Hamburguesa de seitán y soja texturizada

Siempre acabo cenando casi lo mismo. Ensalada poco historiada y un sándwich. He terminado de los sándwiches hasta el moño. Bueno, realmente es que a veces llego a casa  a las diez de la noche y mi prioridad primera es darle de comer a los gatos su comida húmeda, comer algo rápido y acostarme. Ahora que he vuelto a retomar las riendas de todo (es decir, a cocinar y congelar, hacer deporte y esas cosas que consisten en cuidarse), he vuelto a hacer hamburguesas, que también se cocinan rápidamente. Esta está sacada del libro The best veggie burgers on the planet, de las que también tengo aquí esta con champiñones y la que lleva berenjenas. Las hice con el chorizo de seitán, así que saben a chorizo. Podéis usar el seitán que queráis, especiado a vuestro gusto.

Ingredientes para 4 o 5 hamburguesas, según tamaño:

  • 96 gramos de soja texturizada
  • 60 mililitros de salsa de soja
  • 180 mililitros de caldo vegetal (necesitarás más caldo)
  • 80 mililitros de caldo vegetal en un vaso aparte
  • 2 cucharadas de aceite de cacahuete
  • 200 gramos de seitán picado en trozos finos
  • 72 gramos de gluten
  • 30 gramos de levadura nutricional o de levadura de cerveza, lo que tengas en casa
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • Pimienta negra
  • Aceite para freír

Preparación:

Para picar el seitán, yo utilicé un robot de cocina. Se queda como si fuera carne picada, dándole unos toquecitos. También podéis hacerlo con un cuchillo o una tijera. Pero tardaréis más.

Hidrata la soja. Lo puedes hacer de dos maneras: una, cociendo los 180 ml de caldo con la salsa de soja. Se lleva a ebullición, cuando hierva se vierte encima de la soja texturizada, que estará en un bol, se tapa el bol con un plato que encaje y se deja reposar 10 minutos.

También podéis echar la soja en un bol que pueda ir al microondas, añadir los 180 ml de caldo y la salsa de soja. Ahora, se tapa con film transparente y resistente y se pone a máxima potencia unos 5 o 6 minutos. Se saca y se deja reposar 10 minutos.

Precalienta una sartén y agrega el aceite de cacahuete (puedes usar el que te dé la gana), a fuego medio-alto. Agrega el seitán y saltea hasta que esté dorado pero no demasiado crujiente. Esto te llevará de 5 a 7 minutos.

Pon el seitán, el gluten, la levadura nutricional, el ajo y la cebolla en polvo y unos toques de pimienta en el bol donde tenías la soja. Mezcla bien con las manos hasta que esté incorporado y agrega ahora los 80 mililitros de caldo, mientras amasas.

Yo metí la masa en la nevera un buen rato (un buen rato es un capítulo de Buffy, que dura 40 minutos). Forma las hamburguesas y hazlas a la plancha de 4 a 5 minutos por cada cara. Deja enfriar y congela.

También puedes congelarlas sin freírlas primero. Cuando las quieras freír, calienta una sartén con un poco de aceite a fuego medio y pon la hamburguesa sin descongelar. Hazlas 5 minutos por cada lado, tapadas.

Si las quieres hornear, ponlas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y tapadas con papel de aluminio para que conserven la humedad, 15 minutos por cada lado.

Quedan compactas. Y, para mi gusto, exquisitas.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

20 thoughts on “Hamburguesa de seitán y soja texturizada

  1. Tengo este mismo libro y hemos intentado alguna receta pero la mayoría llevan gluten (o sea harina de gluten como ingrediente) y nos quedan como chiclosas, no sé porqué. Haré estas siguiendo tus indicaciones al pie de la letra, a ver si me quedan mejor. La tuya tiene muy buena pinta, la verdad

    1. A mí esta me ha gustado mucho y no está chiclosa. Hice una con tofu y un montón de hierbas que no colgué aquí porque me saben a pasto puro…

  2. Yo creo que no he llegado a hacer hamburguesas con tofu o con seitán nunca, normalmente uso legumbres, verduras, algún cereal y/o soja texturizada. Tengo ganas de probar el seitán para recetas como esta, y la verdad es que tiene una pinta fantástica, así que ya me he apuntado todos los ingredientes :).

    Un abrazo!

    1. Todo es ir probando. A ver, el gluten es más proteico, la verdad, y le da textura. La cosa es que le puedes poner soja texturizada y luego avena molida hasta que tenga la consistencia que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *