Avena con fresas

Tengo un brote activo de colitis ulcerosa que no acaba de curarse (¿me habré vuelto corticorresistente en dos días?) y estoy haciendo una dieta baja en FODMAPs para no ir directa al baño nada más terminar un cocido. Como voy sangrando a cómodos plazos, no tengo ganas de nada (anemia, se llama: no tengo diagnóstico, porque obviamente no he ido a pedir mis análisis de sangre, con la pandemia de coronavirus que hay en todo el planeta. No tengo diagnóstico, pero tampoco dudas).

Café con leche de almendras

La dieta baja en FODMAPs es una dieta restrictiva en la que, al menos yo, acabo de tofu y lechuga hasta el moño. Además, tampoco tengo ganas de cocinar. Porque tengo anemia y solo quiero estar en el sofá. Y ver la tele y una serie. El desayuno, además, ha de ser sin gluten, con lo que, o compras pan (que no está bueno) a precio de sangre de unicornio o te apañas otras cosas. Así que, como tenía avena, desayuné cereales. Con fruta.

La gente habla de seguir rutinas y hacer ejercicio en casa y a mí me cuesta hasta hacer la cama. De cocinar ni hablamos. Espero que eso cambie en una semana o así, cuando el hierro comience a hacerme efecto… Mientras tanto, hay que desayunar rico y sabroso.

Bol de avena con fresas y Ororo

Ingredientes para un bol:

  • 150 gramos de leche de almendras sin endulzar
  • 140 gramos de fresas (no te excedas de esa cantidad) a rodajas
  • 30 gramos de copos de avena integral o normal. La mía siempre es integral.
  • 1 cucharadita de mantequilla de cacahuetes
  • 1 pizca de sal
  • Endulzante si quieres (es mejor que no le pongas, pero este no es un blog dietético). Si le vas a poner, escoge azúcar o sirope de arce. No de agave.
Es que no se va del lado, qué le hago.

Preparación:

Calienta la leche (también la puedes tomar fría) y añade la mantequilla de cacahuetes. Si la leche está caliente, se deshace con más facilidad. Añade las fresas limpias y a rodajas y la avena en copos. Remueve y a comer. Lo puedes endulzar, pero es mejor comer la comida con su sabor natural y sin tanta azúcar. Además, las fresas ya son dulces.

Avena partida con manzana y canela

Avena con manzana para desayunar
Avena con manzana para desayunar

Antes de tener que salir pitando para Granada (sí, me quedan más entradas por hacer de la comida en Madrid y del fin de semana que pasé con Mivegablog, Vegan Place y Kiss the Cook en Granada, que en Granada hubo tiempo para todo), me gasté un montón de dinero en la frutería para pasarme la semana cocinando… Lo tuve que hacer todo en una mañana. Así que junté todos los electrodomésticos y los puse a trabajar, con estrés y taquicardia y un mal cuerpo que no veas, para poder congelarlo todo. De algunas recetas no pude ni sacar fotos, pero ya las repetiré. Otras me las dictó mi madre por teléfono y voy a ver si las pongo en pie. Es lo que pasa cuando, por la noche, te dicen que te tienes que ir pitando a otro sitio. Como tenía manzanas que había comprado para comerlas crudas y solas, las metí en la olla lenta siguiendo una receta de Melissa King, de su libro Easy.Whole.Vegan. Es fácil y está muy rica. Para un desayuno de invierno, calentita, viene que ni pintada. Y se puede congelar.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 720 ml (3 tazas) de leche de almendras sin endulzar o agua. Yo puse agua, que la leche ya se la meto luego en el bol.
  • 300 gramos (1 y 3/4 tazas) de quinua cruda o avena partida. Yo usé avena.
  • 2 manzanas picadas, preferiblemente Gala. Yo usé cuatro manzanas para que no se estropearan.
  • 80 gramos (1/2 taza) de uvas pasas o dátiles Medjoul picados. Yo usé pasas.
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de canela molida
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida. En lugar de la canela, el jengibre y la nuez moscada, yo usé 2 cucharaditas de apple pie spice.

Avena con manzana y canela
Avena con manzana y canela

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en la olla de la crock pot y remueve bien. Tapa y cocina en HIGH durante 3 horas o en LOW durante 6. Lo puedes servir inmediatamente, calentito, o refrigerarlo para usarlo más tarde. Yo lo he congelado y queda perfecto. Para servir, le añado leche de soja, remuevo, lo caliento en el microondas 30 segundos, lo saco, remuevo otro poco y luego lo caliento otros 30 segundos más.

Puedes añadir mantequilla de almendras para servir, o semillas de cáñamo, pipas de calabaza o semillas de chía.

Si no tienes crock pot, lo puedes hacer al fuego también. Pon los ingredientes en una cazuela, remueve, lleva a ebullición, tapa la cazuela y baja el fuego: ponlo a fuego medio-bajo para que se mantenga un hervor suave. Remueve de vez en cuando, porque además tendrás que ver cuándo se absorbe el agua. Prueba y lo más probable es que esté listo. Si no lo estás, tendrás que añadir un pelín de agua caliente más (calienta un vaso con agua en el microondas y lo vas añadiendo). Tardará unos 15 minutos. Y ya tienes tu desayuno.

Arroz con leche de desayuno

¿Por qué no de postre? ¿Por qué un arroz con leche para desayunar? Primero, porque queda líquido. Lo hago con arroz integral en lugar de con arroz blanco. Segundo, porque no es dulce. Está un pelín muy pequeño endulzado con dátiles Medjoul, pero no es dulce como un postre. Queda líquido precisamente para añadir fruta fresca, especias y lo que queráis. Sacia y no te entra hambre a media mañana, que es mi principal problema con los desayunos: si me como una tostada con pan blanco, a la media hora quiero comer. Si me como un sándwich de pan blanco, lo mismo. Si lo como integral, a los tres cuartos de hora. Pero he descubierto que los cereales me duran mucho al lado del ordenador y, como tardo mucho en comerlos, me sacian un montón y no tengo (tanta) ansiedad. Así que aquí va mi último descubrimiento, con el que estoy muy contenta. La receta la adapté de Mivegablog.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 1 litro de leche de soja normal, sin endulzantes ni sabores ni nada
  • 4 dátiles Medjoul sin hueso y picados
  • 1 palito de canela
  • La piel de medio limón, sin la parte blanca, que esté bien lavado
  • 180 gramos de arroz integral
  • Canela en polvo para decorar

Preparación:

Bate la leche de soja con los dátiles 2 minutos a velocidad 7-10 en MyCook. Añade la canela en rama y la cáscara de limón y programa 10 minutos a 90ºC y a velocidad 2. Agrega el arroz por el bocal y programa 35 minutos a 90º C y velocidad 2. Deja reposar en la jarra 5 minutos.

Sí: queda líquido para que luego se le puedan añadir frutas frescas y frutos secos con semillas.

Retira la piel del limón y el palito de canela y guarda en tuppers. Se puede congelar perfectamente.