Salsa de calabaza para pasta

¿Tenéis una crock pot pequeña? Yo adoro este invento. Para los días en los que uno está ocupadísimo, la preparación de las comidas suele durar menos de un cuarto de hora (si ya habéis comprado los ingredientes) y, si la ponéis por las mañanas, a la hora de comer (bueno, depende de dónde comáis, que yo como en el trabajo), ya lo tenéis todo listo. Las legumbres quedan exquisitas, enteras, melosas… Y las salsas también. Y los caldos. Y todo.

Si hay una biblia en lo que a cocina vegana en crock-pot se refiere, ésa es Kathy Hester. En español y en cocina omnívora tenemos a Marta Miranda, que además escribe en ese blog impagable llamado El Comidista. A mí me encanta su humor. Me gusta la gente con humor. Al grano, que me enredo. La calabaza. La adoro. Hay varias recetas en el blog, como estos rollitos templados, este puré con canela insuperable, este puré de calabaza con jengibre y manzana, una minestrone con verdinas, más verdinas (estilo Claudia), estas verduras a la canela… o esta crema para las Navidades. Esta salsa que voy a poner ahora es una salsa para pasta, de la señora Hester, of course, que se hace en una crock pot pequeña.

También vale para verduras o para hamburguesas o para cualquier cosa a la que le queráis echar una salsa con sabor a calabaza, tomillo y romero…

Ingredientes para algo más de 500 gramos:

  • 1 y 1/2 tazas (210 gramos) de calabaza cortada en cubitos. Yo usé cacahuete, pero podéis usar cualquier variedad que tengáis.
  • 1/2 taza (90 gramos) de tomates picados
  • 1 y 1/2 tazas (355 ml) de agua
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 1 y 1/2 cucharaditas de tomillo seco (o menos, esto va al gusto)
  • 1/2 cucharadita de romero seco
  • 1/4 taza (25 gramos) de levadura nutricional
  • De 1/2 a 1 taza (de 120 gramos a 235 ml) de leche vegetal, si es que hace falta
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Usa la crock-pot pequeña o amplía la receta en dos o tres cantidades, si es que tienes una olla lenta más grande. Eso sí: el agua no la dobles del todo. Ten en cuenta que la crock-pot no deja evaporar el agua, así que tienes que añadir solo la mitad más. Aquí tienes más consejos.

Pon la calabaza, los tomates, el agua, los ajos picados, el tomillo y el romero en la olla lenta y cocina de 7 a 9 horas en LOW.

Bate la salsa con la levadura nutricional. Si ves que queda muy espesa, añade leche vegetal. Si te gusta muy espesa, no hará falta. Yo usé 120 ml de leche de avena porque la quiero usar para otras cosas, además de para pasta.

Pruébala y agrega sal y pimienta al gusto.

La puedes servir con pasta y verduras (con brócoli, espinacas, acelgas…) queda muy rica.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *