Razones para llevar una dieta vegana

Me gusta la gente que no intenta convencerte de nada, como si su modo de vida fuera una religión. Pero también me gusta la gente que informa. Supongo que yo puedo informar debidamente porque no soy vegana. Digo “debidamente” para el resto de la población: porque parece que, si informa un vegano, es que está muy convencido y el oyente (o lector, en este caso; es que trabajo en radio) tendrá reservas.

Lo primero que quiero decir es que no supone ningún esfuerzo sobrehumano, más allá de que hay que informarse, hay que tener conocimientos de nutrición (cosa que le vendría muy bien a todo el mundo, omnívoros incluidos) y hay que mirar las etiquetas si compramos alimentos procesados. El único esfuerzo sobrehumano que le veo es la cantidad de chorradas y gilipolleces que salen por bocas ajenas cuando les dices que eres vegana o cuando creen que eres vegana.

Friedensreich Hundertwasser
Friedensreich Hundertwasser

Que el sistema alimentario occidental no es sostenible no lo dicen solo los veganos. También la FAO. He llegado tarde al V Carnaval de Blogs de Nutrición, pero algún día hablaré sobre esto. Las personas que eligen ser veganas, generalmente lo hacen por tres razones: ética (y de ahí vienen todas las chorradas que una tiene que escuchar, porque a nadie le gusta que le cuestionen su ética), medioambiente (y ahí se incluye el compromiso social) y salud.

Voy a seguir a Robin Robertson en su 1000 vegan recipes para hablar sobre esto porque me parece que lo explica muy bien.

Ética

¿Qué tiene que ver la ética con lo que ponemos en el plato para cenar? Para empezar, las personas veganas consideran que no es correcto matar animales para comer. Sobre todo teniendo en cuenta las crueles condiciones de la industria ganadera. Esto se amplía al resto de los productos que consumimos en la vida diaria: desde los detergentes hasta el maquillaje y la ropa. Evitan cuero, seda, piel y lana, gelatina, miel, leche y huevos. No, no es tan difícil. Hay tiendas ecológicas, de comercio justo y veganas, como JustoAki, con zapatos bien bonitos. Se trata de la creencia (no, creencia no: convencimiento) de que no hay que explotar a otros seres para poder vivir.

¿Y qué pasa con las comunidades que tienen ganado y lo matan para comer, con las comunidades de cazadores tradicionales? Primero, que cada vez quedan menos. Y segundo, que ellas no tienen lineales de supermercado llenos de bandejas de corcho blanco con filetes de ternera. Seamos serios, señores, que yo estoy hablando del primer mundo hiperdesarrollado y capitalista. El de los cultivos de soja y palma en los países más pobres del planeta para que se los coman los animales que nos zampamos nosotros y para usarlos en todos los productos con la etiqueta graciosísima de “aceite vegetal”. El que arrasa el mar con la pesca de arrastre y se carga el fondo marino. Ese.

Medioambiente

Pues debería remitirme al apartado anterior. Monocultivos brutales, transgénicos (no tengo una opinión formada, porque leo de todo a favor y en contra, pero prefiero no comerlos, qué quieren que les diga: una es muy prudente), el mar mermado, la falta de agua potable, polución y contaminación de acuíferos. La industria alimentaria no es inocua.

Salud

Una dieta vegana bien equilibrada es sana. Una dieta omnívora bien equilibrada también. Y una ovolactovegetariana. Todas las dietas son sanas… si son correctas. El problema es que se hace hincapié en que las dietas veganas y vegetarianas han de estar equilibradas y nunca se dice lo mismo de la omnívora, como si comer carne todos los días y pescado una vez al mes fuera algo que te salvara de todas las enfermedades. Lo que sí digo (bueno, yo no lo digo, lo dice la ADA) es que la dieta vegana es la más sana. Tienen menos grasas y, por supuesto, nada de colesterol. Ni hormonas. Ni aditivos (si no compramos guarradas, pero estamos hablando de una dieta equilibrada). Que adelgaces, pues depende de cuánto comas, que las patatas fritas, bien veganas que son. Y bien ricas que están. Lo único que hay que tener en cuenta es que, si uno es vegano, tiene que tomar suplementos de B12. Sí, leeréis muchas teorías al respecto. Tiradlas a la basura. Hay que tomar B12. Y algunos recomiendan también (yo lo hago) Omega 3. Consulta a tu nutricionista y a tu médico. A los dos. Al segundo para que te haga análisis y al primero porque los médicos, de nutrición, no suelen tener ni la más repajolera idea… aunque te digan que sí la tienen. Esto no es un blog de nutrición, porque no tengo los conocimientos necesarios, pero sí, lo diré: en una dieta vegana ¡hay proteínas!

¡Yuju!
Para suscribirte...
Muchísimas gracias

10 thoughts on “Razones para llevar una dieta vegana

  1. Que diferencia hay entre matar torturar y explotar a los animales como lo hace la industria actual a matar torturar y explotar todo tipo de vegetales/plantas o como gustes en llamarlos, no se les considera seres vivos también?

    Siempre he querido saber esta respuesta sin que me “coman vivo” mis compañeros veganos 😛

    1. Sí, las plantas son seres vivos. Pero no tienen sistema nervioso. No sufren dolor (supongo que estamos de acuerdo en que los animales sí) ni huyen siquiera incluso cuando pudieran percibir el peligro (ejemplo: los incendios).

      Decir que las plantas también sufren es una manera de justificar el consumo de carne. Yo, que no soy vegana ni sé si puedo serlo, lo justificaría -y lo justifico, o me excuso- diciendo que todavía no tengo tanta conciencia. Vamos, que yo veo un cerdo y veo un jamón sudoroso.

      El veganismo es una cuestión de ética. En los temas de ética, cada uno (y la sociedad) pone el límite donde quiere. La sociedad contempla, en nuestro país, que está mal torturar a un perro (y hay leyes al respecto, pero no siempre fue así), pero no que está mal matar a terneros para consumo, aunque se maten muchos más de los que se comen y aunque se sepa que, para que los lineales del supermercado estén llenos, mucha gente del Tercer Mundo ha visto cómo sus campos de cultivo y su modo de vida son arrasados para alimentar a los animales que nos comeremos (o no, porque se pudrirá la carne) en el Primero. O cómo pescamos en aguas de Somalia porque nos hemos cargado nuestras costas y acabamos con la vida de los pescadores de allí, que quieren comer. Y cómo tiramos más de un millón de toneladas de peces al mar.

      Y, además, si la mayor parte de la población tuviera una dieta basada en plantas (cereales, legumbres, pan, pasta, arroz, verduras y frutas) habría más equilibrio ecológico. Y quiero pensar que, por lo que te he dicho arriba, menos desigualdades sociales. Al menos, es lo que piensa la FAO, en cuya página, si te interesa el tema, puedes encontrar un montón de información con datos al respecto.

      El tema de las plantas para atacar (porque al final es un ataque) a los veganos y vegetarianos es viejo como el mundo. De hecho, es lo primero que se pregunta. No se pregunta qué razones éticas te han llevado a ello. Sí es cierto que a mí los veganos autoelegidos (esos que piensan que son mejores que los demás porque no comen carne o pescado o huevos o leche) a mí me repatean soberanamente. O, como dice una amiga mía vegana, “esos que quieren mucho a los animales porque es más fácil quererlos que querer a las personas y son unos inadaptados sociales”. Pero dudo mucho que alguien tenga tanta conciencia con las plantas para dejar de comer las manzanas que se caen de un árbol y siga comiendo solo cerdo o ternera o pollo.

  2. Estoy de acuerdo en que es cuestión de ética y conciencia y que cada uno pone sus limites. Si uno quiere ser vegano como consecuencia de su ética me parece perfecto. Pero como bien has dicho me repatea el vegano/loquesea se piense mejor persona por no formar parte de la tortura de los animales. Sin embargo discrepo en algunas cositas, al igual que puedes comer un fruto maduro, puedes aprovechar la miel de un panal que sobre, o que gotee o como mas justamente creas que puedas aprovecharlo sin interferir en la colonia de abejas. La naturaleza también “tira/desaprovecha” montón de recursos que podemos rescatar con un impacto minimo o cero en el medioambiente. (con esto no justifico para nada que nosotros tiremos o desaprovechemos nuestros recursos, que para algo nos consideramos una raza “inteligente”). Y también me sorprende mucho..te cito, no como ataque si no para analizar un poco:

    “Pero no tienen sistema nervioso. No sufren dolor (supongo que estamos de acuerdo en que los animales sí) ni huyen siquiera incluso cuando pudieran percibir el peligro (ejemplo: los incendios).”

    Al menos en mi opinión, que no tengan sistema nervioso no significa que no sufran, o que no huyan. Lo que pasa es que no lo percibimos igual no las entendemos, luego empatizamos muchísimo menos con las plantas que con los animales. En un incendio el árbol no se levanta y sale corriendo, no tiene esa capacidad de reacción, pero si puedes observar que buscan el sol y crecen lentamente hacia esa dirección, segregan distintas sustancias en caso de estar amenazado por plagas por ejemplo. Digamos que un árbol por decirlo así ve todo el proceso como a cámara lenta. No puede evitar un hachazo, pero si la amenaza es una infección que poco a poco se va comiendo un bosque, dentro de sus posibilidades intenta “huir” o combatirla a su manera. Está mas que demostrado que las plantas si “sufren” lo que pasa que a otra velocidad de otro modo. Un enlace al azar, no hay que buscar mucho

    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/08/120830_plantas_sentidos_am.shtml

    A lo que voy, me parece ridículo ser vegano y no pensar sobre si realmente debería llevar esa ética a TODO lo que le rodea, y ser un poquíto menos extremista, que puedes comerte un filete de la granja de tu pueblo sin miedo a pensar que ha sido torturado al igual que te comes la lechuga del huerto de al lado porque están tremendas.

    1. Yo no he dicho que las plantas no sientan. De todos modos, las plantas no son lo importante, ¿no? Es decir, a ti no te importa el sufrimiento de las plantas. Y no: un animal no es lo mismo que una lechuga. Vamos a ser serios.

      Partamos de la base de que yo amo muchos extremismos. Por ejemplo, no tolero el machismo, ni el racismo, ni la homofobia. Considero que el extremo es bueno, sano y asumible y no quiero un tibio punto medio. En la violencia de género o contra los niños tampoco. No quiero un tío a mi lado que me pegue lo normal. Quiero un tío que no me pegue nada.

      Generalmente, la ética se lleva a todo: a los actos de consumo también. No sé si en tu pueblo hay muchas granjas. Yo no tengo pueblo, vivo en ciudad y no las hay. La carne de aquí es de mataderos a muchos kilómetros. Y el pescado ni te digo. Ni siquiera sé si está pescado con pesca de arrastre. En las etiquetas pone “Atlántico Norte”, por ejemplo. Pues no es grande el Atlántico norte.

      El punto de tu debate es que el vegano no sea “extremista” y se coma un filete de una granja. Incluso aunque él haya decidido no comer nada que provenga de un animal. Entonces, el punto de tu debate es una falta de respeto. Cuando una persona escucha a otra, ha de hacer eso: escuchar. No justificar por qué come carne y llamar al otro extremista. Si tú quieres comer carne, come carne. Pero no esperes convencer a ningún vegano comparando un ternero con una lechuga. Ni siquiera esperes que a otras personas les parezca bien que comas carne. Porque el discurso del sufrimiento animal no es el único que está implícito aquí. Yo te he hablado del Tercer Mundo. Que me importa mucho más. Otra cosa es que, cuando estés con tus compañeros veganos, no te ataquen y te respeten. Pero oye, cada cual elige a sus amigos.

      Es lo último que voy a decir al respecto. No tengo los conocimientos biológicos suficientes como para seguir un debate de estas características.

  3. (A Jose) Lo de la miel que gotea del panal y el filete de la granja del pueblo… Vamos a ser serios, eso está más bien lejos de lo que es el consumo de producto animal, creo que en eso estamos todos de acuerdo. Yo he sido vegetariano años, y desde hace unos meses soy vegano. Si he dado estos pasos es porque creo que estoy haciendo bien, mejor de lo que lo hacía y, sí, lo siento, mejor que lo que hace el resto. Puede quedar mal decirlo, pero es así. También creo que hago mejor que otros cuando me hago donante de órganos, o también creo que hago peor que otros cuando no doy dinero para ciertas cosas, me parece fácil de entender.
    He tenido estos debates miles de veces, y lo mejor, si tu interés es sincero, es que vayas a fuentes más directas. En castellano te recomiendo el libro “Tú también eres un animal”, de Kepa Tamames, una especie de sumario de argumentos contra el veganismo/vegetarianismo rebatidos de manera impecable. He conocido a gente que ha dejado de comer carne tras leerlo.
    En inglés, pero en vídeo, tienes esto: http://m.youtube.com/watch?v=ZzvK5uLu7F0 70 minutos en los que se trata casi todo, también de una manera muy sencilla. Toca incluso el tema de lo que es extremista o radical, por cierto.
    A esto y a todo lo demás, te ha contestado perfectamente Olga.
    Espero que no te tomes mi respuesta como un ataque, si te contesto es porque creo que has entrado al debate de manera educada y honesta, y solo intento seguir igual. También confío, por tanto en que te veas al menos el vídeo, ya que si de verdad estabas planteando preguntas, querrás respuestas, y solo invierto mi tiempo en darlas cuando creo que es así. Cuando alguien entra a un foro o blog vegano a hacer de mamporrero, prefiero no contestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *