Sopa de tomate al rooibos / Rooibos tomato soup

Parece gazpacho, pero no lo es y sabe, desde luego, completamente distinta. Creo que se ha convertido en una de mis recetas de cabecera para este verano. No solo es facilísima de hacer, sino que el sabor es espectacular y sirve tanto como sopa reconfortante de invierno como para servir un entrante muy frío.  La receta la he tomado de un libro que pedí hace algún tiempo: Alice’s Tea Cup: Delectable Recipes for Scones, Cakes, Sandwiches, and More from New York’s Most Whimsical Tea Spot. Alice’s Tea Cup es un local hermosísimo de Nueva York (bueno, en realidad son tres locales) cuya reseña podéis leer en Comparte Postres, que es el otro blog de cocina que tengo, compartido con varios buenos amigos, muchos de ellos tan enamorados de Nueva York como yo. Si alguna vez vais a Nueva York con niños, que sepáis que tienen platos (como esta sopa) y bizcochos veganos. Yo fui solo a la hora del té, en espera de encontrarme con el sombrerero loco, pero después de probar su sopa, casi lamento no haberme quedado a comer…

Ingredientes para 10 o 12 raciones

  • ½ taza más 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • ½ taza de apio picado
  • ½ taza de cebolla roja picada (una cebolla mediana)
  • 2 dientes de ajo picados
  • 8 tazas de un buen caldo vegetal
  • 3 cucharadas de hojas de Rooibos, a ser posible ecológico
  • 7 tazas de tomates de lata picados
  • 3 hojas de laurel
  • sal
  • pimienta negra

Preparación:

Calienta dos cucharadas de aceite en una ollita mediana a fuego medio. Saltea el apio, las cebollas y el ajo de 7 a 10 minutos, hasta que estén tiernitos.

Mientras, mezcla una ½ taza del caldo vegetal y las hojas de té en una olla a fuego medio y calienta hasta que hierva. Justo cuando hierva, aparta del calor y deja reposar 5 minutos. Luego cuélalo, pero reserva el caldo, claro está. Desecha las hojas de té.

Mezcla los vegetales salteados, el caldo en el que has echado las hojas de té, el resto del caldo y los tomates con las hojas de laurel en una olla grande. Tápalo y cocina a fuego medio durante 1 hora.

Aparta del calor, quita las hojas de laurel (no te olvides de este paso) y pon la sopa en el vaso de la batidora: hazlo en tandas si es necesario. Haz puré la mezcla, añadiendo la restante media taza de aceite mientras la máquina está en marcha, para que emulsione. La consistencia será cremosa. Añade sal y pimienta al gusto y ya tienes una magnífica sopa de tomate al té Rooibos.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

16 thoughts on “Sopa de tomate al rooibos / Rooibos tomato soup

  1. Hola:

    Que pinta tan estupenda, y nada complicado. Creo que la intentaré hacer y ya te digo.

    Gracias por la receta.

    Un saludo
    Agus

    1. Te aseguro que te va a sorprender… Eso sí: la pinta es de gazpacho, ojo. Así que te quedas como rara cuando te lo metes en la boca y descubres que no es gazpacho… 🙂

  2. Gracias, tiene un pintón, voy a probarla ¿Sirve el Roiboos en bolsitas que se compra empaquetado, y que lleva naranja o vainilla?. ¿Sirve el roiboos seco que venden al peso en las tiendas de te? ¿ o hay que buscar hojas enteras?

    1. Yo usaría el puro. Sin dulce. Porque con vainilla no sé. Yo lo compré en una tienda de tés, pero lo he visto en bolsitas, solo el Rooibos sin aderezos de aromas o frutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *