Mnazzaleh – Garbanzos con berenjenas

Mi nuevo libro favorito, porque amo la cocina libanesa, es A Lebanese Feast, de Mona Hamadeh. Es un libro vegetariano, ojo: no vegano, pero la mayoría de las recetas son veganas y, las que llevan leche o huevos o queso, son fácilmente veganizables. O no, depende de vuestro tipo de alimentación. El plato de barro, por cierto, es de Terracota Mérida, una tienda de mi ciudad que comanda una familia de artesanos. Artesanos de los de verdad: es decir, artistas (que yo no sé por qué se les llama artesanos, cuando hacen obras de arte como estas, por ejemplo:

Y tiene unas vajillas espectaculares. He dicho. Pero, sin más dilación, os cuento. El libro es este.

Y, gracias a Allah, tiene un sinfín de recetas FRÍAS. Sí, frías. Para el verano. Por fin. Recetas frías con legumbres y verduras que no da asquito comer frías. Porque a veces te comes frío algo que es caliente y puaj. Pero estas no. Infinidad de patés, de untables, de recetas, de canela, clavo y comino. Olé. Viva el Líbano. Eso sí: aquí usan cantidades ingentes de aceite de oliva y yo rebajo las cantidades.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 360 gramos de garbanzos, a remojo toda la noche
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande picada
  • 6 dientes de ajo picados
  • 3 berenjenas medianas cortadas en dados
  • 400 gramos de tomate picado
  • 60 gramos de tomate concentrado
  • 400 mililitros de agua
  • 1 cucharadita o más de sal, al gusto

Preparación:

El día anterior puedes poner los garbanzos a remojo y, una vez pasadas 8 horas, hacerlos en la olla rápida, 15 minutos con salida de vapor natural. O lo puedes hacer todo el mismo día, porque total, los garbanzos en la olla rápida se cuecen en un pis pas.

Calienta dos cucharadas de aceite de oliva en una olla grande. Fríe la cebolla de 5 a 7 minutos a fuego medio. Agrega el ajo y dale unas vueltas durante 30 segundos.

Agrega las berenjenas, el tomate picado, el puré de tomate concentrado disuelto en los 400 ml de agua y la sal. Tapa la cazuela y deja hervir a fuego medio unos 15 minutos.

Escurre los garbanzos una vez cocidos, añádelos a la olla, remueve, tapa y deja 35 minutos, hasta que las berenjenas estén tiernas y hechas. Apaga el fuego y añade el resto del aceite. Remueve y deja enfriar, porque este plato se puede servir templado, pero la manera de comerlo en el Líbano es frío y con pan.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

3 thoughts on “Mnazzaleh – Garbanzos con berenjenas

  1. Yo he cocinado platos muy parecicos con garbanoz, berenjenas, tomate y especias! Es que la cocina libanesa cada vez me gusta más, suelo perderme en blogs y páginas de cocina y luego siempre me quedo con inspiración :).
    Me apunto el libro y también esa marvilla de cerámica, si voy a tu ciudad (en verano no xD) me pasaré a hace runa visita a esos artistas :)).

    1. El verano es muy bonito porque está el Festival de Mérida y, si pillas una buena obra, es una experiencia genial. A veces hace fresco. Este verano no. Está siendo horrible.

      El libro te va a encantar.

Responder a Liliana Fuchs (@akane86) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *