Mechuque

Esto es Mechuque.

Mechuque es una isla. Una isla curiosa, en la que por ahora no hay luz más que desde las siete de la tarde hasta las doce de la noche, pero en la que anochece a las cuatro en invierno. Se usan linternas, candiles y velas. Los periódicos tardan una semana en llegar. La gente cultiva su propia verdura, alimenta a sus animales y se autoabastece. También, por supuesto, hacen su propio pan.

Este pan lleva el nombre del archipiélago: Chiloé. Pan chilote, se llama. Tiene la miga prieta, un sabor ácido, ese sabor ácido que solo tiene el buen pan hecho a mano en horno de leña. Y es así:

También se hacen otro tipo de panes. Pancitos, les llaman. Panes pequeñitos, sin harina integral, con harina blanca. Son maravillosos para el desayuno:

En noviembre hay aguacates: allí es primavera. A los aguacates se les llama palta. La ensalada de palta se hace con cilantro, tomate y aguacate, aceite de oliva y sal:

Después, con el café, uno puede tomar también galletas caseras:

Estas no son veganas: llevan mantequilla de vaca. La inmigración alemana hizo que se adaptaran algunas comidas, como el kuchen. Del kuchen, que es una tarta de manzana deliciosa, no hay fotos. Sí las hay de las patatas (en Mechuque se cultivan infinidad de clases de patatas) y las zanahorias, recién cogidas del huerto. Mirad qué preciosidad de cuenco:

Todo esto lo comimos en casa de la tía Berta, que es la tía de mi amiga Anita y que vive en Mechuque, en la casa más antigua de la isla: está hecha de madera de alerce y tiene más de 110 años. La tía Berta es un encanto maravilloso de mujer, dulce, buena y amable, que salta por los riscos con mucha más seguridad que yo y que ha montado un museíno con sus muebles y aperos antiguos, desde las calderas hasta unas piedras curiosas que recoge. Si alguna vez visitan Mechuque, no dejen de ir a verla. Y podrán también ver construcciones como estas:

La vida allí es dura, pero tiene uno de los paisajes más maravillosos de la Tierra.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

12 thoughts on “Mechuque

  1. A Mechuque no llegamos pero si estuvimos en varios sitios enm Chiloé, vivimos 3 años en chile y no vimos ni la mitad!!! siempre en el corazón!!

  2. Es una maravilla. Una auténtica maravilla. Pero la vida es dura (no tantas comodidades). Por cierto. Copio un mensaje de mi amiga Paula:

    Te voy a hacer una corrección de amiga filóloga germanófila y pedantorra, jeje: el kuchen no es necesariamente de manzana. Kuchen es, en general, cualquier bizcocho que no esté cubierto de crema. Si lleva crema es una torte y el kuchen de manzana se llama apfelkuchen. En cuanto a Chiloé, maravilloso. Curioso que estuviésemos por allí casi al mismo tiempo, en un lugar tan remoto… y tan hermoso. Allí se detuvo el tiempo y creo que decidieron no volver a darle cuerda al reloj…

  3. Que preciosidad de sitio… Tiene que ser genial poder pasar unos días en un sitio así disfrutando de comida casera.

    Y vaya pan.. adoro el pan, comer sin pan me parece un pecado, no entiendo a quien se quita el pan para no engordar, yo prefiero llenar menos el plato pero acompañar con pan. Comer sin pan me amarga la comida, y comer con mal pan también 😀

    1. Los que se quitan los hidratos para adelgazar no están muy bien de la cabeza. Proclamo.
      Yo como un huevo de pan al cabo del día. Por las noches, de hecho, siempre. A mediodía menos, pero hoy tengo dos bocatas para comer porque voy a la peluquería a mediodía.

      1. Ya te digo, o lo de no cenar hidratos… Hombre no se, yo creo que hago cenas a base de hidratos casi siempre ( patatas asadas con ensalada, es mi cena estrella ultimamente), y estoy en peso.

        Tampoco soy nutricionista, pero no creo que las calorías de los hidratos por la noche cuenten doble.

        1. No cenar hidratos es una gilipollez. Hay que comer verduras, frutas, hidratos y proteínas en todas las comidas.
          La peña hace idioteces para adelgazar. Que me lo digan a mí…

          1. Mi chico hacía las cenar de sirope de arce con agua… Que-me-vas-a-contar.

            Ahora comemos lo mas equilibrado posible ( sin bobadas ni pasar hambre) y va al gim de vez en cuando.. y sorpresa! adelgazó y no lo esta recuperando (y eso que cuando hay una comida especial vacía la mesa el solo el bestia XD)

            Ya si fuera a un nutricionista sería la leche, pero me da que no lo conseguiré nunca XD

  4. Hace mucho que tengo ganas de visitar Chiloé. Me parece un lugar mágico y rebelde. Aunque supongo que las condiciones de vida serán duras, se llevan mejor con alimentos de verdad, cultivados y hechos por uno mismo, sin rastro de industrialización y “comidas” con más aditivos que ingredientes. Seguro que la gente allí es más feliz! Me ha encantado esta entrada 🙂
    Ahora me voy a revisar tus recetas de seitán a tomar ideas, te doy la razón que el comprado sabe a salsa de soja gelatinizada hahaha.
    Un beso!

    1. Cuando fui, no tenía ni idea de que existía. Ahora me parece mágico mágico. Eso sí: hace un frío…
      No sé si son felices o si son más felices que aquí. Sé que la vida es muy dura. Si no tienes para pagar al médico, te mueres. Si el médico está fuera y no llega a tiempo, te mueres. En invierno anochece a las cuatro de la tarde y hay temperaturas de bajo cero. Eso es duro: no sé si la dureza da felicidad… Tampoco la da una vida fácil, desde luego.
      Yo sé que me encontré con gente encantadora y buena. Y que me sentí en casa. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *