Ensalada de diario de garbanzos y quinoa

Confieso que me estoy enamorando a pasos agigantados de Isa Chandra Moskowitz. Tengo ya todos sus libros: en algunos de ellos, en algunas recetas (muy pocas) utiliza ingredientes que en España son complicados de encontrar, al menos en Extremadura, pero ¿qué más da? Salvo en repostería, hay que sentirse libres para modificar o suprimir alguno de ellos. Y además, todas las que he probado (y ya van algunas) han salido simplemente exquisitas.

Hay que poner los anacardos a remojar la noche anterior, a no ser que tengáis una batidora muy potente (es decir, Vitamix, Thermomix o Mycook)

Esta receta de ensalada es saciante, pero no empacha, con su justo equilibrio entre el cereal y las legumbres. El aliño, sin aceite, es simplemente maravilloso: tiene toques ácidos y dulces a la vez. Está sacada de Appetite for Reduction. Como siempre, incluyo el enlace del libro por si leéis en inglés y queréis adquirirlo.

Ingredientes para la ensalada:

  • 2 tazas de quinoa, ya cocida y fría
  • 1 cebolla roja pequeña en tiras o picadita
  • 4 tazas de lechuga romana picada
  • 400 gramos de garbanzos cocidos escurridos y enjuagados
  • 1 receta de Balsamic Vinaigrette

Ingredientes para la vinagreta balsámica:

  • ¼ taza de anacardos en trocitos
  • 2 cucharadas de escalonia (chalota, echalote: son esas cebollas que parecen un balón de rugby, por la forma) cortada en trozos grandes
  • ½ taza de agua
  • ¼ taza de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • ¾ cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida

Preparación:

Prepara la vinagreta. Pon los anacardos en agua durante toda la noche y tira el agua. Ponlos con la chalota en la picadora y pícalos. Ahora, en el vaso de la batidora (no en la picadora, que se saldrá el líquido: lo he comprobado: la cocina es ensayo y error), añade a los anacardos el resto de los ingredientes. Bate durante al menos cinco minutos, raspando las paredes con una espátula. Ha de estar todo bien batido y sin grumitos. A mí me quedaron grumitos, pero no importó. Está riquísima igualmente.

En un bol grande, pon los ingredientes de la ensalada juntos y añade la vinagreta. Remueve. La vinagreta se mantiene en un recipiente tapado, en el frigorífico, tres días.

Para suscribirte...
Muchísimas gracias

5 thoughts on “Ensalada de diario de garbanzos y quinoa

  1. Esa vinagreta tiene muy buena pinta! la voy a probar.Tengo pendiente ojear algún libro de Isa Chandra, ya que la conozco porque salen sus recetas en muchos blogs, pero nada más.

    1. La vinagreta es estupenda, de verdad. Nada pesada. A mí me quedaron grumitos, la tengo que hacer de nuevo… Y las recetas de Isa Chandra Moskowitz, lo malo que tienen, para mí, es que le encanta hacer recetas de dos horas en la cocina… Y yo soy de «platos exprés». Además, he descubierto que no puedo cocinar más de una cosa a la vez, porque alguna me sale mal…

      1. Lo tendré en cuenta… yo si que suelo hacer varias cosas a la vez, así me cunde el tiempo en la cocina. Preparo una ensalada para cenar hoy, mientras hago una tanda de hamburguesas para acompañar la ensalada y poder congelar un par de tuppers llenos, a la vez que tengo un pan en la panificadora y unos muffins en el horno. Y la olla express cociendo legumbre!
        Ya verás que con un poco de práctica tu harás lo mismo!

        1. Lo tuyo me parece una maravilla. Yo lo del pan en la panificadora mientras tengo los muffins en el horno, puedo hacerlo. Pero ya más de una olla al fuego… La última vez que lo hice fue con las croquetas de mijo y brócoli que pensaba colgar aquí… y me quedé en las fotos de la preparación, porque la primera vez la receta salió perfecta pero la segunda, como estaba haciendo mil cosas a la vez, no. Salió una cosa rara que tuve que recocer al día siguiente… ¡Tú eres una máquina!

Responder a Sarmale Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estoy harta de spam... :) *