Risotto de hinojo al limón

Nunca había probado el hinojo. El fruto, se entiende, porque de semillas de hinojo me he puesto fina. Me fascina su forma, me fascina su olor a regaliz y, sin embargo, pensaba que no me iba a gustar… Por qué: porque soy así. Y no solo no me gusta, sino que ahora pienso que tiene un sinfín de posibilidades en la cocina, a las que les iré sacando partido… Mi amiga María Jesús había hecho un risotto que viene en Mi primera comida vegetariana, de Alice Hart, que yo le había prestado hacía siglos y me ha dicho que estaba muy rico. Leí la receta y me dije: bueno, tú sabes hacer risottos… Así que me metí en la cocina sin la receta pero con la cabeza puesta en el limón…

Ingredientes para 1 persona:

  • 45 gramos de arroz arborio o carnaroli, especial para risottos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 ajo bien picadito
  • 1 bulbo de hinojo bien picadito o rallado
  • 50 mililitros de vino blanco
  • Caldo vegetal (no le eché sal porque mi caldo estaba salado, pero id probando)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Ralladura de limón al gusto

Preparación:

Mientras preparas los ingredientes y picas el ajo y el hinojo y rayas el limón primero y luego lo exprimes, pon un cazo con el caldo a hervir. Una vez que hierva, ponlo a fuego lento. Se trata de mantenerlo caliente.

En otro cazo, a fuego medio-alto, calienta la cucharada de aceite y agrega el ajo con el hinojo. Dale unas vueltas durante unos 7 minutos. Ahora, agrega el arroz y refríelo uno o dos minutos. Es el momento de echar el vino blanco y darle vueltas al arroz. Espera a que se evapore. Tiene que hacerlo a fuego alegre, así que si ves que está flojo, súbelo. Ojo: fuego alegre no es «fuego que abrasa los infiernos y hace que el vino se evapore en un segundo y se me pega el arroz». Yo lo puse al 7 en mi vitrocerámica (que llega hasta el 9).

Una vez que se haya absorbido el vino y siempre pertrechados con nuestro cazo y nuestra cuchara de madera, se trata de ir echando cazos de caldo, uno por vez, al cazo en el que tenemos el arroz. Se echa un cazo, se remueve bien con la cuchara y se deja que se absorba. No hace falta removerlo constantemente, pero sí hay que removerlo: este es un plato para estar en la cocina. Cuando se absorba el caldo, se añade otro cazo. Y así. Así hasta que esté hecho el arroz, que será cuando esté blando y meloso. Nunca calculo el tiempo, pero supongo que son de 18 a 20 minutos. No os preocupéis si nunca habéis hecho risottos. ¿Estará hecho? ¿Estará hecho? Pues mete una cucharita, sopla y mastica. Si está durito, es que no está hecho y necesitas añadir más cazos de caldo. Ya está. Es muy fácil, el arroz queda exquisito y un buen risotto es muy reconfortante.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

6 thoughts on “Risotto de hinojo al limón

  1. Creo que los astros del universo se están alineando porque justo hoy me ha llegado por otra vía una receta de espaguetis con ajo y limón!

    Gracias por la idea del hinojo, aquí se come un montón (sobre todo en sopas) y la verdad es que yo no sé cómo usarlo!

    1. Sí, es súper secreta. Cuando cortas las verduras guardas en una bolsa los culos de las zanahorias, los culos de los calabacines, la parte verde de los puerros, las cebollas con la piel, los culos (lavado todo, ojo) de los boniatos… Luego se mete en la olla o la crock pot con una hoja de laurel y unos granos de pimienta y a cocer. Caldo de escombros, se llama.

Responder a Sarmale Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *