Aliño de mostaza y sirope de arce

Aliño de mostaza y sirope de arce
Aliño de mostaza y sirope de arce

Durante el pasado fin de semana, me dediqué a descansar. Pensaba cocinar como una loca, pero, en lugar de eso, ese sábado dormí la siesta de antes de comer (la del burro, la llamamos en Extremadura, o la del cordero, o la del obispo) y la de después de comer también, porque para qué conformarse con una cuando se pueden tener las dos. Luego me di cuenta de que, realmente, no he tenido vacaciones y yo ya tengo una edad.

Sigue haciendo calor. No tanto como hace días, en que Mérida fue la ciudad más calurosa de España, con sus 44 graditos de nada, pero a mí encender la vitrocerámica en esta época me mata del todo. El horno ni digamos. Pero la batidora está bien. La batidora se puede poner en marcha y no pasa nada. Y luego, metes el aliño en la nevera y te haces una ensalada con bacon de tempeh que no se la salta un caballo. Y eres feliz porque un sábado de descanso, por fin, es lo máximo que le puedes pedir a la vida.

Ensalada con aliño de mostaza y sirope de arce
Ensalada con aliño de mostaza y sirope de arce

La receta es de Terry Hope Romero, de su libro Salad Samurai. Si vais a comprar en Amazon, podéis usar, por favor, el link que os pongo aquí y así ayudáis a los gatos de una amiga mía que salva a gatos de la calle. Si queréis adoptar un animal y sois responsables, tenéis la casa protegida y dinero para llevarlo al veterinario y darle pienso bueno, podéis mirar su blog.

Ingredientes para un botecito:

  • 85 gramos (1/2 taza) de anacardos crudos
  • 120 ml (1/2 taza) de agua caliente
  • 65 gramos (1/4 taza) de mostaza a la antigua (à la ancienne, pondrá quizá en el tarro)
  • 2 cucharadas de sirope de arce (sí, es un azúcar añadido, pero le da un puntito)
  • 1 cucharada de chalota picada. Yo esto no lo mido. Pongo media chalota y listo.
  • 1/2 cucharadita de sal
Aliño de mostaza y sirope de arce a la izquierda y ensalada a la derecha
Aliño de mostaza y sirope de arce a la izquierda y ensalada a la derecha

Preparación:

Pon, en el vaso de la batidora, los anacardos con el agua en la que los has remojado y bate bien. Luego, agrega el resto de los ingredientes y bate hasta que tengas una crema. Parece líquida, pero se espesará mucho cuando la pongas en el frigorífico. La puedes rebajar con agua, cucharada a cucharada: yo pongo el aliño en un vaso, voy echando agua, remuevo con una cuchara y, cuando está a mi gusto, paro de echar agua.

Si tenéis una batidora potente, como una Thermomix, Vitamix o MyCook o alguna de estas, no hace falta que remojéis los anacardos. Se ponen en el vaso (yo pongo el cestillo para que no salten por ahí y se queden pegados en la tapadera, que son muy caros), se hacen polvo unos segundos a velocidad 7-10, se añaden el agua y el resto de los ingredientes y se bate un minuto a velocidad 7-10. Si queda poco cremosa para vuestro gusto, ponedla más tiempo. No puedo dar los tiempos exactos porque la MyCook la tenía en el lavavajillas después de cocinar y usé la batidora de vaso para hacer el aliño.

Está muy rico y se hace en dos minutos.