Día Mundial de la Alimentación

El pasado día 16 se celebró el Día Mundial de la alimentación.

La finalidad del Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), es la de concientizar a las poblaciones sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El Día coincide con la fecha de fundación de la FAO en 1945. En 1980, la Asamblea General respaldó la observancia del Día por considerar que “la alimentación es un requisito para la supervivencia y el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental” (resolución 35/70, del 5 de diciembre).

 

Y ahora copio un mensaje de la AEDN, que es la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas.

La Asociación Española de Diestistas-Nutricionistas (AEDN) se quiere sumar al reconocimiento de las cooperativas y quiere llamar la atención de la importante labor que desarrollan en la alimentación.

También desde la AEDN queremos aportar nuestro granito de arena al discurso de apoyo de las cooperativas agrícolas.

En el marco del Congreso Mundial, la AEDN presentó su slogan para acoger el próximo Congreso Mundial en 2016: “Going to sustainable eating”. La sostenibilidad es un concepto que excede la cuestión medioambiental. Abarca la gestión de los recursos naturales, el buen uso de las materias primas y la elección de energías eficientes. Y también, y aquí es donde vamos a desarrollar nuestro esfuerzo científico y profesional los cuatro años que nos separan de Granada, la sostenibilidad incluye la promoción de los alimentos de temporada y locales, el respeto al entorno, de las tradiciones agrícolas y de sus alimentos. Es sostenible capacitar a la agricultura local para que sea capaz de cubrir las necesidades nutritivas de los habitantes de su entorno.Las cooperativas son una fórmula muy oportuna, no sólo en los países del Sur. En Europa, y en España, también pueden ofrecer sus valores para la mejora de la economía y la alimentación.

Además, la AEDN quiere animar a todos a probar ‘ser agricultores’ en escala doméstica. Si bien las cantidades recolectadas en un huerto a pequeña escala puede no cubrir las necesidades de una familia, cumple el propósito de reconocer la agricultura como el lugar donde se cultivan los alimentos sanos y necesarios en una cesta de compra de una dieta saludable. Las frutas y las hortalizas se reconocen y se incluyen en la vida cuanto más cerca se tienen,  y esto es especialmente importante para mejorar su consumo en edades infantiles.

Yo no me veo con un zacho, sinceramente. Soy urbanita y la naturaleza me gusta lo justo. Poquito. He tardado siglos en admitirlo, porque vivo en “la” comunidad rural por excelencia, la de los locos por el campo y la de los niños acostumbrados a dar de comer a los cerdos, que aprenden a montar a caballo antes de saber caminar y que saltan cercas con una soltura que ni Javier Sotomayor. Pero una cosa es que a mí me guste el asfalto y otra bien distinta que no reconozca la labor de los agricultores: de hecho, a mí lo que me produce pavor es que los ministros de Agricultura de la Unión Europea siempre sean de países en los que han visto un tomate solo en foto y como producto exótico.

Albahaca púrpura de las Huertas del Abrilongo

Ahora son los pequeños agricultores los que están recuperando especies que dejaron de cultivarse; sobre todo de cereal, pero también la zanahoria morada (aquí, en Extremadura, la cultivan pero solo tienen la piel morada: yo comí una en Canadá que era morada entera, por dentro también) o las berenjenas blancas. ¿Cuánto habrá por ahí dispuesto para nuestro paladar? Es realmente fascinante. Y por eso hay que cuidarlo.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

4 thoughts on “Día Mundial de la Alimentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *