Hamburguesas de champiñones y cebolla caramelizada / Sweet Caramelized Onion Burger

Sí: uno puede comprar hamburguesas hechas. Sí: son más cómodas. Y están muy ricas. Pero no saben igual que las caseras y, sobre todo, no controlas tú los ingredientes, lo que implica que siempre son de peor calidad, porque así funciona la industria: máximo beneficio con el menor gasto posible. Y es comida procesada y no queremos comida procesada. Y tienen un montón de sal. Y Además, yo tenía muchas ganas de probar el método para envolver hamburguesas y congelarlas del que habla Creativegan (que, en materia de explicaciones, es como mi Biblia culinaria. Antes, engrasaba el molde, se me estropeaban las hamburguesas… Vamos, que nunca se lo agradeceré lo suficiente).

Están MUY buenas y son lo más parecido a «textura cárnica» que he encontrado, siempre que se tomen, digo yo, entre pan rico, con lechuga (quien pueda, snif), tomate y lo que sea que le echéis a las hamburguesas. Yo me la he tomado sola. Los piñones, de verdad, le dan un puntito, pero son caros de narices. Rematadamente caros, es una cosa casi obscena. Sobre todo los míos, que encima son ecológicos. Y sí: podía haber planchado el mantel. Ay.

La receta es de The Best Veggie Burgers on the planet.

Ingredientes para 4 hamburguesas grandecitas:

  • 2 cucharadas de aceite vegetal, más algo más para freír, si las fríes, porque puedes hacerlas al horno
  • 1 cebolla blanca, grande, en juliana
  • 140 gramos de champiñones, picados o en rodajitas
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 1 taza (160 gramos) de harina de arroz
  • 2 cucharadas de maicena
  • ¼ taza (30 gramos) de piñones
  • 1 cucharada de perejil seco
  • ¼ cucharada de humo líquido, opcional. Yo no le puse.

Preparación:

Precalienta las dos cucharadas de aceite en una sartén a fuego medio-alto. Añade la cebolla, los champiñones y el ajo. Agrega una pizca de sal y saltea, removiendo a menudo, hasta que los champiñones hayan reducido de tamaño hasta la mitad, lo que te llevará unos 5 minutos.

Agrega el vinagre y el sirope de arce. Baja el fuego y ponlo a fuego medio y cocina 10 minutos largos, moviendo ocasionalmente, o hasta que casi todo el líquido se haya consumido. Añade pimienta al gusto. Aparta del calor y deja enfriar.

Transfiere el contenido de la sartén a un bol. Añade la harina de arroz, la maicena, los piñones, el perejil y el humo líquido y amasa hasta que obtengas una masa manejable. Si crees que está demasiado seca, no te preocupes: sigue amasando y se pondrá mejor, prometido. De hecho, lo que ocurre es que, como los champiñones son blanditos y no han perdido todo el líquido, se transforma en una masa.

Forma cuatro hamburguesas. A mí me salieron cuatro hamburguesas grandecitas, pero yo tengo un aparato que les da forma. Si no lo tenéis, usad un aro de emplatar o las manos. La irregularidad es bella.

Cocínalas como quieras. Hornea en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos en una bandeja de horno con papel de hornear: pincélalas antes con aceite y dales la vuelta a mitad de cocción. O fríelas en una sartén con una pequeña cantidad de aceite durante tres minutos por cada lado a fuego medio-alto o hasta que se forme una bonita corteza crujiente.

Si estáis a dieta, tened en cuenta que cada hamburguesa lleva 40 gramos, más o menos (algo menos) de harina de arroz, así que ya lleva hidratos de carbono para parar un tren y tendréis que ver vuestras raciones recomendadas. Si no estáis a dieta, pues daos un lujazo y comedlas con pan y patatas fritas y nachos con guacamole y un trozo de tarta de postre. A mi salud.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

7 thoughts on “Hamburguesas de champiñones y cebolla caramelizada / Sweet Caramelized Onion Burger

  1. Niña cuantas recetas de hamburguesas! No doy abasto!! je je!!
    Mira que me compré este libro (porque te oí hablar de él) pero no he tenido tiempo de mirarlo mucho.
    Ayer hice las de garbanzos (un poco tuneadas) y están muy ricas. Estas las hago la semana que viene! 🙂

  2. Bueno, pues he decidido dejar de comer porquería, y ponerme a cocinar porque odio gran parte de mi vida gatronomicamente hablando. Lo primero que hice fue venir a tu blog y tomar ideas.

    Esta es la que mas me gusta para empezar a ponerme las pilas ^^ Igual hasta retomo mi blog, es muy util como archivo de recetas tenerlo actualizado jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *