Hummus con boniato

23477303842_6aa2ed8807_z

Dos de mis últimas adquisiciones han sido sendos libros de cocina (vegana, of course) cuyas recetas no son de platos propiamente dicho, sino de despensa. De rellenar la despensa. Leches vegetales, natas vegetales, seitán o salchichas, alitas de pollo con su piel (veganas) -nunca fui muy fan de las alitas de pollo, pero eso lo tengo que hacer-, salsas (mostaza, ketchup, barbacoa, pico de gallo)… Me encantan ambos. Son DIY Vegan y The Homemade Vegan Pantry. Del primero saqué esta receta para una cena basada únicamente en patés vegetales. Vinieron dos amigos míos desde Asturias porque iban camino de Portugal y, como son los mejores catadores que conozco (¡hola, Cristina! ¡hola, Nacho!) porque son auténticos gourmets, preparé varios patés (uno de anacardos y zanahoria con miso, que tengo que volver a hacer porque murió antes de sacarle la foto siquiera), el de tomates secos que siempre tiene tantísimo éxito y el hummus con zaatar. Lo regamos con un vino de Catalina Arroyo que tenía ganas de probar… por la etiqueta. Y el nombre. Misino, se llama. Lo sé. No comment.

12345590_10208024832997106_1983311018473524033_n
Es que tiene un gato.

Sale una cantidad considerable que, como siempre, se puede congelar. El único peligro que tiene el hummus cuando se descongela es que se separe y que veáis líquido en la base del recipiente donde lo tengáis. Se remueve bien con una cuchara y listo. Obviamente, tiene reminiscencias hindúes (esto… de la India del colonialismo, porque el curry lo llevaron los ingleses para allá, aunque ahora lo asociemos con ellos). Es suave y yo creo que es muy apropiado como aperitivo para Navidad.

22957633504_b4f8286462_z

Ingredientes:

  • 1 boniato grande, pelado, cortado en cubos y cocido al vapor hasta que esté tierno (tardará unos 20 minutos)
  • 330 gramos de garbanzos cocidos
  • 60 gramos de tahini
  • 60 ml de zumo de limón
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimentón agridulce de La Vera. Realmente podéis poner el que queráis, pero yo adoro el agridulce.
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Una pizca de pimienta negra
  • Unos 60 ml de agua de cocer los garbanzos

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en un robot de cocina o en el vaso de la batidora y bate bien, hasta que tenga la consistencia que deseas (a mí me gusta cremoso, pero con textura: a otras personas les gusta muy, muy batido). Agrega agua (unos 60 mililitros) hasta que tenga el espesor que deseas. Si no lo sabes bien, añádela poco a poco mientras bates. A alguna gente les gustan los patés muy espesos (¡como a mí!) y a otras personas mucho más claritos.

Guarda en un bote tapado en el frigorífico. Dura 10 días y estará más rico al día siguiente.

Lo de que dura 10 días lo pone en el libro. A mí un hummus nunca me ha durado tanto…

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *