La despensa vegana – Verdinas

No se encuentra mucho sobre las verdinas en internet. La información que he escogido viene de las páginas Directo al Paladar, Restaurante Asgaya y Gastronomía y Cía. Se sabe, eso sí, que se cultivaban en Llanes, en Asturias, que tan buenas legumbres nos da. Algunos dicen que las trajeron de México; otros, que de Sudamérica. Otros cifran su origen a principios del siglo XX, de Francia, de la mano del Conde de la Vega del Sella.

Son legumbres. Muy suaves, alargadas, de la familia de las alubias, verdes. Y debido a esta suavidad, en los guisos tradicionales se les echan otros ingredientes (animales, que aquí no usamos, como el pescado, pero se obvian el tocino, la morcilla, el chorizo y demás). Cuestan un ojo de la cara… O no. El kilo sale a unos 18 euros. Pero, teniendo en cuenta que yo, con un kilo, tengo para un sinfín de raciones, si echo cuentas, el plato de verdinas me sale a euro y medio, así que no está mal. Las conocí por mi amiga Claudia, que es fan fan fan total. Cuando le dije que mi madre me había comprado medio kilo de verdinas, me respondió: «Qué regalazo». Y me dio una receta, que pondré en unos días.

Como todas las legumbres, son ricas en hidratos de carbono, proteínas, fibra y minerales. Como son tan suaves, algunos dicen que no es necesario ponerlas en remojo, pero yo no me he arriesgado. Y, por supuesto, les viene mucho mejor una cocción al chup chup, es decir, lenta… o una crock pot.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

2 thoughts on “La despensa vegana – Verdinas

  1. Estoy esperando tu receta con ansia, porque el otro día las vi en mi tienda de graneles favorita jaja, y no compré porque no sabía cómo hacerlas, pero me resultaron muy atractivas a la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *