Cosas que me da miedo contar

Biscayenne, a la que sigo mucho aunque no haga ninguna de sus recetas porque estoy a dieta y aprendiendo a comer bien, ha escrito una entrada que se titula La vida no es tan dulce o cosas que me da miedo contar. A mí no me da miedo contar nada, pero me gustan los memes y, como tengo pendiente seguir con el apartado de pastelería vegana pero hay un examen de inglés a la vuelta de la esquina, también quiero contar.

Imagen de Biscayenne
  • Tengo un blog de cocina vegana pero no soy vegana, aunque he reducido drásticamente mi consumo de productos animales. Y además la mayoría de las veces creo que la información sobre el veganismo (y el vegetarianismo) está mal planteada, pero eso daría para siglos y siglos de debate y ahora no tengo tiempo ni ganas.
  • No sé cocinar. Sigo las recetas al pie de la letra y casi siempre me salen bien. Las saladas. Lo de las dulces ya es harina de otro costal. Algún bizcocho se me ha desparramado por el horno, unas galletas terminaron siendo una masa informe y cada vez que pruebo una receta nueva me enfrento a ella con una mezcla de pavor y reverencia. No tengo excesiva paciencia en la cocina o pensaba que no la tenía, pero ahora estoy aprendiendo a esperar a que se pochen las berenjenas sin sacarlas medio crudas porque ya estoy harta de que tarden más de quince minutos en estar listas.
Rosas de Lily Vanilli.
  • Me gustan mucho las tartas con fondant y los cupcakes historiados, pero dudo que me metiera en la boca algún pedazo de eso alguna vez. Me gustan como elemento decorativo y me encantaría saber hacer una rosa negra, pero me temo que no voy a comprar nunca ni el fondant ni el material necesario porque no soy muy buena con las manualidades.
  • Comencé a intentar aprender a cocinar a causa de una enfermedad intestinal. Ahora descubro nuevos sabores y busco platos congelables.
  • Me encantaría tener más idea de fotografía, pero sé que no voy a tener tiempo de preparar un decorado durante una hora y, además, no me veo diseminando semillas y espolvoreando canela por mi mesa, porque luego voy a tener que limpiarlo y tirarlo, lo que me parece un crimen. Todos mis platos son blancos salvo tres que me compré por aquello del estilismo fotográfico, pero, como no me caben más, serán los que aparezcan en el blog eternamente. Eso sí: uso trípode. Pero no tengo servilletas bonitas y prefiero gastarme el dinero en otras cosas.
  • Como siempre he creído no saber cocinar, me da mucha vergüenza que los demás prueben mis creaciones. A mí me gustan, pero no sé si a los demás le gustarían, salvo a mi hermano Nacho, que tiene muy buena boca y que es mi conejillo de indias. Me ha pedido más patés vegetales, así que supongo que le encantaron.
  • Solo como pan hecho por mí, con una panificadora, pero, salvo el primero (que fue la suerte del principiante) jamás me ha salido un pan bien. Todos se me hunden por el centro, lo que significa que tienen mucha agua, poca harina o demasiada levadura. Pero, como siempre hago una receta distinta porque me voy quedando sin harinas, nunca puedo ajustarlas. Y no sé si sabría. Sí: me los como igualmente y me gustan mucho y, además, sé que llevan solo harina ecológica, levadura, sal y agua con sus semillas y frutos secos, sin mejorantes químicos. Pero algún día me saldrá un pan digno de ese nombre.
  • Mi blog es un compendio de recetas y algún artículo, porque tenía un blog personal pero me quedé sin nada que decir.
  • Me sobran 30 kilos y estoy intentando aprender a comer. Odio hacer ejercicio. Soy un pato mareado. Me gustan los dulces. Me encantan las guarradas. Yo soy de las que se piden la pizza en el restaurante, mientras veo al resto de mujeres tan monísimas atacar su ensalada y robarle a su pareja una patatita, que será la única patatita que se hayan comido en diez años, las muy putas. Me encantaría tener más autocontrol y, por ahora, estoy consiguiendo controlarme. El día que mis compañeros de trabajo cambien los bizcochos, los Donettes, las gominolas y las tartas que traen cada dos por tres para celebrar sus cumpleaños por una buena caja de zanahorias yo seré feliz. Mientras tanto, al lado de mi mesa hay manjares al menos una vez por semana que me hacen salivar y pensar en por qué Dios no me habrá otorgado un cuerpo escultural, más acorde con la idea de tía buena que siempre quise ser y nunca fui.
  • Tampoco sé pintarme ni sé andar con tacones. No tengo pareja, no la he tenido nunca y dudo mucho que la vaya a tener. De vez en cuando me pregunto cómo será que te quiera alguien. Cómo se sentirá.
Para suscribirte...
Muchísimas gracias

29 thoughts on “Cosas que me da miedo contar

  1. Sobre el último punto no estoy de acuerdo. Hay muchísima gente que te quiere, no deberías decir esas cosas!
    De todas formas, estoy empezando a pensar que tener pareja está sobrevalorado.

    Y sobre el primer punto, coincido. Creo que se pierden “slogans” mucho mejores jugándoselo todo a la carta aimalista.

    1. ¡Me refiero a querer de estar enamorado! Eso no me ha pasado nunca. Y me intriga. Sobre el primer punto, ciertamente, habría mucho que debatir. Pero luego te llaman insensible y poco ética y no sé cuántas cosas más…

  2. Cari, si tú no te quieres da igual tener pareja o no tenerla! Empieza a quererte por favor!
    Lo del pato mareado…. tiene que haber de todo, no???????????? Además, ten en cuenta una cosa, los tíos “buenos” siempre acaban con un patito mareado colgado del brazo!!!! Sobre todo porque prefieren a una tía que les haga disfrutar de una pizza y que NO LES ROBE PATATAAAAAAAAAS!!!! Conste, yo también me como la pizza y además le robo una patata a mi chico! jajajajaja

    1. Yo sí me quiero. Es decir, me conozco, sé a lo que llego y a lo que no llego y, desde luego, no me desprecio. Tampoco quiero a un tío bueno. No sé si quiero a alguien. Creo que ahora mismo no. Y si hubiera patatas por ahí, yo las robaría todas.

  3. Pues vete preparando para los dulces y pizzas de Buenos Aires… Por no hablar de las empanadas, los helados y cia. Lo del bife de chorizo tal vez ya no te llame la atención, pero sólo te diré que merece la pena probarlo una vez en la vida… Ummm, estoy babeando, así que me voy a una parrilla a zamparme uno, eso sí sin papas fritas. Con ensalada está más bueno y no se te llena la panza de carbohidratos.

    1. Ya me dijeron que debería perder peso… pero voy a intentar controlarme también en Buenos Aires… Aunque coma dulce de leche y mantecoles… (creo que se llaman así, me lo dijo una compañera de trabajo que estuvo allí y que quiere que le traiga). ¡Pretendo no venir con 10 kilos más!

  4. No quiero creer lo que leo, empezando por el final debes saber que tener pareja solo es una opción, ni es obligatorio ni todos tenemos porqué seguir esa pauta. Es lo mismo que tener hijos, se puede ser inmensamente feliz estando solo, igual que sin hijos.

    Los kilos de más no son del todo culpa tuya, es muy dificil saber donde está el punto exacto, si comes poco te dirán que te faltan “nutrientes”, si comes mucho engordas… Creo que en general comemos de más, lo mejor que puedes hacer es empezar a reducir las cantidades, pero no te prives de todo, cuando comas no lo hagas sin pensar, come de manera consciente y si te atrae el vegetarianismo, come sin hacer daño, eso te ayudará, igual que pensar que muchos no tienen que comer, con eso evitas la glotonería.

    Y en definitiva, hacia tiempo que no leía a alguien que escribe tan bien y con tanta sinceridad, cuentame entre tus seguidores y no te enfades si no comento, no suelo hacerlo.

    Un beso,

    1. No sé… Yo creo que es una opción “si tienes la opción”: si no tienes la opción, deja de ser una opción, que es algo que, por definición, se puede elegir 🙂
      Yo creo que mis kilos de más son porque me he puesto hasta el culo. Ahora estoy a dieta con una nutricionista y por ahora me va bien, aunque a veces tengo ansiedad. Para variar. Yo siempre tengo ansiedad y siempre quiero comer. Otra cosa es que elija no comer… porque realmente tengo que perder 30 kilazos, uno detrás de otro… Y sobre los niños, creo que se me ha pasado el arroz, aunque ya no les tengo alergia como antes. Muchas gracias, Eu, a mí también me pasa lo de la falta de tiempo para comentar, la verdad…

  5. me ha encantado lo de las “putas”….jajaja, pienso lo mismo… cuando veo a esas sílfides rubias maravillosas, diciendo que ellas comen lo que quieren, entiendo porqué en USA hay algunas estados en qeu están permitidas las armas…. Es broma…pero dan rabia esas chulitas!!!!!!
    Animo… se te ve encantadora. Los hombres están cegados también por el cuquismo y el bonitismo… es la era que nos ha tocado vivir.
    Sabes cual es el truco de una buena dieta ???(y te lo digo con conocimiento de causa), econtrar los alimentos que SI te hacen feliz y no son un ataque a lo “politicamente correcto”… en mi caso fueron los tomates… buscar los nutrientes necesarios para no debilitarse, no dejar de lado el calcio (yougures y batidos descremados), el potasio que se pierde en todas las dietas (de vez en cuando un paquete de pipas de calabaza, que va ideal para la ansiedad) y hartarse de lo que te gusta: tomates para mi(ensalada, gazpacho…) y te aseguro que FUNCIONA. Pero has de ser feliz haciendo dieta!!!!! es el truco más importante.
    Besos solidarios

    1. Creo que ha sido la parte que más le ha gustado a todo el mundo… ¡lo que me hace pensar que mucha gente tiene, o cree tener, problemas con su cuerpo! Pero sí, luego también pienso que, claro, comiendo sano, cualquiera se mantiene. Lo que no podemos pensar es que nos vamos a mantener, y aun adelgazar, comiendo patatas fritas… A mí también me encantan los tomates, la verdad. Y los frutos secos. Y las cerezas… Intento comer siempre cosas que me gustan. Hoy he descubierto que el apio no está entre esas cosas. Por muy sano que sea.

  6. jajajaja me ha encantado lo de “las muy putas”!!! sobre todo porque aunque no soy rubia ni estupenda soy del grupo de las que nunca han estado a dieta 🙂 Aunque no es algo para estar orgullosa, porque es el metabolismo que me ha tocado en suerte y punto.
    Y yo tampoco tengo platos ideales ni intención de comprarlos. Además, estoy harta de ver los mismos platos ideales en todos los blogs….

    1. A mí me encantan los platos y las cosas de cocina, pero es que no me caben, la verdad, y solo tengo platos blancos y alguno transparente que en realidad es una bandeja. No tengo espacio, así que uso siempre los mismos platos, los mismos salvamanteles y ni siquiera tengo bolsitas de tela o de cartón. Pero me gustaría saber hacer mejores fotos… o tener la paciencia para montar un estalache entero y luego recogerlo… que creo que no la voy a tener nunca, oye.

  7. Buenísimo lo de las “muy putas” Pienso que quien hizo el reparto de genes estaba borracho ese día. Y me pareces muy valiente por escribir (tan divinamente como lo haces) esas cosas que “te da miedo contar”. Me hago seguidora incondicional de tu blog y como ya te han dicho quiérete porque eres bellísima. Besos!!

    1. Huy, no. Yo bella no soy, te lo aseguro. Pero a mí sí que me gusta cómo soy (de carácter). Otra cosa es que no sepa que no soy guapa… ni estoy buena… Me lo han dicho hasta los que se han liado conmigo, hija, qué quieres que te diga. Tarde o temprano te acaban diciendo a la cara que no eres guapa y no estás buena.

  8. No te conozco, pero perdóname si te digo que te daría una bofetada porque dices que no sabes cómo será que alguien te quiera. Tu familia no te quiere?. Tus amigos no te quieren?. Y nosotros, entonces, qué hacemos por aquí leyendo cada cosa que escribes?. Sarmale, crees que las tías buenas son más queridas?. Ya te digo yo que no. Que las he conocido y las han querido menos que a mí, así que, no seas tontorrona y quiérete tú un poco más.
    Bueno, quizás me he pasado 3 pueblos al decirte esto, pero ya que estamos con arranques de sinceridad, tenía que intentarlo…
    Besitos y besotes

    1. Creo que hay una gran diferencia entre que alguien te quiera (tu padre o tus hermanos o tus amigos) y que alguien esté enamorado de ti. Yo eso no sé cómo es. Y decir eso no significa que yo no me quiera, que me quiera suicidar o que sea una infeliz. A mí mi vida me gusta mucho, me gustan mucho mis amigos, me gusta mucho mi carácter (bueno, algunas partes) y me gusta mucho mi escala de valores y mi manera de enfocar las cosas. Pero nunca jamás se ha enamorado nadie de mí. Eso es una realidad. Decir eso no creo que implique que una no se quiera.

      1. Claro que no es lo mismo, Sarmale. Pero ya te digo yo que el amor es amor, venga de donde venga. El amor que nos venden en las revistas o en las pelis dura lo que el papel de celofan de un ramo e flores. El amor que queda es igual que los demás.
        No he querido faltarte, simplemente recordarte que no hay que idealizar ni creer a pies juntillas lo que nos dicen otros y en este sentido, el amor está sobrevalorado. Si tienes buenos amigos y familia, chica, la mayoría no tiene ni eso…
        Besitos mi niña…

  9. El amor es amor, pero no es el mismo amor ni se actúa de la misma manera. Generalmente, me dicen: “Está sobrevalorado” o “no es para tanto”. Son gente que tiene pareja. ¿Por qué no cortan con sus parejas, si está sobrevalorado y no es para tanto? ¿No será que es que realmente están muy bien con sus parejas?

    1. Yo no sé, Sarmale, por qué mucha gente no rompe con sus parejas, aunque tengo la ligera sospecha de que es por miedo a la soledad. Yo puedo hablar en mi nombre y es que simplemente le quiero. No creo que esté enamorada, sino que es la persona con la que mejor me complemento, con sus defectos y virtudes. Y yo creo que sí se actúa de la misma manera, salvo en el sexo, claro está. Pero, bueno, éste no es el tema.
      Tienes tus razones y yo las mías. Cada una tiene su parte de razón y eso no seré yo quien lo discuta.

      1. Pues eso es: tú le quieres y él te quiere. A mí eso no me ha pasado nunca. Era lo único que quería decir. Que me pregunto cómo será.

        Ah. Y tengo 35 años, uno detrás de otro. Vamos, que no acabo de nacer.

  10. Hola, ni que fueras un fenómeno de la naturaleza, qué negro lo pintas, yo creo que las gordas y las flacas y las normales pueden ser atractivas igual y que por el ancho mundo hay un montón de personas susceptibles de ENAMORARSE de ti, sólo que todavía no has tropezado con ninguna de ellas, y si, estar enamorada y ser correspondida es… la ostia, te cambia la vida, esas miradas, esos achuchones, no tiene que ver nada con el amor de la familia y los amigos.
    Un abrazo preciosa, cuéntanos cuando aparezca.

  11. Qué decirte ya!!, pues que a mi me has cautivado, con ese desparpajo al escribir, me has arrancado una buena risotada al leer verdades como puños, y al estar muy de acuerdo en muchas coas de las que dices. Enhorabuena, por tu valentía, por tu sinceridad, y por ser tu misma, sabes?, esa persona especial puede estar en cualquier lado…Te sigo cerquita. Besos!!

  12. No había leído este post hasta ahora y…..me encanta! porque me encanta tu sentido del humor y tu manera de contar las cosas.
    Lo bueno de haber leído esta entrada casi un año después de haberla escrito es que me consta que hay cosas que han cambiado. Y a mejor!

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *