Mudanza

Esta foto, hecha con el móvil, completamente movida y sin nada de calidad, os puede dar una idea de mis cuitas a la hora de preparar alguno de los platos que aparecen en este blog.

10171882_10203599888176251_8994462913261431404_n

Esa es la entrada de la que ahora es mi casa pero ya no lo va a ser más. A saber: un botijo y un tostador de pan que están en mi encimera, un aparato para cocer al vapor y especias, que se encuentran en las más profundas profundidades de un mueble esquinero, una caja de cereales llenísima de azúcar a punto de caducar que compré para hacer turrón de chocolate las pasadas Navidades, la tapa del tupperware marca Tupperware a precio de sangre de unicornio que me llevo todos los días al trabajo… y creo vislumbrar, encima del mueble, mi bote de EPA/DHA. También, al lado de la bolsa que compré en el mercado viejo de Quebec, está el TofuXPress del que tengo pendiente hacer una entrada, porque lo considero un instrumento imprescindible…

Me mudo. Me mudo en medio de los exámenes de inglés y pretendo no cocinar más que lo imprescindible hasta que me vaya a una cocina mucho mejor. Tener la cocina perfecta, para mí, es un sueño casi imposible, porque yo necesitaría una con 140 metros cuadrados y seguro que seguiría diciendo que no tengo espacio. Ahora suspiro por un armario especiero en el que me quepan mis 72 botes (¿qué hago?) y por un juego de cuchillos de los de verdad: de los caros, de los que no necesitas afilar en años, de los buenos. Y una tabla de cortar de madera maciza que no se me abra (se me han roto dos ya y una me costó más de 20 euros). También suspiro por llegar a mi casa nueva, abrir tooooodos los armarios y colocar aquí la pasta, aquí las legumbres, aquí los arroces, aquí las cosas de desayuno, aquí las sartenes y mis dos woks, aquí la cacerola (sí, solo tengo una), aquí el cocedor de vapor y la panificadora y los robots de cocina… En un lugar forrado de arriba abajo con muebles, con terrazas inmensamente grandes (quiero plantar hierbas aromáticas y fresas y tomatitos. A ver qué me sale en mi huerto urbano) y con habitaciones para los amigos.

Pero, mientras tanto, me voy a pasar el mes estudiando inglés… y haciendo cajas.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

6 thoughts on “Mudanza

  1. Jo, qué identificada me siento con lo de la cocina. Yo tengo unas ganas de mudarme de mi piso unihabitacion con micro-cocina/salon/comedor/tendal que no me tengo! Por suerte, aunque te quede este mes más duro, ya es el último tirón no?
    Muuucha suerte en tus exámenes de inglés y esperamos ver nuevas súper recetas en la cocina nueva 😉

    1. Ay, tengo un lío con los verbos… Pero bueno, algo podré hacer. Espero.
      Ay, te entiendo perfectamente. Yo querría mudarme a una “casa definitiva” completamente a mi gusto, pero no me dan los dineros para comprarme una casa o hacérmela de cero. Así que he encontrado esta y creo que voy a ser muy feliz…

  2. Hola Olga,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haber descubierto tu blog, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    1. Hola, Natalia.

      Yo soy periodista, así que no hago periodismo ciudadano: trabajo como periodista y me pagan por ello. El blog lo tengo como hobbie para mis ratos libres, pero bien es cierto que supone un trabajo.

      No tengo ningún problema en colaborar con ninguna plataforma digital e incluso tampoco tengo problemas en escribir artículos por los que no cobro, siempre que la página en la que se alojan no tenga absolutamente ningún tipo de publicidad. Porque, si yo trabajo gratis, no quiero que otros se lucren con mi trabajo.

      Pero sí he visto un producto de limpieza publicitándose en PaperBlog y un anuncio de viajes.

      Sí: WordPress se publicita. Pero no pago por la página (hasta que me haga un dominio y no tenga publicidad, que es uno de mis planes. Lo que ocurre es que nunca pensé que el blog fuera a crecer tanto).

      Además, creo que con la cantidad de blogs que hay, el que yo escriba o no tampoco iba a suponer nada, porque los contenidos se iban a perder. Y no me apetece que se pierdan en el ciberespacio.

      Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *