Coles de Bruselas al horno

Odio las coles de Bruselas. Eso pensaba yo. Que odiaba las coles de Bruselas. Hasta que me dije: las has comido mal. No puedes decir que odias las coles de Bruselas cuando las has probado en una menestra congelada y todas blandurrias y todo horror. Total, que compré coles de Bruselas. E hice un revuelto con varias verduras y salsa de soja y me dije: oh, esto parece que están rico. Siguiente paso: comerlas solas. Y allá que me puse. A comerlas solas. Asadas. Tremendas.

Coles de Bruselas asadas
Coles de Bruselas al horno

Moraleja: Hay que darle una oportunidad a la vida, señores. Si yo solo hubiera comido tofu poco hecho, blandito, en salsa, hubiera pensado: esto está asqueroso. Si yo solo pruebo una menestra con coles de Bruselas congeladas y blandas, pienso: no vuelvo. Pues no: en el 90 por ciento de las veces, no falla la verdura: falla la preparación. Y esto, en mi caso, desgraciadamente, no aplica para los pimientos.

Ingredientes:

  • coles de Bruselas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
Coles de Bruselas al horno
Coles de Bruselas asadas

Preparación:

Precalienta el horno a 210º C.

Puedes usar tantas coles de Bruselas como te quepan en una bandeja puestas en una sola capa. Las coles de Bruselas se preparan de la siguiente manera: se corta el tallito de la base, se despegan las hojas exteriores y se lavan. Luego ya se pueden cortar por la mitad y colocarlas en la bandeja, sin secarlas mucho: eso hará que no se quemen enseguida.

Pon las mitades de las coles en la bandeja, rocía con aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida y mete al horno 10 minutos. Saca, con ayuda de unas manoplas para no quemarte. Dale unas vueltas y ponlas otros 10 minutos más.

El tiempo es orientativo, ojo, porque depende del tamaño de las coles de Bruselas, así que tendrás que contar de 10 a 20 minutos en total. A los 10, tú las sacas y las miras. Luego ya valoras si las pones cinco minutos más o diez. ¿Cómo lo valoras? Pues porque las verás verdes (entonces, ponlas 10 minutos más solamente) o las verás más doraditas (entonces, 5). Ten cuidado de que no se quemen. Pon un temporizador. Las cosas en el horno, si no hay temporizador, se olvidan.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

5 comentarios en “Coles de Bruselas al horno

  1. Las coles me encantan. Todas. Las de bruselas más que ninguna. Martha Stewart, esta señora que se empeña en hipertrofiar nuestros cuerpos a base de mantequilla en descontrol, a veces se siente mal consigo misma y publica en su web recetas de verdura. Tiene unas coles de bruselas glaseadas con vinagre de arroz y azúcar (poco) que son increíbles.

    Asadas las probaré, nunca lo he hecho, pero suelo comprar y enciendo el horno muy a menudo para el pan, así que… me quedo con la idea!

    1. A mí me parecen geniales asadas, porque quedan crujientes crujientes y con un sabor así tostadito. Yo adoro a Martha Stewart, aún no sé bien por qué, porque es lo más gocho del mundo (puede que sea por eso). Buscaré la recetas de esas coles, que acabo de pedir 1 kilo al grupo de consumo… junto a otras verduras, alguna de las cuales no sé cómo voy a preparar aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *