Sacarle partido a la MyCook. Picar y rallar.

Este invierno me he propuesto dos cosas. Usar mi máquina de pasta fresca para hacer pasta integral (tengo en la despensa tal cantidad de paquetes que quería gastarlos antes, pero nunca los gasto) y sacarle mucho más partido a la MyCook. Yo soy una petarda que saca la tabla y el cuchillo y se pone a picar cantidades ingentes de verdura cuando tiene una máquina que lo hace por ella. Así soy yo. Pero siempre pienso que se me va a quedar la cebolla hecha puré, que no sé cuántos son los segundos para picar… En eso, Thermomix le gana la partida a la MyCook, porque especifica exactamente los segundos y las cantidades que hay que usar para picar bien una cebolla o una zanahoria, por ejemplo. Y como yo soy la tonta de los cuadros, lo voy a poner aquí para que no se me olviden los pasos a seguir: los saqué de la Thermomix TM5 de mi familia granadina, porque en el libro de MyCook no pone ni los tiempos. Y yo no soy nada… A ver, seamos serios: no tengo sentido común. A mí todo el tiempo y toda la potencia me parecen pocos. Así que puedo terminar con puré de verduras. Cuando vaya usando la máquina para picar, anotaré los tiempos que me gustan a mí e iré actualizando este cuadro. Prometido.

MyCook. Ahora hay un modelo digital, pero este es el que yo tengo
MyCook. Ahora hay un modelo digital, pero este es el que yo tengo

 

Rallar

Ingrediente

Cantidad

 Tiempo y velocidad
Zanahorias en trozos 700 gramos 4-5 segundos
vel. 5
Repollo y lombarda, lechuga, acelgas…
(verduras con hojas)
400 gramos 10-12 segundos
vel. 6Hay que cubrir con agua hasta la primera marca de la jarra
Fruta
(manzana, pera…)
600 gramos 4-5 segundos
vel. 4
  Chocolate
rallado grueso
200 gramos 4-5 segundos
vel. 7
Chocolate
rallado fino
200 gramos 6-8 segundos
vel. 8
El pan duro rallado se guarda en un recipiente hermético.

Al pan rallado se le pueden añadir hierbas cuando lo vayas a rallar y también ajo en polvo, para hacerlo aromático.

Pan
fresco o duro
cortado
en trozos de 3 cm.
rallado grueso
100 gramos 9-10 segundos
vel. 4
El pan fresco rallado se guarda en un bote y se mete en el frigorífico.

Al pan rallado se le pueden añadir hierbas cuando lo vayas a rallar y también ajo en polvo, para hacerlo aromático.

Pan
fresco o duro
cortado
en trozos de 3 cm.
rallado fino
100 gramos 15-20 segundos
vel. 7
Patatas
cortadas en trozos
1 kilo 12-15 segundos
vel. 5

 

Picar

Ingrediente

Cantidad

Tiempo y velocidad

  Hierbas frescas 20 gramos 3 segundos
vel. 8
Ajo 1 diente 2-4 segundos
vel. 8
Cebolla cortada en dos 50-200 gramos 3-5 segundos
vel. 5
  Cubitos de hielo
previamente remojados
en agua
200 gramos

3-8 segundos
vel. 5

En MyCook pone:
30 segundos vel. 6

Frutos secos
troceados gruesos
200 gramos 5-7 segundos
vel. 6

 

 

Moler o pulverizar

Ingrediente

Cantidad

Tiempo y velocidad

Frutos secos molidos 250 gramos 8-10 segundos
vel. 7
Cereales secos (cebada, trigo, centeno…) 250 gramos 1 minuto
vel. 10
Arroz 100 gramos 1 minuto o
1 minuto y 30 segundos
vel. 9
  Café en grano 100-250 gramos 1 minuto
vel. 9
Semillas de amapola 250 gramos

30 segundos
vel. 9

Legumbres secas (garbanzos, lentejas…) 250 gramos 1 minuto
vel. 10
Especias enteras 10 gramos 1 minuto
vel. 10
Azúcar 100 gramos 15-20 segundos
vel. 10

Cocer pasta

La MyCook también se puede usar para cocer pasta, aunque nunca he cocido pasta en esta máquina, la verdad. Primero se pone en la jarra 1 litro y 1/2 de agua con sal y se programa 13 minutos a 120º C y velocidad 2. Luego se añade la pasta que elijamos y se pone el tiempo que marque el paquete, a 100º C y velocidad 2.

Nutribullet

Hace algún tiempo, compré un espumador de leche para homogeneizar el gazpacho, porque cuando congelas el gazpacho, luego hay que batirlo un poquito si quieres que te quede cremoso, que es como a mí me gusta. El espumador se rompió y me planteé (porque soy la reina de los pequeños electrodomésticos) comprar una batidora personal (en inglés lo veréis como personal blender), porque son más manejables que poner en marcha la MyCook o la batidora de vaso que tengo o la batidora de varillas, porque mi cocina, algún día, me mirará y me dirá: «O los electrodomésticos, o las especias, o tú: todos aquí no cabemos».

También me da una pereza tremenda hacer aliños de ensaladas con la MyCook, todo sea dicho. Porque es muy poca cantidad y porque hay que poner el cestillo para que los anacardos o las almendras no te salten por todo el vaso y se peguen a la tapadera, que tiene muchísimos recovecos. Y me da más pereza comer las ensaladas con aceite, vinagre y sal. Que me gustan mucho aliñadas al estilo tradicional, pero si le puedo meter anacardos, por qué no hacerlo.

Nutribullet. Foto de su web
Nutribullet. Foto de su web

En estas estaba, mirando opiniones de batidoras personales por acá y acullá y diciéndome «el mes que viene me hago un autorregalo», cuando me escribieron de la agencia Orbyce para ofrecerme la Nutribullet. Gratis. Para que pudiera probarla y decir qué me parece. Hay ahora mismo tres clases de Nutribullet en el mercado. A mí me mandaron la más cara. Es de 900w y las demás son de 600.

La Nutribullet se compone del cuerpo de la batidora, unas cuchillas, dos vasos (uno de 900 ml y otro de 695 ml), dos tapaderas (una con boquilla, para que te la puedas llevar al trabajo o donde seas, si es que bebes batidos) y otra hermética para que puedas guardar el batido o el aliño de ensaladas o lo que quieras en el frigorífico. También tiene un asa de quita y pon para los vasos, lo que me resulta muy cómodo, porque a veces te mojas las manos mientras pones los ingredientes, no te las secas bien y se te cae todo.

Dicen que la cuchilla hay que cambiarla cada seis meses (depende del uso que le demos y la tralla, supongo yo, pero aún no veo que vendan cuchillas solas ni vasos solos en la página web de la Nutribullet en España).

La he usado para hacer hummus, que queda con una textura tremendamente fina. A mí me gusta el hummus con sus tropezoncitos pequeños, pero también suave y cremoso. He hecho un batido de frutas del que no hay foto porque se me iban a estropear y me lo hice por la noche y también aliños de ensaladas.

En su web veréis un montón de recetas y de batidos que llaman detox. A ver: lo de detox no existe. El detox de tu cuerpo se hace con la piel, los intestinos, el hígado y los riñones: es decir, con el sudor de tu frente y otras cosas que no echas por la frente. Y además, la respuesta metabólica del organismo cuando comes la fruta batida es distinta de cuando la masticas: la sensación de saciedad llega más tarde masticando. Eso, por una parte. Por otra, en un batido te puedes meter 3 naranjas y algo más y tú no te comes tres naranjas seguidas de golpe ni de coña. PERO para la gente que tiene problemas con la fruta, como yo, y que no la come a no ser en gazpacho, una cosa de estas de vez en cuando (una o dos veces por semana y siempre con la misma cantidad de fruta que te comerías: no con más) nos viene muy bien. No me preguntéis más por la respuesta metabólica porque esto es lo único que sé: no soy nutricionista y de cómo funciona el organismo conozco lo justito.

También veréis que, en la parte de alimentación saludable, no hay proteínas vegetales. Error. El tempeh, el seitán y el tofu y la soja texturizada no aparecen. Ni las legumbres. Pero bueno, yo tampoco le hago mucho caso a las recomendaciones nutricionales de una página web que no esté avalada por un nutricionista que conozca.

Es decir, ¿para qué usaría una persona como yo una Nutribullet?

  • Para hacer hummus y patés vegetales que tengan algo de líquido en la receta, porque la Nutribullet no funciona sin líquido.
  • Para hacer batidos de frutas y verduras de vez en cuando.
  • Para hacer algún granizado con fruta (sin azúcar añadido, por favor: metedle dátiles)
  • Para hacer aliños de ensaladas, que quedan cremosísimos…
  • Para volver a ligar el gazpacho una vez que lo has descongelado. Queda perfecto. Y usar la MyCook o una batidora de vaso para esto, pues es una lata.
  • Para hacer purés en invierno una vez que hayas cocido la verdura y esté fría (tampoco se puede usar en caliente, como el resto de las batidoras de vaso o la MyCook o Thermomix -que no baten a mucha velocidad en caliente-).

Y sí: le estoy dando mucho más uso del que pensaba que le iba a dar.

Terracota Mérida

Muchos de los platos que salen últimamente en el blog los venden en Terracota Mérida. Algunos los hacen ellos y otros son de un artesano portugués. Podéis ver sus trabajos en Facebook. También vende platos, cazuelas y fuentes artesanales de barro, de las que se hacen en Salvatierra de los Barros, de donde es la familia de los Pérez Vinagre. Por ejemplo, de lo que no hacen ellos podéis encontrar cosas tan bonitas como estas:

Plato que venden en Terracota Mérida con bacon de tempeh
Fijaos en el plato y no en el tempeh

 

Plato con salsa de champiñones y soja texturizada
Plato con salsa de champiñones y soja texturizada

Todo el mundo se fija en estos platos, porque son los más tradicionales para servir la comida: estos, o los de barro, que también los tengo:

Fuente de barro de Salvatierra de los Barros
Fuente de barro de Salvatierra de los Barros

Pero aquí también se puede servir gazpacho:

Cuencos para comida
Cuencos para comida. Yo pensaba que eran de adorno.

De hecho, es mejor servir el gazpacho aquí. Esto es cerámica, funciona como los botijos: lo mantiene fresquito todo. Y caliente, si ponemos sopa. Se inspiran en los cuencos romanos que pueden ver en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, que acaba de estrenar nueva directora, Trinidad Nogales. Su campo de investigación ha sido, sobre todo, la historia de las mujeres. Hasta diciembre pueden ver, precisamente, la exposición Mulieres: Mujeres en Augusta Emérita. Es interesantísima: su imagen de portada es Lampas, una prostituta extranjera que tenía 13 años. Ahí os he puesto el enlace de la agenda Sinosecancela. Si no sois de Extremadura y venís de vacaciones, os puede ser muy útil.

Más vasijas para servir
Más vasijas para servir

Los hermanos Vinagre (porque la empresa la montaron dos hermanos, pero hay más gente trabajando: es una empresa artesanal familiar) usan, entre muchas otras, una técnica romana, la de la terra sigillata, que sella las piezas y las vuelve no porosas. También carbonizan el barro: por eso veis las de color gris: si las rompéis (aunque no sé por qué querríais hacer eso), son grises por todas partes: no están pintadas por fuera, que es lo que yo creía. Claro que yo también creía que en estas piezas no se podía servir comida.

Lo romano está muy presente en Terracota Mérida, por razones obvias. Por ejemplo, tienen una colección de piezas que se llama Apicius y cuyas formas son todas de la época en la que Mérida era Emérita Augusta, hace dos mil años. La forma sí: el fondo es moderno y rompedor.

Colección Apicivs
Colección Apicivs
Colección Apicivs
Colección Apicivs. Es una copa pero más bien un cáliz romano

También trabajan para restaurantes de toda España y se han podido ver sus piezas en programas de televisión como Masterchef.

Estas latas fueron un encargo de un cocinero peruano. Yo me traje una.
Estas latas fueron un encargo de un cocinero peruano. Yo me traje una.

Pero las vasijas no son su único campo de acción. Decoran espacios. Estas damas aparecieron en un restaurante de Mérida y nos encantaron: son preciosas y son críticas. La serie se llama Ars Fatum y fue finalista el año pasado en los Premios Nacionales de Artesanía.

Deshumanización. Ars Fatum de Terracota Mérida
Deshumanización. La serie se llama Ars Fatum

Han expuesto en Praga, en Florencia… En mi casa tengo un premio que me dio la Asociación de Gestores Culturales de Extremadura hecho por ellos. La tienda es tienda y sala de exposiciones y taller: hace bien poco han estado enseñando a niños cómo hacer móviles colgantes: yo ahí no estuve, pero ellos han puesto fotos:

No venden por internet porque vender por internet implicaría aumentar muchísimo la producción y no quieren hacer cosas en serie. Yo les admiro por eso: es un taller pequeño, del que viven seis familias, sus productos tienen un gran trabajo de diseño detrás (mirad el pie para tartas) y van variando las colecciones. Cuando se acaban, se acabaron: si preguntan mucho por ellas, se pueden volver a hacer.

Pie de tartas de Terracota Mérida
Pie de tartas de Terracota Mérida

 

Vajilla Mérida
Vajilla Mérida. Adoro las formas de esta vajilla.

También hacen collares, lámparas, figuras para que os las llevéis de recuerdo (pero no made in China) y un sinfín de cosas más, hasta unos altavoces para los móviles. Si queréis ver más fotos, están en mi Flickr.

Altavoz para el móvil
Amplificador para el móvil

Y, si venís a Mérida, id al Museo y bajad por la calle peatonal donde están todos los restaurantes y allí encontraréis Terracota Mérida. Por cierto, en esa misma calle está el Fusiona Gastrobar, que es el único con opciones veganas curradas de la ciudad. Tengo que ir a hacer fotos y reseña próximamente. Porque los adoro, como a los Pérez Vinagre.

Apoyad a los artesanos de vuestra tierra.