Paté de lentejas de invierno

Así se llama esta receta de El gran libro de la cocina vegana francesa, que sería más maravilloso aún si estuviera traducido por alguien familiarizado con los ingredientes que se utilizan y que no pusiera, por ejemplo, «crema de sésamo blanco», sino tahini blanco… o levadura malteada, sino levadura de cerveza. Es un poner. Eso sí: es una terrina y se puede tomar fría. Para formarlas, yo usé unos moldes de silicona grandecitos, que son tipo flan.

Ingredientes para 4 terrinas (depende del molde):

  • 150 gramos de lentejas verdinas
  • 1 puerro grande
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuetes
  • 3 cucharadas de salsa de soja o tamari (el tamari no lleva gluten)
  • 200 ml de leche vegetal (yo usé de almendra sin azucarar)
  • 2 cucharaditas de agar-agar en polvo
  • 1 cucharada de perejil picado para decorar
  • pimienta negra

Preparación:

Cuece las lentejas en agua hirviendo 30 minutos. Ve comprobando, porque depende de las lentejas. Las mías estaban hechas en ese tiempo. Firmes, pero blandas.

Mientras se cuecen las lentejas, corta el puerro por la mitad a lo largo y lávalo muy bien. Pícalo y pica también la cebolla y el ajo. Saltéalos a fuego medio-bajo en 2 cucharadas de aceite hasta que estén dorados, lo que te llevará unos 10 minutos.

Escurre las lentejas y ponlas en el bol del robot de cocina junto con el contenido de la sartén, la mantequilla de cacahuete y 1 cucharada de aceite de oliva. Dale unos toques para que se pique todo, pero que conserve cierta textura.

En una cacerola pequeña, pon la leche vegetal y el agar-agar y deja hervir un minuto. Añádelo al bol del robot de cocina y bate: quieres conservar cierta textura, que no se te olvide. Sazona con perejil y pimienta.

Ponlos en unos moldes de silicona, tápalos con film transparente y déjalos en el frigorífico. Así se transformarán en una terrina. Los puedes hacer el día antes al que los vayas a servir. Quedan muy vistosas y están muy ricas.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

7 thoughts on “Paté de lentejas de invierno

  1. Me da una rabia cuando los libros de cocina los traducen sin saber precisamente de los términos que se manejan!! Por eso cada vez prefiero comprarlos en su idioma original, aunque tenga que tirar de diccionario…
    En fin, me ha encantado la receta :). Hace tiempo que quiero probar terrinas veganas y patés de legumbres de este estilo, igual me animo a hacerla en casa de mis padres en agosto, que seguro que triunfaría en las fiestas que hacemos allí con la familia (fiestas=reuniones al aire libre en el campo a comer).

    Un abrazo

    1. Pues esto, en tostadas, con un toquecillo picante o unos tomatitos por encima y un pelín de vinagre balsámico, tiene que estar de muerte. Es una terrina muy suave y creo que la puedes tunear maravillosamente. O con tus frutos secos especiados por encima!

  2. Ay, qué rico… A mí me ponen un par de terrinas de lentejas invernales y unas quelitas al lado y me pongo más contenta que unas castañuelas.

    Como suelo darle una vuelta de tuerca a todo, me veo transformando este paté en unos ricos choris.

  3. Son unas galletitas saladas mallorquinas que se comen solas. ¿Ves cómo es mejor no saberlo? Si las pruebas, repites y ya no paras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *