Proyectos de 2015

Nunca dejes de fumar en enero. Volverás. Déjalo en marzo, después de haberte pautado una dieta equilibrada, siempre con ayuda de un nutricionista, y después de haber adquirido una rutina deportiva. Si no, te comerás hasta las paredes.

Y así estoy yo, que pretendo dejar de fumar… en marzo, después de haber hecho todo eso y una vez haya controlado mis ataques de ansiedad, que los tengo. Y la ansiedad no se quita con zanahorias, se quita comiendo cosas ricas, hipercalóricas y vacías. Así que me veo con un bote de cinco kilos de pepinillos en vinagre al lado como si no hubiera un mañana… pero para eso falta mucho.

Y sí: tengo planes de 2015. El primero se resume en visitas veterinarias, dos esterilizaciones, limpiar arenas, pedir pienso y comida húmeda de alta gama, ronroneos, un gatazo grande cuidando de otras dos bebés que se harán adultas este año y juegos y risas. Porque ahora me miran dos pares de ojos con dos verdes distintos y unos ojos amarillos, me piden mimos, se enroscan en mis pies y quieren estar encima de mí todo el rato. Lo que antes me parecía un mundo, acostumbrarlos a comer a unas horas y distintos piensos, ahora es pan comido. Si estoy en casa, maúllan cuando tienen hambre o se ponen sentaditos en la puerta de la cocina.

Otro plan es también gatuno. Ayudar a Gatos Ancat a difundir los animales que tiene por adoptar y las casetas que hay para vender, que son bien bonitas. Miden 50x40x40 pero se pueden hacer a las medidas que se deseen y cuestan 30 euros más gastos de envío. Las hace Miguel, que además lleva en paro más de dos años y ha trabajado siempre de camarero, jardinero, con madera… Si os enteráis de algún trabajo para él, me lo podéis decir. Son de Badajoz, tienen más de cuarenta gatos, muchos de ellos en adopción. Tengo pendiente ir a su casa para hacerles fotos a los mininos y ver si salen adoptados. Que espero que así sea.

También tendríamos que reunirnos con los partidos políticos para ver, si salen elegidos en mayo, cómo piensan gestionar las colonias de gatos que hay en la ciudad. Tengo que informarme más de las colonias, porque desconozco cuántas hay, dónde están y cómo se trabaja con ellas. Aquí hay un buen artículo.

Para los que digan que algunos nos ocupamos más de los animales que de las personas, solo un párrafo. Lo escribió mi amiga Eva, hablando de Excalibur. Y me parece tan perfecto que no tengo nada más que añadir:

El argumento clásico de “es que os importan más los animales que las personas” también cansa, cansa muchísimo. Imagino que quienes así discurren serán voluntarios de una ONG, y se pasarán el día alegrando a los niños con cáncer en los hospitales, o trabajando los veranos reconstruyendo edificios derrumbados por terremotos. No sé, digo yo. Porque si no es así, ¿por qué juzgan los actos de buena fe ajenos? ¿Ellos qué saben de la gente? ¿No puede ser que esa misma gente que defiende al perro también esté involucrada en otras causas más “aceptables” en su estrecha escala de valores? Es que me resulta curioso que venga alguien que conduce un Mercedes y lleva ropa cosida por niños esclavos, por ejemplo, diciendo que las personas son más importantes. ¿Y tú, qué haces por las personas? ¿Por qué tengo yo que ayudar más a las personas que tú? La dicotomía personas-animales es una falacia como un pino. Demagogia pura, vamos.

Ahorrar. Otro proyecto de año. No sé cómo, porque soy la reina de la cuota, participo en varias ONG en las que no voy a dejar de hacerlo y estoy pagando a plazos hasta junio una MyCook maravillosa. Porque una también tiene sus vicios consumistas-capitalistas. Y compro libros de cocina a mansalva. El último, uno para aprovechar mejor mi olla a presión, que tengo dos cuerpos y una tapadera WMF que me compré gracias a un ofertón maravilloso y las tengo infrautilizadas.

Pressure cooker

Porque comer bien y retomar el deporte es otro de mis propósitos de año nuevo. Y llenar el congelador y hacer fotos de comidas riquísimas y buenas y fáciles y, sobre todo, congelables para seguir actualizando el blog y aumentando mi repertorio de recetas. Lo cierto es que rara vez repito alguna, salvo el hummus del Candle Cafe, la harira y el ragú, además de los seitanes, de los que sigo ampliando el recetario.

Ser feliz. En 2014 descubrí que es un estado mental, que quiero mantener durante todo este año.

¿Y  vosotros? ¿Proyectos, planes, vida?

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

12 thoughts on “Proyectos de 2015

  1. Me gustan tus proyectos para el 2015 y me has dado fuerzas para intentar los mios también… entre ellos está el dejar de fumar, pero pensaba como tú, primero ejercicio y dieta y despues alejarme del tabaco, que aunque fumo poquísimo (un par diarios) no me gusta nada… Ahorrar tambien y seguir colaborando en los proyectos en los que creo… De acuerdo contigo tb en la lucha por los derechos animales… ya está bien de criticar a los que los defendemos con la escusa de que hay cosas mejores por las que luchar… y más cuando lo dicen personas que no luchan por NADA.
    Un beso, me ha encantado tu post.

    1. Recuerdo que, cuando montamos una ONG de ayuda a África, me decían: “Pues anda que, con la crisis, no hay personas en España a las que ayudar”. Y yo preguntaba: “Ah, ¿cómo las ayudas?”. ¡Y nadie hacía nada! Y ahora me dicen: “Es que te ha dado por los gatos”. Y yo digo: “Sí, son fascinantes y, como leí en alguna parte, somos la especie que les ha hecho esto”.

      Con lo que me gasto en tabaco, puedo hacer muchas más cosas. Vamos a pensarlo así… y a rezar para que mi nutricionista me dé muchos trucos para acabar con la ansiedad sin poner 20 kilos.

  2. ¡No te pega nadaaaaa fumar! Jajaja.
    Yo fumaba hace años, por cierto. Y un montón además. Lo dejé de un día para otro, porque soy más terca que una mula. Y desde entonces no he vuelto a fumar (bueno, algún porrete esporádico, pero eso no cuenta). Besotes y feliz año. 🙂

    1. No me pega ni me pegaba, pero empecé a trabajar con yonkis, allá por aquellos años, y el tabaco era una genial manera de socializar. Mira que mi madre me decía: “Con yonkis, te vas a enganchar”. Y zas: me enganché, pero no a las sustancias que ella pensaba, sino a una completamente legal…

  3. Mmmm, bastante bien planteados esos propósitos de año nuevo, y con bastante sentido común, además.
    Yo no soy de hacer lista de propósitos. El cambio de año me parece otro momento más o menos arbitrario más. La vida fluye sin esos puntos de inflexión salvo que nosotros mismos nos emperremos en ponerlos. Pero sí tengo varias cosas para este año más o menos entrelazadas aunque a priori no tengan mucha relación.
    La primera en mi cabeza, aunque no será la primera en realizarse, es la de dejar de fumar. Ahí coincidimos. A ver si esta vez sí lo consigo. Uno no tiene ya 20 años y el efecto del tabaco en la voz empieza a notarse. Y como soy así de original y es ahora, y no hace esos 20 años, cuando estoy avanzando de verdad en formación y dedicación musical, con mi voz, pues el tabaco sobra. LA T de Tabaco enlaza pues con la M de Música y esta, aunque parezca mentira, con la MK de Mary Kay. Necesito pasta para clases de canto y la vuelta a la venta directa complementando mi trabajo actual espero que me ayude. La pasta ahorrada en tabaco, también, claro está.
    Comer mejor y moverme algo está también ahí, pero sin fecha. Volveré a quitarme el peso que me sobra, pero tengo que priorizar y obligado a comer de restaurante a diario, no es facil. Al menos hasta que llegue el buen tiempo y pueda regresar al parque con mis tarteras. Además de que el tiempo libre que tengo es más bien escasillo. Veremos como viene la primavera.

    Muy grande, por cierto, el comentario sobre los que hablan de ayudar a las personas. Suele ser tristemente cierto y es curioso que viene siempre de gente que no hace realmente nada, ni por animales ni por personas.

    Me alegro de verte más tranquila con tus gatos. Son sin duda fascinantes y se hacen querer de lo lindo, los jodíos. Suerte y ánimo con lo demás.

    Un saludo.

    1. Chus, estaba esperando mi conexión a internet, en casita, con el ordenador, porque con el móvil me resulta un coñazo escribir… Y las gatas se me han comido el cable de la conexión… Cachorros!
      Me ha encantado tu comentario y quería responderte en plan largo. Cuando vaya a la ferretería y venga el servicio técnico!!!

      1. Jejejejeje, ¡Jodíos mininos! Hace unos meses tuve que comprar unos auriculares manos libres del movil a una amiga que me había prestado los suyos. Mi gato, aún cachorrete, los hizo pedazos. Me lo encontré feliz como una perdiz jugando con las pelotillas, ya sueltas, de los auriculares. Aún anda parte del cable por ahí como juguete heredado por el siguiente que vino a hacerle compañía.
        Ya te leeré, tú tranquila. El caso es que se pueda arreglar y que los diablillos no te la vuelvan a liar con eso (que con otras cosas te la liarán, estate segura, jejeje). Gracias por la parte que me toca. Entiendo lo del movil porque me pasa igual.
        Un saludito.

        1. Ay, ya: creo que me estoy adaptando. Confieso que he tenido que buscar qué demonios es Mary Kay. Cosméticos. Pero hablan en femenino. Ser consultora de belleza. Creo que no valdría para eso: leo algunos ingredientes de las cremas y ya me pierdo, pero en el Foro Vegetariano hay auténticas expertas.

          ¿Canto? Eso me intriga. ¿Qué tipo?

          El cable se pudo arreglar, gracias a la intervención de una amiga que hizo que no me soplaran los 75 euros que me hubiera costado la broma. Me hubiera tenido que poner a pedir por las esquinas, así te lo digo. Qué horror. Ororo es una pequeña terrorista. Los otros dos son tan rebuenísimos… que su intrepidez me parece ahora un descaro.

          1. Efectivamente, Mary Kay es tema de cosméticos. De ingredientes no me preguntes, que no se. Es una multinacional norteamericana. Y sí, habrás leído de consultoras. Somos pocos hombres, muy pocos, como es de esperar. Me lancé allí en una época que estuve en paro y me he divertido mucho, además de aprender, que no veas. Si hasta doy clases de automaquillaje, jejeje. No me quiero extender, que no me parece el sitio. En internet hay bastante.
            Estoy metido en el mundo coral lírico, ya que me preguntas por el canto. Hace pocos meses he entrado en un coro de cámara que se dedica a la música antigua y en otro, grande y con orquesta, que hace de todo, aunque todo empezó en el 2011 con otra formación grande. El pequeño es especialmente exigente, que es lo que me motivó a hacer la prueba de ingreso que, milagrosamente (con bastante curro detrás…), pasé. El caso es que más de una persona me ha dicho que tengo una buena voz (uno de ellos un profesional de esto de primera línea) y yo ya se que la tengo poco común (soy bajo profundo, pero profuuundoooo). No entono mal y… Bueno, me he propuesto tomármelo un poco en serio, mejorar mi técnica y semiprofesionalizarme en los próximos meses-2 años. Con mi edad (no soy mayor, pero tampoco joven para meterme en estos fregaos) dudo mucho que me llegue a reportar ingresos, pero es algo que me apasiona y que si no hago ahora igual nunca haré. Disfruto mucho cantando y me encantan los escenarios. Quien me iba a decir a mí hace no tanto que estaría con esto en la cabeza y metido en cosmética, jajajajaja.
            Me alegro del buen final del estropicio. No se yo si la pequeña Ororo es del palo de mi Pizqui, que me trajo (y aún a veces me trae) de cabeza, pero que es listisima y a la que hoy adoro. Pena no haberla traido a la ciudad de pequeña y estar ahora obligado a verla solo fines de semana y vacaciones…

          2. 40, justitos, son los que tengo. Hoy me he enterado de tu edad, así que quid pro quo, ;oP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *