Romero. Esto es de su Vegan Eats World, que es un libro preciosísimo, con un sinfín de recetas especiales, de todo el mundo, y al que le tengo que sacar mucho más partido, como a su Viva Vegan. Este tofu también es para platos internacionales. De inspiración asiática, dice ella.

Tofu para platos asiáticos
Tofu para platos asiáticos

Ingredientes:

  • 400 gramos de tofu
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sirope de arce o de agave
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 cucharadita de canela molida
Tofu para platos asiáticos
Tofu para platos asiáticos

Preparación:

Si tu tofu no es del Aldi, prénsalo de 20 minutos a 1 hora. Córtalo en 8 rebanadas o como te apetezca. Si te gusta más crujiente, como a mí, lo puedes cortar en tiras gorditas.

Mezcla los ingredientes de la marinada (la salsa de soja, el aceite de oliva, el sirope, el zumo de limón, el ajo en polvo y la cayena) en un bol pequeño. En una fuente de horno (no una bandeja, ojo: una fuente, con sus bordes y todo) se coloca la marinada (que es el contenido del bol) y se pone el tofu. Ahora, enciende el horno a 210ºC. Deja que el tofu se macere unos 20 minutos y dale la vuelta de vez en cuando, para que se empape bien.

Mételo al horno 20 minutos. Saca la fuente con la ayuda de unas manoplas para no quemarte. Dale la vuelta a los filetes de tofu y déjalos de 20 a 24 minutos más. Luego ya lo puedes usar.

Yo soy muy simple y lo como con arroz. A mí el tofu me gusta con arroz, pocas veces lo mezclo con algo más. Es decir, tampoco le echo siquiera verdura al arroz. La verdura me la como aparte. Pero, si no sois tan raros como yo, lo podéis mezclar con más cosas. Sirve para platos de inspiración asiática.