Minestra di farro (a mi manera)

Tomada de aquí.

Como me traje cantidades ingentes de farro, y en mis libros veganos vienen pocas recetas con ellas (debe de ser que en Italia es muy conocido, pero no así en otras partes del mundo), busqué por internet. No tengo ni idea de italiano, pero he comprobado que, con sentido común y un poco de ayuda del diccionario (o traductor simultáneo -aunque con éste, hay que inventarse la mitad), se pueden hacer maravillas. Realmente no es el sabor que yo recuerdo, porque la tuneé añadiéndole tomate concentrado para no tirarlo y porque la recordaba rojita… y porque en otras recetas se lo ponen. Pero ha quedado demasiado roja. De todos modos, está muy rica.

Ingredientes para 6 raciones de las mías:

  • 80 gramos de alubias pintas (de las manchadas: alubias borlotti)
  • 240 gramos de farro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tallo de apio
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla roja
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • salvia al gusto, mejor fresca
  • sal al gusto
  • 1 litro de agua
  • 1 trocito de alga kombu
  • 2 cucharadas de tomate concentrado

Preparación:

Las alubias hay que ponerlas a remojo durante ocho horas, como siempre. Pelar la zanahoria y cortarla en cuadritos más bien pequeños. La cebolla la picamos en cubitos pequeños también y hacemos lo mismo con el apio, sin hilitos. Los ponemos en una olla rápida con 2 dientes de ajo y 3 cucharadas de aceite. Cocinamos durante 5 minutos, hasta que la cebolla esté tierna.

En una sartén con un poco de aceite, tostamos las alubias durante cinco minutos, así, crudas, pero escurridas. Luego, las echamos en la olla. Añadimos tres hojas de salvia (o un poco de salvia seca) y agregamos el litro de agua y el trocito de alga kombu junto con el tomate concentrado.  Salamos al gusto. Llevamos a ebullición. Cuando hierva el agua, tapamos la olla. En una olla rápida, las alubias tardan 15 minutos desde que sale el vapor.

Transcurrido este tiempo, abrimos la olla (cuando ya no haya presión, claro está) y, si los frijoles están hechos, los colamos, pero reservamos el caldo, porque nos servirá para hacer el farro. Si no están hechos, los dejamos un poco más.

Ahora, trituramos dos tercios de las alubias. El otro tercio lo dejamos en un cuenco. Si es muy difícil la trituración, añade un poquito de caldo (sin pasarse, debe quedar espesote).

Ahora, prepara el farro. En una cacerola, echa el aceite restante y el diente de ajo restante, bien picado, a fuego lento. Agrega el farro y cocínalo durante 3 minutos. Luego añade el caldo de las verduras y deja cocer el tiempo indicado (de 15 a 20 minutos, depende del tipo de farro. El mío tardó media hora y fue necesario añadirle más agua).

Al final de la cocción, añade los frijoles hechos puré y el resto que quedaba crudo. Mezcla bien de nuevo y añade un poco de caldo si ves que queda muy espeso.

Para servir, se le añade un poco de aceite de oliva por encima.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

4 thoughts on “Minestra di farro (a mi manera)

  1. Que pintaza, tengo ganas de un buen potaje, que con el tiempo que hace por aquí lo pide en cuerpo.

    Es verdad que el farro es bastante desconocido, de hecho pensaba que era trigo, pero me dice la sabia wikipedia que no. Si lo encuentro en alguna tienda aqui en Ourense, acabará en mi cazuela 😀

    1. Anda, yo pensaba que era trigo… Ya te digo. La verdad es que está muy rica. Pero no es la minestra di farro que yo buscaba. Así que seguiré buscando recetas… 🙂

      1. A mi me ha dado por las burguers y las ensaladas, y parece que no salgo de ahí, ahora tengo un antojo enorme me un potaje, creo que me inspirare en tu receta pero con trigo sarraceno 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *