Coles de Bruselas al horno

Odio las coles de Bruselas. Eso pensaba yo. Que odiaba las coles de Bruselas. Hasta que me dije: las has comido mal. No puedes decir que odias las coles de Bruselas cuando las has probado en una menestra congelada y todas blandurrias y todo horror. Total, que compré coles de Bruselas. E hice un revuelto con varias verduras y salsa de soja y me dije: oh, esto parece que están rico. Siguiente paso: comerlas solas. Y allá que me puse. A comerlas solas. Asadas. Tremendas.

Coles de Bruselas asadas
Coles de Bruselas al horno

Moraleja: Hay que darle una oportunidad a la vida, señores. Si yo solo hubiera comido tofu poco hecho, blandito, en salsa, hubiera pensado: esto está asqueroso. Si yo solo pruebo una menestra con coles de Bruselas congeladas y blandas, pienso: no vuelvo. Pues no: en el 90 por ciento de las veces, no falla la verdura: falla la preparación. Y esto, en mi caso, desgraciadamente, no aplica para los pimientos.

Ingredientes:

  • coles de Bruselas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
Coles de Bruselas al horno
Coles de Bruselas asadas

Preparación:

Precalienta el horno a 210º C.

Puedes usar tantas coles de Bruselas como te quepan en una bandeja puestas en una sola capa. Las coles de Bruselas se preparan de la siguiente manera: se corta el tallito de la base, se despegan las hojas exteriores y se lavan. Luego ya se pueden cortar por la mitad y colocarlas en la bandeja, sin secarlas mucho: eso hará que no se quemen enseguida.

Pon las mitades de las coles en la bandeja, rocía con aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida y mete al horno 10 minutos. Saca, con ayuda de unas manoplas para no quemarte. Dale unas vueltas y ponlas otros 10 minutos más.

El tiempo es orientativo, ojo, porque depende del tamaño de las coles de Bruselas, así que tendrás que contar de 10 a 20 minutos en total. A los 10, tú las sacas y las miras. Luego ya valoras si las pones cinco minutos más o diez. ¿Cómo lo valoras? Pues porque las verás verdes (entonces, ponlas 10 minutos más solamente) o las verás más doraditas (entonces, 5). Ten cuidado de que no se quemen. Pon un temporizador. Las cosas en el horno, si no hay temporizador, se olvidan.