Aliño de anacardos y mostaza para ensalada

Aliño de anacardos y mostaza
Aliño de anacardos y mostaza

Tengo un libro de ensaladas, el Salad Samurai de Terry Hope Romero, pero nunca hago ensaladas. Todas las recetas siempre son para cuatro personas y yo vivo sola. Así que las miro, pienso que tienen que estar muy ricas y no las hago. No me pongo a asar verduras y a mezclarlas ni a hacer aliños imposibles que duren un día nada más. Pero un día, Javier, de las Huertas del Abrilongo, que es mi grupo de consumo, me regaló una ensalada de brotes de rábano, soja y no sé cuántas cosas más y me dije: esta es la mía. Y rescaté el Salad Samurai e hice este aliño tan rico. Y descubrí que la mostaza de Dijon dura años abierta en la nevera, pero pica.

Ensalada de brotes con aliño de anacardos y mostaza
Ensalada de brotes con aliño rico

Ingredientes:

  • 80 gramos (1/2 taza) de anacardos crudos
  • 170 ml (3/4 taza) de agua caliente
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo pelado
  • 2 cucharaditas de miso blanco (shiro miso)
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de estragón seco
  • 1/2 cucharadita de albahaca
Aliño de anacardos y mostaza
Aliño de anacardos y mostaza

Preparación:

Si tienes MyCook, pon los anacardos y bate 15 segundos para hacerlos polvo. Añade el agua caliente ahora y bate hasta que se haga una crema, durante 1 minuto a velocidad 7-9. Agrega el resto de los ingredientes y bate muy bien de nuevo. Con 2 minutos a máxima velocidad tienes más que suficiente para que no queden grumitos. Si no quieres que salte la salsa, pon el cestillo dentro del vaso y así no tendrás que raspar las paredes ni la tapadera para aprovecharlo todo.

Si no tienes MyCook, pon los anacardos en remojo en el agua caliente y luego, ponlos en el vaso de la batidora (todo: los anacardos y el agua). Bate hasta que se haga una crema. Luego, agrega el resto de los ingredientes y bate de nuevo. Agrega el resto de los ingredientes y vuelve a batir.

En los dos casos, mete en un bote con tapa y al frigorífico, al menos 20 minutos antes de aliñar tu ensalada. Lo puedes guardar dos días. Si no te lo vas a comer, congélalo. Sí, se puede congelar.

Terry Hope usa hierbas frescas, por cierto: 3 cucharadas de hierbas frescas (albahaca, estragón, eneldo). Yo tengo seis maceteros comprados para plantar hierbas. Desde hace dos años y medio. Casi tres. En junio hace tres. Este año me pongo. Prometido.

Repollo rizado salteado

Esto es un repollo rizado:

Repollo rizado
Repollo rizado

Que, miren: que si berza, que si kale, que si col rizada… Total, que cuando Javier, de las Huertas del Abrilongo, me mandó el mes pasado (sí, ¿os he dicho que cocino una vez al mes y voy actualizando las entradas como puedo?) la lista de las verduras de temporada y vi que tenía repollo rizado, yo lo pedí y me dije (y le dije): a ver qué es esto. Pues es lo que yo llamo col rizada de toda la vida. Que, encima, no es col rizada, porque la col rizada es la kale o berza y tiene las hojas largas. El repollo no: el repollo es redondo. Menudo lío con la nomenclatura, oigan.

Para cortarlo, se pone encima de una tabla de madera, se corta por la mitad, se le quita el tallo y luego se puede ya cortar a tiras finas. Obviamente, hay que lavarlo. La receta viene en un libro maravilloso, que es un recorrido por todas las festividades que os podáis imaginar, y que ha escrito Isa Chandra Moskowitz. Se llama The Superfun Times Vegan Holiday Cookbook.

Desde hace un tiempo, hago verduras solas y las como así. O salteados con salsa de soja con un montón de verduras, o salteados de una o dos verduras solas, como este, o coliflor al horno. Lo congelo y así me aseguro que siempre voy a tener verdura para comer o para cenar.

Repollo rizado salteado
Repollo rizado salteado

Ingredientes para 2 raciones:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla mediana, pelada y cortada en medias lunas finas
  • 3/4 cucharadita de sal, más una pizca
  • 1 repollo rizado, limpio y cortado a tiras
  • 2 cucharadas de ajo picado (5 o 6 ajos)
  • Pimienta negra recién molida
Repollo rizado salteado
Repollo rizado salteado

Preparación:

Calienta el aceite en una sartén grande, preferiblemente de hierro, a fuego medio. Saltea la cebolla con una pizca de sal hasta que esté dorada, de 5 a 7 minutos. Agrega el ajo picado y saltea hasta que desprenda aroma, unos 30 segundos.

Añade el repollo en tiras (si tienes un centrifugador de verduras, úsalo: yo no tengo y es algo que me tengo que comprar ipso facto), la restante 3/4 cucharadita de sal y unos toques de pimienta negra. Ahora, tienes que freír hasta que el repollo se rinda y pierda el agua: esto te llevará unos 7-10 minutos. Para removerlo, porque se saldrá de la sartén, puedes usar unas pinzas de barbacoa, que para esto y para darle vueltas a una ensalada, son lo mejor del mundo.

Ya está listo.

Muffins de zanahorias y uvas pasas

Muffins de zanahoria y pasas
Muffins de zanahoria y pasas

La primera vez que probé el bizcocho de zanahorias, lo hizo una mujer llamada Morag, inglesa (el nombre es gaélico, por cierto), amiga de mi compañera de piso de Sevilla de por aquellos entonces. Nos dijo: “Voy a hacer un bizcocho de zanahorias”. Yo arrugué la nariz, porque las zanahorias eran verduras y fue como si me hubieran dicho: “voy a hacer un bizcocho con cebollas”. Total, que allá que se puso la mujer a hacer el bizcocho y yo lo probé por ser educada… y se transformó en mi bizcocho favorito. Con pasas, sin pasas, con nueces, sin ellas, con muchas especias o solo con canela. Lo adoro. Si hay tarta de zanahorias, es lo que pido. No me canso. Así que, como tenía que hacer un regalo a unos amigos a los que les prometí magdalenas, horneé estos muffins de la segunda edición del Vegan with a vengeance de Isa Chandra Moskowitz. Ella usa aceite de coco refinado. Yo, de girasol, que se produce aquí.

Magdalenas de zanahoria y pasas
Magdalenas de zanahoria y pasas

Ingredientes para 12 muffins:

  • 80 gramos (1/2 taza) de uvas pasas
  • 225 gramos (1 y 1/2 tazas) de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 50 gramos (1/4 taza) de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 235 gramos (1 taza) de leche de almendras sin endulzar o de soja
  • 55 gramos (1/4 taza) de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 gramos (2 tazas) de zanahoria rallada con el rallador de agujeros grandes o medianos o picada muy picada en la picadora
Muffins de zanahoria y pasas
Muffins de zanahoria y pasas

Preparación:

Precalienta el horno a 200º C. Prepara una bandeja de muffins, o engrasando las cavidades con aceite de girasol o con cápsulas.

En un bol pequeño, remoja las pasas en agua hirviendo, tapa y deja reposar 10 minutos. Cuela.

Mientras tanto, tamiza la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato, la canela, el azúcar, la nuez moscada y la sal en un bol y mezcla muy bien. Crea un volcán en el centro y añade la leche, el extracto de vainilla y el aceite. Mezcla bien con una cuchara de madera hasta que esté todo integrado y no veas harina.

Ahora, añade las zanahorias y las pasas escurridas y remueve bien.

Rellena los moldes de muffins unas 3/4 partes de su capacidad. La masa sale justa, así que no tendrás problemas. Hornea de 18 a 22 minutos, hasta que un palillo o la punta de un cuchillo insertado en el centro salga limpio. Saca el molde del horno, con la ayuda de unas manoplas, deja enfriar 5 minutos dentro del molde y luego desmolda las magdalenas y pásalas a una rejilla.

Se conservan, como todas las magdalenas, bien tapadas en una lata. También se pueden congelar y se descongelan en el frigorífico envueltas en papel de cocina para que absorba la humedad.