Pasta con champiñones

Y diréis: ¿es que solo comes pasta? Pues no, la verdad. También como otros cereales y arroces, pero esas recetas que he hecho últimamente ya las tengo aquí colgadas… Y sándwiches. También ceno sándwiches… pero no me da por hacerles fotos porque son muy simples. Con la cantidad de recetas pasmosas que hay en internet (¡y en mis libros veganos!) de sándwiches, es raro que no haya decidido hacer alguna para colgarla aquí. Lo remediaré pronto, espero.

Esta receta es producto de unos champiñones que compré un sábado y ya era martes y de 2 zanahorias que corrían el peligro de ponerse blandurrias y asquerosas… y de un robot de cocina completísimo que me compré. Si alguna vez pensáis en que necesitáis un rallador, una mandolina, una batidora, etc. creo que la mejor inversión es un robot de cocina. Bueno, la mandolina tiene la ventaja de que no gasta energía y es manual. El robot viene con discos ralladores y que cortan a rodajas, con una batidora para hacer masas y con varios aparatejos más que no he usado aún: entre ellos, una batidora de vaso, aunque me temo que la mía es mucho más potente. Quería comprobar cómo picaba y piqué verduras a mansalva para hacer una salsa para la pasta. Este plato se podría haber llamado “pasta con boloñesa de champiñones” o algo así, pero también podéis dejar los champiñones y las zanahorias más enteros…

Ingredientes para 4 raciones de salsa de 240 gramos cada una

  • 240 gramos de pasta (los celíacos, sin gluten, claro está)
  • 650 gramos de champiñones picados
  • 2 zanahorias
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 250 gramos de cebolla (1 cebolla grande)
  • ajo en polvo
  • perejil seco
  • 1 cucharadita de sal
  • 100 mililitros de vino blanco

Preparación:

En una olla bien grande, se ponen a calentar las 2 cucharadas de aceite a fuego medio. Una vez caliente el aceite, se añade la cebolla picada con la zanahoria y se deja rehogar hasta que se ponga blandita, de 5 a 7 minutos, removiendo de vez en cuando. Se agregan los champiñones. Se les dan unas vueltas durante 5 minutos. Luego, se agrega el vino blanco, ajo en polvo al gusto, perejil en polvo al gusto y la cucharadita de sal. Se sube el fuego, se lleva a ebullición y, cuando hierva, se baja el fuego a fuego medio-bajo y se deja cocer hasta que el agua se haya absorbido.

Se cuece la pasta y se le añade la salsa. No la he probado con tomate frito, pero tiene que estar muy buena también.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

6 thoughts on “Pasta con champiñones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *