Hummus de remolacha

Sí. Hummus. Soy adicta al hummus y los pruebo todos. No tiene misterio ninguno, pero vuelvo a recordar que este es un blog de una persona con colitis ulcerosa que necesita escribir las recetas que le sientan bien para no perderlas en los mares procelosos de la red. Es decir, no es un blog de cocina «tal cual», de inventarse recetas (creo que hay dos inventadas por mí) ni es un blog de «mirad qué fotos más monas hago y qué cosas más rechulas y cómo te vas a tirar diez días en la cocina para hacer un plato que te vas a comer en diez minutos». No. Aquí hay lo que yo como diariamente. Y diariamente desayuno un sándwich de pan integral con tomate y hummus, así que varío los hummus que hago. En el blog puedes encontrar muchos, como este con mantequilla de cacahuete; este otro, que sabe a pizza o el del Candle Cafe, que es mi favorito.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos. Yo nunca los uso de bote.
  • 250 gramos de remolacha cocida.
  • 60 gramos de tahini (usé tahini tostado)
  • 1 diente de ajo grandecito
  • 1 cucharada de aceite de sésamo. Sin tostar.
  • El zumo de medio limón.
  • Eneldo
  • Hierbabuena
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Esto es ponerlo todo en un bol y remover. No te olvides de picar el ajo, porque si no, te quedará entero (es decir, te va a quedar entero aunque lo batas. Esto es así). Así que picas el ajo y lo pones todo en un bol, con eneldo, hierbabuena, sal y pimienta al gusto. Yo pongo media cucharadita de sal. El zumo de limón también va al gusto.

En todas las webs veréis fotos de hummus de remolacha radiactivos con un color rosa precioso, pero a mí me quedó así.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

9 thoughts on “Hummus de remolacha

  1. Pues no será rosa radioactivo, pero tiene un color muy curioso. Si le subes la exposición o el brillo y juegas un poco con el balance de blancos igual te queda como en esas webs, jejeje.
    Esta voy a tardar un pelín en probarla, y mira que me llama. Que sepas que llevo dos días dando vueltas a un menú para toda la semana y te he «robado» algunas recetas de la web. Concretamente el pilaf de quinoa, algunas de tofu y alguna más modificada un pelín. La semana que viene comienzo dieta hipocalórica (si he hecho bien las cuentas… Que tela…) y creo que alguna receta de corte vegano me va a venir muy bien. Ya te contaré. De momento garbanzos tomaré algunos (pocos), pero no en modo hummus. Desde luego, después de probar la receta que dejaste del Candle Cafe no descarto probar también esta, que aquella era deliciosa. Solo que eso, tardaré un pelín.

    Un saludito.

    1. «La semana que viene comienzo dieta hipocalórica (si he hecho bien las cuentas… Que tela…)».

      Oh, sí. Yo también pensaba que estaba haciendo dieta hipocalórica y me estaba metiendo mil calorías más de las que preciso.

      Nutricionista, nutricionista. Acude a un nutricionista.

      Que parece que no lees mi blog, home.

  2. El tuyo tiene un color más natural 🙂 ¡Te ha quedado un hummus de lo más fashion!
    Por cierto, ¿notas alguna diferencia en el hummus al usar tahini crudo o tostado?

    PD: Ya iba siendo hora de que me estrenara en tu blog 😛

    1. Pues la verdad es que no la noto. Pero nada. Solo sí, si los uso en sándwiches con tomate (me gustan mucho ambos y compro el que más barato esté, que últimamente es el tostado). Pero en el hummus, nunca he notado diferencia. Sí he notado diferencia en las marcas, algunas son más fuertes y otras no. Pero en el resto, no tengo yo el paladar fino…

  3. Es verdad, el hummus tostado ahora está mucho mejor de precio. Es curioso, porque, por lógica, da más lata tostar las semillas que triturarlas crudas :S

    Yo para los bocatas prefiero usar crema de cacahuetes 😀

      1. Crema de cacahuetes+mermelada de fresa=placer adulto 😛
        Crema de cacahuetes+plátano+nueces= ¡bombástico! :O

        Cuando los pruebes me cuentas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *