Técnicas de cocina – Cómo cocer cereales

Aunque ya tenemos una tabla de cocción de cereales, nunca está de más conocer más cosas. Generalmente, en los paquetes viene cómo demonios hay que cocer las cosas, con su tiempo de cocción bien especificado. Pero a veces no ocurre. Así que, con el Veganomicon en la mano (por cierto, cada uno de los libros que tengo varía ligeramente -o no tan ligeramente- en los tiempos de cocción, así que, en esto, como en todo, hay que ir comprobando), añado un nuevo apartado. También he utilizado otros libros, como 1000 Vegan Recipes, de Robin Robertson, o el Vegan Eats World, de Terry Hope Romero, que tiene un capítulo sobre el arroz francamente interesante.

No, no me he olvidado del arroz. Tendrá su propia entrada.

Los cereales son una de las cosas más maravillosas que ha dado la tierra. Así como lo digo. La verdad es que la tierra da cosas maravillosas, en general. Las cantidades que se dan aquí son suficientes para 4 personas y están en medidas americanas (las famosas tazas). Cuando tenga lista, algún año de estos, las equivalencias en el sistema métrico maravilloso e impecablemente fiable de los europeos (mira que América me gusta, en general, pero en sus medidas de cocina me pone enferma) iré actualizando este post.

Lo único que hay que tener en cuenta si se juega con las cantidades, es que hay que quitar 1/4 de taza de agua por cada vez que multipliques la receta por dos. Ejemplo: si doblas la receta (para 8 personas), quita 1/2 taza de agua. Si la cuadruplicas, quita 1 y 1/2 tazas. No sé quién se va a poner a cocinar para 16 personas, pero de todo hay en esta vida. Usa una olla mediana o grande, dependiendo de cuánta cantidad vayas a hacer.

Una manera de preparar los cereales antes de cocinarlos, aunque nadie que conozco lo haga así, es que, salvo con la avena y el cuscús, hay que enjuagarlos. Para ello, se ponen en un bol grande, se cubren con agua tibia, se menean con las manos limpias y se cuelan con un colador de malla fina. Se repite hasta que el agua no parezca turbia. Enjuaga bien después y escurre mejor aún.

Para potenciar su sabor, también se pueden tostar durante unos minutos. Hay que hacerlo en una sartén sin nada de grasa. Y, después de cocer, es mejor dejarlos reposar, con la olla tapada, durante al menos 5 minutos antes de servir. Los puedes cocer también en caldo vegetal en lugar de en agua.

Foto de internet
Foto de internet

Amaranto

El amaranto es una semilla de color castaño claro y funciona como un cereal. Es un poco pegajosillo, por lo que funciona muy bien en hamburguesas y pasteles vegetales.

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Ingredientes:

  • 1 taza de amaranto
  • 3 tazas de agua
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Pon una taza de amaranto y el agua en una olla. Lleva a ebullición. Una vez hierva, baja el fuego y deja cocer 15 minutos, tapado.

Imagen de Periódico Mundo News.
Imagen de Periódico Mundo News.

Avena

Desayunar avena puede ser una buena opción. La avena de cocción rápida a la que se refieren todas las recetas americanas es una avena que está partida en trozos más pequeños. Es la que encontramos generalmente en los supermercados españoles.

Tiempo de preparación: De 5 a 10 minutos.

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua
  • 1 taza de avena
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Una pizca de canela molida, opcional
  • Unas cuantas pasas o cualquier otra fruta seca, opcional
  • Sirope de arce, opcional
  • Leche vegetal, opcional

Preparación:

Lleva el agua a ebullición en una olla con tapa y agrega la avena, la sal, y la canela y la fruta desecada si las utilizas. Baja el fuego y ponlo a fuego bajo. Cocina, sin tapar, durante 5 minutos, removiendo a menudo, hasta que la avena esté cremosa. Aparta del calor, tapa y deja reposar unos minutos. Añade un toque de sirope de arce y leche vegetal, si gustas.

Imagen de Spina Recipe
Imagen de Spina Recipe

Bulgur

El bulgur (lo podrás ver escrito como burghul también) se elabora a partir del trigo.

Tiempo de preparación: De 30 a 35 minutos.

Ingredientes:

  • 1 taza de bulgur enjuagado varias veces y escurrido
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 y 1/3 tazas de agua

Preparación:

Pon el bulgur y la sal en una olla con tapa hermética. En un cazo pon 2 tazas de agua a hervir. Mide 1 y 1/3 de agua y agrega esta agua hirviendo al bulgur. Tapa y deja reposar durante unos 30 minutos. El bulgur debería estar tierno, pero masticable, no blandurrio. Remueve con un tenedor y sirve.

Frío, en ensaladas, está buenísimo. También se utiliza en sopas.

Imagen de internet
Imagen de internet

Cebada perlada

Ingredientes:

  • 1 taza de cebada perlada
  • 3 tazas de agua
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Pon una olla con el agua y la cebada enjuagada y escurrida. Lleva a ebullición, tapa la olla, pon a fuego bajo y deja cocer lentamente durante 35 minutos.

Imagen de De Buena Mesa
Imagen de De Buena Mesa

Cuscús (o sémola)

Realmente, se usa como un cereal, pero es más similar a la pasta. De todos modos, lo incluimos aquí.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Ingredientes:

  • 1 taza de cuscús
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 taza de agua

Preparación:

Pon el cuscús y la sal en una olla con una tapa hermética. Pon a hervir en un cazo 1 y 1/2 tazas de agua. Mide una taza y viértela sobre el cuscús. Tapa y deja reposar unos 5 minutos. El cuscús debe quedar suave. Remueve con un tenedor y sirve.

Imagen de Food May Hem
Imagen de Food May Hem

Kasha o trigo sarraceno tostado

Se usa mucho en el este de Europa. En Polonia, por ejemplo, donde vive mi amigo Chema, se utiliza muchísimo y él se ha vuelto un absoluto fan (es profesor de español en Polonia y hace una revista magnífica que se llama Habla, por cierto. Saludo a los estudiantes de Chema desde aquí porque sé que algunos me leen -hay muchos vegetarianos y veganos en Polonia, por lo visto-. La kasha no es más que el grano tostado del trigo sarraceno y, como trigo sarraceno, se puede encontrar en algunos herbolarios y tiendas ecológicas. PERO no sé si es trigo sarraceno “normal” o kasha propiamente dicha, porque la kasha ha de estar tostada. Sin más. Si no está tostado, será trigo sarraceno, pero no será kasha.

Tiempo de preparación: De 20 a 25 minutos.

Ingredientes:

  • 2 y 1/4 tazas de agua
  • 1 taza de kasha o trigo sarraceno tostado
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Lleva el agua a hervir. Una vez que hierva, pon el fuego muy bajo, agrega la kasha, tapa y deja cocer unos 20 minutos. Debería estar tierna (pero no blandurria) y habrá absorbido toda el agua.

Mijo

Sobre el mijo ya hablamos aquí.

Tiempo de preparación: De 30 a 45 minutos.

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo
  • 2 tazas de agua
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Precalienta una buena sartén a fuego medio y agrega el mijo. Tuéstalo así, sin nada de grasa, durante 10 minutos, removiendo muy a menudo, hasta que se haya tostado y haya desprendido su aroma. Pásalo a una olla con tapa, añade el agua y la sal, tapa y llévalo a ebullición. Una vez hierva, baja el fuego, ponlo a fuego muy bajo y deja cocer de 20 a 25 minutos, hasta que esté suave. Remueve con un tenedor y sirve.

Imagen de internet
Imagen de internet

Polenta

La polenta es un alimento que proviene del norte de Italia. Allí las hay de varias clases: la polenta gialla, que es polenta amarilla, realizada con harina de maíz y que es la que se comercializa en España; la polenta bianca, o polenta blanca, realizada con harina de castaña y polentas oscuras, realizadas con harina de alforfón (también llamado trigo sarraceno, que a mí es el nombre que me gusta más). Se puede usar como guarnición, que es la receta que ofrecemos, pero también se puede moldear en palitos.

Tiempo de preparación: 35 minutos.

Ingredientes:

  • 5 tazas de agua
  • 1 taza de polenta
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

Pon el agua y la sal a hervir en una olla con tapa. Añade la polenta muy lentamente y bátela con un batidor de varillas a medida que la vayas añadiendo. Baja el fuego y deja cocer de 12 a 15 minutos, removiendo a menudo. Apaga el fuego, tapa y de reposar 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Ya la puedes servir.

Imagen de internet
Imagen de internet

Quinoa

Sobre la quinoa ya hablamos largo y tendido aquí también.

Tiempo de preparación: De 20 a 25 minutos.

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua
  • 1 taza de quinoa enjuagada y escurrida
  • 1/4 cucharadita de sal

Preparación:

Pon todos los ingredientes en una olla, tápala y llévala a ebullición. Cuando hierba, baja el fuego, ponlo a fuego muy bajo y deja hervir durante 15 minutos. La quinoa debe estar traslúcida y deberás poder ver sus anillos blancos. Remueve con un tenedor y sirve.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

4 thoughts on “Técnicas de cocina – Cómo cocer cereales

  1. Quién iba a dacir que leyendo una entrada de cocción de cereales una pueda pasarlo genial. Pues sí, tú lo consigues, porque tienes una forma excepcionalmente amena y divertida de contar cualquier cosa. Y, encima, aprendemos un montón. Quién da más.

  2. La Polenta de maíz, ( el maíz es original de América del Sur) la he cocinado hoy con agua, leche de coco, y verduras, removiendo a fuego lento durante veinte minutos. Para sustituír la leche de la receta de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *