Vacaciones en Madrid. Shi-Shang y la comida china

Si hay una guarrada que me gusta en esta vida, es el pan de gambas. Que lleva gambas. Pero por lo visto lo hay vegano, aunque yo no me he molestado hasta ahora en leer los ingredientes de ninguna bolsa, porque dejé de comprarlo. Y la comida china también. Realmente, nunca he comido comida china en China, así que supongo que será otra gratísima sorpresa completamente diferente a lo que cocinan aquí, como ocurrió con la comida italiana hecha en Italia. Pero allá que me fui, por recomendación de Mivegablog, al Shi-Shang, que es un buffet barato, en pleno centro de Madrid y en el que comes fenomenal por nada de dinero.

Sushi, rollitos de primavera y fideos chinos en el Shi-Shang
Sushi, rollitos de primavera y fideos chinos en el Shi-Shang

El restaurante se llena. Y en realidad podemos decir que es vegano, porque lo único vegetariano son unos cuantos postres, así que no hay peligro de comer nada que lleve algo que no queramos. Yo cogí platos pequeños para servirme y poder probar varias cosas, pero no probé ni la cuarta parte de lo que había. Sí el sushi, los fideos chinos y el rollito de primavera. También el pollo al limón, que es el pollo al limón sin pollo más rico del mundo.

Pollo vegano al limón en el Shi-Shang
Pollo vegano al limón en el Shi-Shang

También cogí distintas bolitas crujientes que no sé qué son ni he probado en ningún restaurante chino tradicional, pero que estaban tremendamente buenas. No vi platos de no-pescado, que hubiera probado también y no había pan de gambas vegano. Snif. Mi gozo en un pozo. Sí, yo tenía la esperanza.

Bolitas de no-carne en el Shi-Shang.
Bolitas de no-carne en el Shi-Shang.

Pero había no-ternera en salsa y arroz frito tres delicias en los que el color amarillo de la tortilla de huevos que normalmente le ponen aquí lo añaden los granos de maíz. A mí nunca se me ocurren estas soluciones creativas en la cocina y me encanta coger ideas.

No ternera en salsa y arroz tres delicias en el Shi-Shang
No ternera en salsa y arroz tres delicias en el Shi-Shang

También cogí un platito de ensalada de algas wakame con zanahoria (tengo que hacer ensalada de algas porque tengo tres paquetes en casa). Por cierto, las algas tienen mucho yodo y es mejor consumirlas de ciento en viento. Que a la gente le da por una cosa saludable (es decir, una cosa de la que los medios dicen que son saludables, como los batidos detox y demás), mientras siguen desayunando galletas y se creen que las algas hacen milagros. Están ricas, se comen, las comemos, pero con mucha moderación.

Ensalada de algas en el Shi-Shang
Ensalada de algas en el Shi-Shang

Y comí postre. Porque el flan vegano no lo había probado en la vida y tengo mucha curiosidad. Sabe a flan, no sé con qué estará hecho ni lo pregunté ni lo quiero averiguar. También cogí un trocito de bizcocho. Psé. Está mejor el flan.

Flan chino y trocito de bizcocho en el Shi-Shang
Flan chino y trocito de bizcocho en el Shi-Shang

Además del buffet libre (creo que el concepto del buffet es el mejor concepto de la humanidad), también tienen menú de carta.

Está todo muy rico, la verdad. No es altísima cocina, pero es que yo a restaurantes de alta cocina no recuerdo haber ido en la vida… Si vais a Madrid, yo pararía allí.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *