Recetas fáciles para un encierro

La pandemia ha dejado encerrados en casa a un montón de personas que no sabe cocinar más allá de cocer pasta o arroz y echarle una lata de atún. La cosa se complica si eres vegano, pero, generalmente, los veganos saben cocinar. O sabían, que ahora hay muchísima comida vegana precocinada. Así que voy a colaborar con platos sencillos para que podáis sobrevivir mejor durante este encierro.

Soja con sofrito

QUÉ COMPRO

Hay que tener una despensa bien surtida. Eso, para empezar. Voy a dividir la lista en los grupos de alimentos, para que os sea más fácil:

Proteínas.- Son indispensables en cada comida principal (comida y cena). Podéis comprar legumbres (garbanzos, lentejas de varias clases, alubias de varias clases y soja blanca y verde). Compradlas secas, si queréis aprovechar este encierro para manejaros mejor en la cocina. En los enlaces, al final del post, os pongo cómo cocinarlas con todas las garantías. Si estáis vaguísimos o sois de esos profesores a los que el teletrabajo os tiene liados hasta la noche, comprad botes de legumbres cocidas.

En las proteínas también entran el tofu, el tempeh y la soja texturizada. Si no sois celíacos ni tenéis intolerancias, podéis comprar gluten para hacer seitán, que es lo más fácil del mundo.

Cereales.- Aquí incluimos los arroces, la quinoa, el mijo, la polenta y la pasta, con o sin gluten.

Verduras.- Para esto, lo mejor es hacerte un plan de recetas, comprar tuppers para congelar y dedicar un día a la semana a cocinar. El día anterior decides qué quieres comer y qué ingredientes necesitas. Muchas verduras duran bastante tiempo en la nevera.

Otros ingredientes.- Podéis aprovechar para comprar otros ingredientes, como tahini, natas para cocinar (las hay de avena y de almendra), semillas (sésamo y lino o cáñamo -las semillas de cáñamo son proteína, por cierto-), levadura nutricional o de cerveza y mantequilla de cacahuete, además de leche vegetales. Pasaos también por el apartado de las especias, hasta que llegue el tiempo en que podamos pasarnos por alguna tienda y coged laurel, pimienta negra en molinillo, comino y pimentón de La Vera. También un curry, si lo hay.

Fabada

Las recetas

¿Habrá algo fácil de hacer? Pues mira, si te pones, cualquier receta sólida y bien explicada suele ser fácil, a no ser que no hayas cocido pasta nunca y te pongas a manejar pasta filo y cosas así.

  • Un sofrito es la base de muchas recetas. Con tofu, con lentejas, con soja texturizada. El sofritos es el rey. Todas las culturas tienen su Santísima Trinidad en sofritos. En España, usamos cebolla, tomate y pimiento, pero en Italia usan apio, zanahoria y cebolla, por ejemplo. Puedes hacer sofritos más historiados, como este que propone Su.
  • También puedes hacer tomate frito casero. Es imbatible. En la red hay un sinfín de recetas, como estas de El Comidista. O una fritada de tomate.
  • Los risottos pueden parecer difíciles, o si tienes dos cazos y una cuchara, o puedes hacer. Aquí te dejo el de champiñones y el de berenjenas.
  • Lo más fácil de cocinar, si eres vegano y no te has puesto nunca a ello es la soja texturizada. Si estáis muy vagos, los pinchitos siempre sacan de apuros.
  • Toda la sección de purés del apartado de recetas. Hacer un puré es muy fácil. Las sopas también. Igualito que el seitán.
  • A las verduras puede costarnos más cogerles el punto, pero, en la cocina, la práctica hace al maestro, así que no les tengáis miedo a las verduras. De todos modos con una ensalada de lechuga, pepino y tomate; o un par de tomates a rodajas con orégano y un chorro de aceite hacen mucho apaño.
  • Las legumbres, aunque no os lo parezca, son fáciles de cocinar. Sobre todo si hacéis unas lentejas en crudo: se pone un tomate limpio y picado, cebolla picada y un pimiento picado en una olla con las lentejas (ojo: las lentejas hay que lavarlas en un colador bajo un chorro de agua antes de ponerlas en la olla), añadís una hoja de laurel y luego agua que cubra las lentejas un par de dedos. ¿Cuánta cantidad de lentejas? Si queréis para muchas veces, poned un par de vasos de los de agua. Las legumbres crecen mucho. Llevad a ebullición, tapad la olla, dejad que hierva 30 minutos y luego, id viendo si las lentejas están blandas por el muy difícil método de meter una cuchara, coger algunas lentejas, soplar para no quemaros y comer. Añadid sal (media cucharadita de las de café e id probando) y a comer cuando estén listas. La hoja de laurel no se come. Otra receta de legumbres facilísima son estos garbanzos de Miriam.
  • Que una receta tenga muchos ingredientes no significa que sea difícil.
  • Que una receta implique tiempo, no significa que sea difícil. La cocina tarda, a veces.

Enlaces de la entrada:

  • Cocinar sopas en una olla rápida. Si no tienes olla rápida, lo puedes hacer al fuego. Lleva la sopa a ebullición, tapa la olla, baja el fuego y ponlo a fuego bajito sin que se pierda el hervor (lo puedes comprobar abriendo la tapa, claro. Mi vitrocerámica va del 1 al 9 y lo pongo en el 2 o el 3) y cuece hasta que las verduras más duras (que suelen ser las zanahorias, los boniatos y las patatas) estén blandas. Lo sabrás pinchándolas con un cuchillo.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *